Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Cultura, ocio y deporte > Los usuarios de nueve de los once centros cívicos reclaman su ampliación o (...)

Centros cívicos

Los usuarios de nueve de los once centros cívicos reclaman su ampliación o unas nuevas instalaciones

Los vecinos valoran de forma positiva las actividades organizadas en las dotaciones municipales pero critican la falta de espacio en los edificios más antiguos

Viernes 7 de abril de 2006 · 835 lecturas · rss article rubrique


Los vecinos y usuarios habituales de los centros cívicos han emitido un dictamen sobre la situación actual en la que se encuentran estas dependencias muni- cipales. Las principales asociaciones y colectivos de cada uno de los barrios puntúa el estado de las infraestructuras, las dotaciones existentes y las necesidades de mejora de cada uno de los centros. Las asociaciones y colectivos de nueve de los once centros cívicos existentes en la capital coinciden al señalar la necesidad de ampliar las instalaciones o bien construir nuevos inmuebles, al considerar que los ya existentes «se han quedado pequeños». Los más satisfechos con el espacio disponible son los vecinos de Pajarillos, San Isidro y Vadillos, usuarios de los centros cívicos de reciente apertura, el integrado de la zona este y el Bailarín Vicente Escudero.

EL CAMPILLO

Necesita ascensor

Da servicio a: Zona centro.

Deficiencias: Carece de ascensor para permitir el acceso a las personas de movilidad reducida. Los vecinos esperan que el anunciado centro cívico de la calle José María Lacort cubra la ausencia de un centro de mayores en la zona.

Lo mejor: Su ubicación, en el corazón de la capital.

Los residentes de la zona centro llevan años pidiendo un nuevo ascensor que facilite el acceso a las instalaciones de las personas con movilidad reducida. La presidenta de la asociación de vecinos Caño Argales, Carmen González, asegura que «hay gente que ha dejado de ir a determinadas conferencias porque no pueden subir las escaleras». «Tenemos todas las esperanzas en el anuncio del Ayuntamiento de que construirá un nuevo centro dotacional en José María Lacort», añadió. Según los vecinos, el nuevo centro debería contar, como principal atractivo, con un espacio de atención para personas mayores.

PARQUESOL

Aulas insuficientes

Deficiencias: Los vecinos aseguran que se ha quedado pequeño para las actividades que organizan. Piden mejoras en el salón de actos y sistemas de aire acondicionado.

Lo mejor: Uno de los centros con más programación dedicada a los niños, con actividades los sábados.

«Desde la asociación pedimos un nuevo centro cívico, porque el barrio lo necesita», explica Manuela Corral, de la asociación Ciudad Parquesol. «La verdad es que se ha quedado muy pequeño y las aulas son insuficientes o muy pequeñas. Todo esto lo salvamos con la buena voluntad de todos los colectivos y la tarea del coordinador para repartir horarios, pero aún así hay deficiencias. Hay salas que están muy mal iluminadas», comenta. Los vecinos también protestan por el excesivo calor que hace en las instalaciones y han reclamado la colocación de equipos de aire acondicionado, sobre todo en la biblioteca. «El salón de actos es pequeño y no se pueden hacer representaciones como en otros barrios. Si estás en la cuarta fila, no ves nada. Y la megafonía tampoco es la adecuada», añade Corral, que valora de forma positiva las actividades y talleres.

ZONA SUR

Elevada ocupación

Da servicio a: Campo Grande, Paseo de Zorrilla, La Rubia y, hasta la construcción del nuevo centro cívico, a los residentes de la zona sur (Parque Alameda y Covaresa).

Deficiencias: La elevada concentración de asociaciones y colectivos ha saturado en ocasiones la disponibilidad de aulas y salas para reuniones y actividades.

Es uno de los centros cívicos más activos de la capital, con multitud de talleres, charlas, conferencias y exposiciones. «Está ocupado, como mínimo, al 90%», explica Víctor Manuel López, de la asociación Don Juan de Austria y Blomberg. «El sistema de calefacción y refrigeración no funciona bien y es muy antiguo. Además, nos hemos quejado varias veces de que los techos son muy bajos», afirma. También solicita mejoras en el escenario del salón de actos, «ya que hay algunas zonas, sobre todo en la parte de la derecha, que no se ven muy bien». «Es uno de los centros más antiguos -nos gustarían unas instalaciones más modernas-, pero tiene mucho movimiento», añade.

DELICIAS

Acceso a Internet

Deficiencias: Las asociaciones de la zona reclaman la ampliación del horario de apertura de la biblioteca y más aulas.

