Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > Fiestas con protesta vecinal en Simancas

Asociación de Vecinos de Simancas

Fiestas con protesta vecinal en Simancas

Los simanquinos prosiguen su campaña en contra de la construcción que impide la visión de la Iglesia

Miércoles 5 de septiembre de 2007 · 343 lecturas · rss article rubrique


Vista de la Iglesia de San Salvador antes de las obras. Las fiestas comienzan mañana en la localidad con los balcones de algunos vecinos engalanados con telas cargadas de lemas como «Que nos dejen ver la Iglesia», eslogan que será el santo y seña de las reivindicaciones vecinales.

Los simanquinos exigen medidas protectoras para minimizar el impacto visual que provoca esta construcción de «altura desmesurada», según los vecinos, «que tapa la torre románica» de la Iglesia de San Salvador.

El alcalde, Miguel Rodríguez, paralizó las obras el mes pasado porque en un principio se creía que el edificio iba a superar en cuarenta centímetros la altura permitida, pero hoy asegura que «la obra se encuentra dentro de la normativa urbanística», aunque explica que «por cuestión estética, se intentará reducir el impacto visual que causa la medianera de la parte de atrás». El edificio que construye la Promotora Gescolmi cuenta con todas las licencias que ha otorgado la Comisión de Patrimonio de la Junta y el Ayuntamiento de Simancas.

Los simanquinos creen que se está cometiendo una «aberración urbanística», por lo que no dejarán de reivindicar sus quejas. Durante la fiestas repartirán pegatinas entre los vecinos con el lema «Que nos dejen ver la Iglesia». La indignación que se vive en el pueblo se hará notar durante las Fiestas Patronales de La Virgen del Arrabal, pues su objetivo es «defender lo más bonito de Simancas», según el párroco del pueblo, Pedro Antonio Millán.

La frase «Simancas medieval, urbanismo racional» sintetiza las aspiraciones de los vecinos que pretender mantener el entorno del pueblo. Los trastornos que está generando esta obra han unido a los habitantes de Simancas para tratar de «paralizar una obra vergonzosa y desmesurada».

Las viviendas miden 6,15 metros de altura, y se encuentran dentro de la legalidad y de lo establecido en las licencias otorgadas. Aún así, los vecinos continuarán con sus actuaciones y movilizaciones «para que las autoridades entiendan la actitud desacertada respecto a la obra», como comentan algunos asociados.


Fuente: Texto: Sandra Movilla, Fotografía, El Norte de Castilla, 05-09-2007.