Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Cultura, ocio y deporte > Simancas inicia los trabajos arqueológicos para convertir en peatonal su (...)

Asociación de Vecinos de Simancas

Simancas inicia los trabajos arqueológicos para convertir en peatonal su casco histórico

El nuevo puente evita que diez mil vehículos atraviesen a diario el centro del municipio y dos aparcamientos disuasorios permitirán solventar la eliminación de las plazas interiores

Martes 27 de marzo de 2007 · 80 lecturas · rss article rubrique


La transformación del centro histórico de Simancas en calles y plazas peatonales y de uso exclusivo para residentes es cuestión de meses. El Ayuntamiento de la localidad ha anunciado que esta semana comenzarán las catas arqueológicas para determinar que no existe problema alguno en ejecutar las obras. La medida es posible gracias a lo que ha supuesto en la práctica la construcción del nuevo puente y del tramo de la ronda Supersur que afecta a Simancas y especialmente el cierre al tráfico rodado del histórico puente romano que cruza el Pisuerga. El alcalde del municipio, Miguel Rodríguez, explica que «hay que darse cuenta que desde la apertura del nuevo puente, en agosto del año pasado, han dejado de pasar por la Bajada de la Calzada que da acceso al puente medieval unos diez mil vehículos diarios y eso nos ha permitido ahora ir diseñando un estudio detallado de peatonalización que sin duda dotará de mayor valor a nuestro casco histórico».

El plan empezará esta semana por la Plaza Mayor pero no será el único punto de intervención. La pretensión es que todo el casco histórico se transforme en peatonal, con actuaciones por ejemplo en el entorno de la iglesia o la calle Soledad. Para este ejercicio, el presupuesto municipal recoge una partida de urbanización de un millón de euros.

Trabajos obligatorios

El inicio de las catas arqueológicas supone el verdadero pistoletazo de salida para desarrollar una actuación ambiciosa que persigue «realzar nuestro histórico y valioso patrimonio, dotar de total protagonismo al peatón e impedir que el paso de vehículos siga deteriorando el casco urbano». Esos trabajos arqueológicos son obligatorios en la medida de que así lo ha exigido la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León. Pero como se quieren dar pasos seguros y no en falso Miguel Rodríguez recuerda que «vamos a hacer las cosas bien porque las prisas no son buenas en estos casos». De este modo, Patrimonio le ha pedido al Ayuntamiento de Simancas un programa de catas mínimas, pero el propio alcalde insiste en que «nosotros iremos al máximo establecido por iniciativa propia porque aquí había asentamientos vacceos y de otras civilizaciones y queremos garantizar que no dañamos nada».

No obstante, al municipio, como a muchos otros que se plantean una intervención de estas dimensiones, le surge un dilema. Tradicionalmente, el casco urbano de Simancas ha servido como aparcamiento rutinario para muchos vecinos y visitantes que desean acceder al centro o alguno de los locales y establecimientos. La peatonalización supondrá un antes y un después en ese sentido, puesto que solo se permitirá el acceso de manera exclusiva a los residentes, lo que, según el propio regidor, «quiere decir que todos, y me incluyo como el primero, debemos cambiar el ’chip’ y pensar en que podemos caminar por el centro hasta llegar a nuestro destino sin necesidad de utilizar el vehículo».

Pero, para alivio de los conductores que se vean obligados a usar el coche y también para los turistas, el plan del Ayuntamiento de Simancas prevé la ejecución de aparcamientos disuasorios antes incluso de llevar a la práctica la transformación peatonal. El primero de ellos ofrece de doscientas plazas y está ubicado en la zona conocida como ’El helipuerto’, nombre con el que se ha quedado en el pueblo después que fuera el lugar elegido para el aterrizaje del Rey con el presidente de Portugal en una de las visitas oficiales realizadas. El otro, ya previsto, se encuentra entre las calles Carretera y Camino de Gallegos.

Carácter estético

La realidad es que el Ayuntamiento ha decidido apostar por la uniformidad para crear un municipio acorde a lo que se espera de él, tanto por los propios vecinos como por los miles de turistas que cada año se acercan hasta Simancas. De este modo, a partir de ahora el Consistorio ha dictado la obligatoriedad de que todas las intervenciones que se hagan en nuevas calles del municipio cumplan unas normas de carácter estético. Por ejemplo, todos los contenedores de residuos del centro y de las nuevas vías que se ejecuten irán enterrados e incluso, en cuanto al mobiliario urbano se refiere, el Ayuntamiento solo permitirá seleccionar exclusivamente entre tres modelos diferentes, «de tal forma que así nos evitamos que venga un sector y coloque una farola verde y otro prefiera la roja, por poner un ejemplo que suele ser muy común en los municipios», recuerda el alcalde. Esas normas están tan delimitadas que incluso obligarán a instalar unas determinadas llaves de paso, entre otras cosas porque el mantenimiento será más sencillo al ser todas las del municipio idénticas.

Con todas estas intervenciones, unas ya formalmente realizadas y otras a punto de dar el paso definitivo hacia su ejecución, Miguel Rodríguez aspira que «en Simancas seamos capaces de sentar las bases de una imagen uniforme que nos permita disfrutar al máximo de un entorno envidiable y de un casco que debemos cuidar entre todos porque no solo forma parte de nuestro patrimonio histórico sino también de ese legado que tenemos que dejar a las futuras generaciones en el mejor estado posible».


Fuente: Texto y Fotografía: Eduardo Rodríguez, El Norte de Castilla, 27-03-2007.