Lo mejor: Es un centro con una programación activa. El teatro es amplio, aunque los vecinos piden «que se le lave la cara. Necesita una mano de pintura y nuevas butacas».

«El barrio ha crecido mucho y hoy por hoy, las instalaciones se han quedado obsoletas, demasiado pequeñas», comenta Carmen Alonso, de la Asociación Familiar Delicias. Alonso destaca la carencia de la biblioteca, sobre todo, en libros de consulta. «Algunos de ellos son ya muy anticuados y no están muy actualizados. También serían necesarios más puntos de acceso a Internet», explica. Además, solicita la ampliación del horario de apertura de las salas de lectura «para que los jóvenes del barrio puedan estudiar, sobre todo en época de exámenes». Domi Fernández, de la Asociación de Vecinos Barrio Delicias, también apunta la falta de espacio. «El barrio tiene mucha actividad, somos muchas asociaciones y todas demandamos un lugar de reunión, por lo que no hay aulas suficientes para todos». Fernández recuerda la necesidad de pintar y cambiar las butacas del Teatro Canterac. «Algunas de ellas están remendadas con cinta de embalar», explica. Fernández se felicita por la programación social y cultural que acoge el centro.

CENTRO INTEGRADO ZONA ESTE

Buena biblioteca

Da servicio a: Pajarillos y San Isidro.

Deficiencias: Los vecinos piden mejor ventilación de determinadas aulas y la adecuación del entorno.

Lo mejor: Las instalaciones sobrepasan la idea de centro cívico con una piscina y el prometido centro de personas mayores. Es nuevo y amplio.

«Estamos contentos. Ha sido un espacio largamente reclamado», explica María José Larena, de la asociación La Unión de Pajarillos. «Es un espacio bonito, que dispone de bastantes salas y la disposición de la coordinadora hacia las entidades y asociaciones es buena». Larena destaca la «buena dotación» de la biblioteca y el satisfactorio número de puestos de acceso a Internet. Entre las mejoras, reclama un mejor sistema de ventilación para las aulas y la adecuación total del entorno. «Nos gustaría que la plaza tuviera bancos y algo de zona verde para convertirlo en un espacio estancial». Arturo Bombín, de la asociación El Páramo de San Isidro, aprueba con nota a las instalaciones, «tenemos una de las mejores bibliotecas de Valladolid. Siempre hay aspectos mejorables, pero no nos podemos quejar».

BAILARÍN VICENTE ESCUDERO

Punto de préstamo

Da servicio a: Vadillos, Circular, San Juan, Batallas.

Deficiencias: Los vecinos reclaman una biblioteca o punto de préstamo en las instalaciones.

Lo mejor: Es el centro cívico más moderno de la ciudad y dispone de un atractivo teatro y salón de actos para representaciones teatrales y musicales.

Si en la zona este resaltan la calidad de su biblioteca, en Circular y Vadillos critican la falta de un punto de préstamo. La asociación Bailarín Vicente Escudero ha remitido varios escritos en los que reclama una biblioteca para las instalaciones del centro cívico de su zona, aunque el Ayuntamiento ha asegurado que, de momento, no hay previsión al respecto. El grado de satisfacción en el resto de aspectos es alto, debido sobre todo a que se trata del centro más moderno de todos.

LA RONDILLA

Aulas insonorizadas

Deficiencias: Los residentes piden la insonorización de las aulas, que se dé un nombre a la biblioteca y la instalación de calefacción y sistema de aire acondicionado en el teatro.

Lo mejor: Son unas instalaciones muy dinámicas en la organización de coloquios y mesas redondas.

Las peticiones de los vecinos de La Rondilla pasan por la insonorización de las aulas y la climatización del salón de actos, «porque no tenemos ni calefacción ni aire acondicionado», comenta Rocío Matilla, de la Asociación Familiar Rondilla. Los vecinos también reclaman un nombre para la biblioteca (proponen el de Emilio Alarcos) y lamentan que durante la primavera varios colectivos deban ceder los espacios que usan habitualmente para que la Agencia Tributaria pueda desarrollar su campaña de la renta.

LA VICTORIA

«Sin dotaciones»

Deficiencias: Los vecinos aseguran que «no tenemos centro cívico». Las instalaciones ocupan un edificio junto al centro de personas mayores y la Policía Municipal. El salón de actos presenta un escenario pequeño y el espacio para el público tiene multitud de columnas entre las sillas, lo que dificulta la visión.

