Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Gestión de asociaciones > La asociacion de vecinos y la nueva Ley de subvenciones

Ley 38/2003 de 17 de Noviembre de Subvenciones

La asociacion de vecinos y la nueva Ley de subvenciones

Martes 24 de febrero de 2004 · 6061 lecturas · rss article rubrique


El día 16 de Febrero de 2004 entra en vigor la Ley 38/2003 de 17 de Noviembre de Subvenciones; dicha norma que tiene carácter estatal y subsidiario es de aplicación a todas las subvenciones que se convoquen con posterioridad a 16 de Febrero. Esta Ley se enmarca dentro de la "diarrea" legislativa que se está derivando de que los legisladores se han "percatado" de nuestra existencia a raiz de la Ley Orgánica 1/2002.

Sin perjuicio de que debamos leernos la Ley con cierto detenimiento, pues somos unos de los "clientes" de las subvenciones públicas, quiero hacer hincapié en algunos puntos que me parecen interesantes:

1.- La Subcontratación

El artículo 29 habla de la subcontratación de las actividades subvencionadas por los beneficiarios.

A los efectos de la Ley, se entiende que un beneficiario subcontrata cuando concierta con terceros la ejecución total o parcial de la actividad que constituye el objeto de la subvención.

Queda fuera de este concepto la contratación de aquellos gastos en que tenga que incurrir el beneficiario para la realización por sí mismo de la actividad subvencionada.

Por entendernos, si hacemos una actividad y contratamos a una orquesta, parece que estaríamos subcontratando; si hacemos fotocopias para la difusión de la actividad, no.

Pues bien, en este punto la Ley establece cuatro puntos importantes ( y preocupantes):

1.- El beneficiario únicamente podrá subcontratar, total o parcialmente, la actividad cuando la normativa reguladora de la subvención así lo prevea.

2.- La actividad subvencionada que el beneficiario subcontrate con terceros no excederá del porcentaje que se fije en las bases reguladoras de la subvención.

3.- En el supuesto de que tal previsión no figure, el beneficiario podrá subcontratar hasta un porcentaje que no exceda del 50 % del importe de la actividad subvencionada.

4. En ningún caso podrá concertarse por el beneficiario la ejecución total o parcial de las actividades subvencionadas con personas o entidades vinculadas con el beneficiario, salvo que concurran las siguientes circunstancias:

A.- Que la contratación se realice de acuerdo con las condiciones normales de mercado.

B.- Que se obtenga la previa autorización del órgano concedente en los términos que se fijen en las bases reguladoras.

Consecuentemente: Como muchas de las actividades para las que solicitamos subvenciones las desarrollamos al menos parcialmente subcontratando las mismas en algunos casos, debemos preocuparnos de trasladar a las administraciones en los ámbitos de nuestra actuación de la necesidad de que en las bases de la subvención conste la posibilidad de subcontratación de la actividad objeto de subvención, que dicha posibilidad se plasme en un porcentaje ( si éste va a ser superior al 50%, pues si se pretende inferior es mejor que no aparezca porcentaje para aplicar el de la Ley). Y mucho cuidado con la subcontratación en socios

2.- Gastos subvencionables.

El artículo 31.9 establece que también son costes justificables a efectos de subvención los costes indirectos de la actividad, que habrán de imputarse por el beneficiario a la actividad subvencionada en la parte que razonablemente corresponda de acuerdo con principios y normas de contabilidad generalmente admitidas y, en todo caso, en la medida en que tales costes correspondan al período en que efectivamente se realiza la actividad.

Si en las bases de las subvenciones no figura posibilidad de justificar costes indirectos ( por entendernos, gastos generales: luz,teléfono etc) esas bases vulneran la Ley. Y si dichas bases tiene un porcentaje que nos parece reducido, habrá que pelear por incrementarlo hasta niveles "razonables" ( con el problema de qué es lo razonable y qué es lo que no lo es ) so pena asimismo de ilegalidad de las bases o del rechazo de una determinada justificación.

3.- Responsabilidades.

El artículo 69 de la Ley habla de la responsabilidad respecto a una serie de infracciones y sanciones que previamente desarrolla.

Pues bien, el punto 2 de dicho artículo señala que responderán subsidiariamente de la sanción pecuniaria aquellos que ostenten la representación legal de las personas jurídicas ( en nuestro caso, asociaciones, federaciones etc), de acuerdo con las disposiciones legales o estatutarias que les resulten de aplicación, que no realicen los actos necesarios que sean de su incumbencia para el cumplimiento de las obligaciones infringidas, adopten acuerdos que hagan posibles los incumplimientos o consientan el de quienes de ellos dependan.

Nueva responsabilidad a la espalda de directivos de asociaciones, derivada de la creciente identificación de las asociaciones como si fueran sociedades mercantiles, de tal forma que se asimila a la responsabilidad de Administradores de las mismas.

Por indicar

Sanciones por infracciones leves.

1. Cada infracción leve será sancionada con multa de 75 a 900 euros, salvo lo dispuesto en el apartado siguiente.

2. Serán sancionadas en cada caso con multa de 150 a 6.000 euros las siguientes infracciones:

La inexactitud u omisión de una o varias operaciones en la contabilidad y registros legalmente exigidos.

El incumplimiento de la obligación de la llevanza de contabilidad o de los registros legalmente establecidos.

La llevanza de contabilidades diversas que, referidas a una misma actividad, no permita conocer la verdadera situación de la entidad.

La utilización de cuentas con significado distinto del que les corresponde, según su naturaleza, que dificulte la comprobación de la realidad de las actividades subvencionadas.

La falta de aportación de pruebas y documentos requeridos por los órganos de control o la negativa a su exhibición.

El incumplimiento por parte de las entidades colaboradoras de las obligaciones establecidas en el artículo 15 de esta Ley.

El incumplimiento por parte de las personas o entidades sujetas a la obligación de colaboración y de facilitar la documentación a que se refiere el artículo 46 de esta Ley, cuando de ello se derive la imposibilidad de contrastar la información facilitada por el beneficiario o la entidad colaboradora.

Artículo 62. Sanciones por infracciones graves.

1. Las infracciones graves serán sancionadas con multa pecuniaria proporcional del tanto al doble de la cantidad indebidamente obtenida, aplicada o no justificada o, en el caso de entidades colaboradoras, de los fondos indebidamente aplicados o justificados.

2. Cuando el importe del perjuicio económico correspondiente a la infracción grave represente más del 50 % de la subvención concedida o de las cantidades recibidas por las entidades colaboradoras, y excediera de 30.000 euros, concurriendo alguna de las circunstancias previstas en los párrafos b y c del apartado 1 del artículo 60 de esta Ley, los infractores podrán ser sancionados, además, con:

Pérdida, durante un plazo de hasta tres años, de la posibilidad de obtener subvenciones, ayudas públicas y avales de la Administración u otros entes públicos.

Prohibición, durante un plazo de hasta tres años, para celebrar contratos con la Administración u otros entes públicos.

Pérdida, durante un plazo de hasta tres años, de la posibilidad de actuar como entidad colaboradora en relación con las subvenciones reguladas en esta Ley.

Artículo 63. Sanciones por infracciones muy graves.

1. Las infracciones muy graves serán sancionadas con multa pecuniaria proporcional del doble al triple de la cantidad indebidamente obtenida, aplicada o no justificada o, en el caso de entidades colaboradoras, de los fondos indebidamente aplicados o justificados.