«Nosotros no tenemos centro cívico. Son unas dependencias en un edificio municipal que compartimos con Sacyl, la Policía Municipal y el centro de personas mayores», explica José Luis Díez, de la asociación Los Comuneros. «El salón de actos tiene excesivas columnas, por lo que no se puede ver nada. Tampoco hay un desnivel en el suelo para que quienes se sientan en la cuarta fila puedan ver bien». «La Victoria necesita un centro integrado, con biblioteca -que no tenemos en el barrio- y zona para mayores».

HUERTA DEL REY

Cambio a Magisterio

Deficiencias: El salón de actos, como el de otros centros cívicos, carece de un patio de butacas al uso. La falta de pendiente en el suelo dificulta la visión para los que se sientan en las líneas de sillas del centro o el fondo de la sala.

El futuro: Será sustituido por el centro en la escuela de Magisterio.

Los vecinos de Huerta del Rey resaltan las mismas carencias que los de La Victoria respecto al salón de actos. «Se debería acondicionar porque tal y como está ahora es muy difícil representar obras de teatro. Esta zona del centro cívico debería mejorar al 100%», comenta Juana Hernández, de la asociación Feria de Muestras. «Hay mucha gente, aunque algunos vecinos prefieren no ir debido al lugar donde está ubicado», comenta. Desde la asociación de vecinos Pisuerga recuerdan que la situación mejorará con la apertura del edificio dotacional en la escuela de Magisterio.

PILARICA

Pocas actividades

Deficiencias: «Se ha quedado pequeño», explican los usuarios, que reclaman salas más amplias. Piden además más programación cultural promovida desde el Ayuntamiento.

Lo mejor: El tejido asociativo de Pilarica y Belén dota de mucho contenido al centro cívico.

José Antonio Sanz, de la Asociación Familiar Pilarica, coincide con sus compañeros de otros barrios al señalar que las instalaciones «se han quedado pequeñas, aunque es algo que se veía desde el principio». «Cada vez llegan menos libros a las bibliotecas municipales y aquí lo notamos mucho», explica. Respecto a las actividades culturales y los talleres formativos «son más los que planificamos los propios colectivos y asociaciones de la zona que los que nos programa el Ayuntamiento».

ESGUEVA

Nuevos espacios

Da servicio: Hospital. También, aunque más alejados, a Barrio España y San Pedro Regalado.

Deficiencias: Es un centro muy pequeño que aprovechó la construcción ya existente. Carece de aulas espaciosas y el salón de actos también es muy reducido y no dispone de vestuarios.

«Las aulas son muy pequeñas. Solo hay una en la que se pueden hacer ciertas actividades, la 19-20, que se creó con la unión de dos salas ya existentes», indica Mariano Torío, de la asociación El Refugio. Lamenta además que las actividades del Ayuntamiento «copen casi todas las salas y no dejen espacio para las asociaciones. Nosotros tenemos que organizar algunos talleres y actividades en el colegio Macías Picavea porque no suele haber aulas libres para todas las actividades previstas». Además, el salón de actos de estas instalaciones carece de vestuarios y el escenario es de dimensiones reducidas, lo que limita mucho la organización de determinados espectáculos musicales y teatrales.

Mucho movimiento para poco espacio

Hay una cosa más o menos clara, y es que el grado de satisfacción de los vecinos con su centro cívico depende -y mucho- de la antigüedad de las instalaciones. Los más satisfechos son los usuarios de las instalaciones de Bailarín Vicente Escudero y el centro zona este
(Pajarillos y San Isidro). Son las instalaciones más modernas y con los teatros mejor equipados. En Vadillos reclaman una biblioteca y en Pajarillos disponen de uno de los puntos de préstamo más atractivos de la capital, sobre todo en puestos de acceso a las nuevas tecnologías.

Los centros cívicos Esgueva, El Campillo y La Victoria son los que más críticas reciben con respecto a la poca superficie disponible para la organización de actividades. También se quejan en Pilarica, Huerta del Rey, Parquesol, Delicias y, en menos medida, en la zona sur y La Rondilla. Los vecinos entienden que el Ayuntamiento no atendió en su día a las previsiones de crecimiento en los barrios. Ahora reclaman nuevas instalaciones, centros de nueva planta que suplan las deficiencias de espacio de los actuales. Si las críticas son comunes respecto a la amplitud de instalaciones, no ocurre lo mismo con la programación de actividades. Todas las asociaciones destacan el movimiento continuo de sus centros cívicos en la organización de talleres, conciertos y teatro.


Fuente: Texto: Víctor M. Vela, El Norte de Castilla, 07-04-2006.