Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Asuntos sociales > La capital pierde 3.379 vecinos en un año y los pueblos del alfoz ganan casi (...)

Padrón de población del INE de 1 de enero de 2007

La capital pierde 3.379 vecinos en un año y los pueblos del alfoz ganan casi cinco mil

El número de residentes inscritos en el padrón ha bajado en la mitad de los municipios

Domingo 30 de diciembre de 2007 · 426 lecturas · rss article rubrique


La sangría demográfica en la que se ha instalado la capital vallisoletana durante los últimos años no ha encontrado freno tampoco en el 2007, según los datos oficiales del padrón, certificados ayer por el Consejo de Ministros. El 1 de enero del 2007 -fecha de referencia para el Gobierno- la capital contaba con 316.564 vecinos, 3.379 menos que a principios del 2006. Una cifra de residentes tan baja no aparecía consignada en los registros municipales desde principios de la década de 1990, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, cuando la tasa de natalidad alcanzó valores mínimos.

La hemorragia poblacional se repite desde hace tres años (el último máximo se alcanzó en el 2004 con 321.713 habitantes) y coloca a la capital a la cabeza de los municipios de la provincia que pierden vecinos (y que el año pasado fueron 116, casi la mitad de las localidades vallisoletanas).

Si se atiende a los datos en el conjunto de la provincia, la situación es más halagüeña, puesto que los padrones de los 225 municipios vallisoletanos han inscrito a 2.412 personas más. La llegada de población (de otras provincias y del extranjero), así como un repunte de los nacimientos, ha permitido situar a Valladolid en un suma y sigue demográfico que, a pesar de todo, presenta signos preocupantes.

El primero de ellos es el de la despoblación. La agrupación demográfica en el entorno de la capital (la ciudad y su alfoz concentran a tres de cada cuatro residentes en la provincia) viene acompañada por una progresiva pérdida de vecinos en el medio rural. La Diputación de Valladolid ha planteado propuestas para solucionar esta situación, con la construcción de pequeños polígonos industriales que funcionen como polo de atracción económica y demográfica, o la puesta en marcha de propuestas turísticas. Sin embargo, no parece suficiente. Tampoco las políticas impulsadas por el Ayuntamiento para amarrar población o mantener empadronados. Las ofertas de ventajas económicas en el uso de instalaciones municipales (como piscinas cubiertas, pistas deportivas o escuelas públicas) no han impedido la fuga de muchos vecinos, especialmente jóvenes, a los pueblos del alfoz. La búsqueda de una vivienda a un precio más asequible que en la capital es la principal razón que explica la huida hacia municipios como Arroyo (que lidera el incremento poblacional con 1.551 nuevos vecinos) o La Cistérniga. Estas dos localidades, junto con Zaratán, Villanubla, Tudela, Simancas, Boecillo, Cabezón, Cigales, Laguna, Renedo y Santovenia han incorporado 4.937 residentes a sus censos a lo largo del 2006.

El nuevo padrón refleja además una nueva realidad y es la creación de un segundo cinturón en torno a la capital. Laguna de Duero sólo ha incorporado 196 personas más en su censo. El crecimiento desaforado de los municipios más cercanos a la ciudad se está empezando a sentir ahora en pueblos algo más alejados, como Renedo de Esgueva (su población ha crecido el 15,19% en un año con 296 nuevos vecinos), Villanubla (256 residentes más , el 17,05%) y Zaratán, que ha sumado 826 nuevos residentes en tan sólo un año.

Un informe de Foro Consultores Inmobiliarios le pone cifras estadísticas a la apreciación sobre el precio medio de las viviendas. Así, el metro cuadrado en un piso de la capital es, de media, 900 euros más caro que en Arroyo de la Encomienda y cuesta 1.191 euros más que en La Cistérniga. Traducido a un ejemplo tipo de un piso de 85 metros cuadrados, en Valladolid costaría 76.500 euros más que en Arroyo y 101.235 más que en La Cistérniga.

El fenómeno de pérdida de población de la capital, en favor de municipios del alfoz, no es algo exclusivo de Valladolid (su población ha descendido el 1,06%), sino que también se refleja en otras ciudades como Bilbao (-0,28%), Valencia (-0,95%), Sevilla (-0,75%), Salamanca (-2,40), Santa Cruz de Tenerife (-1,01), Santander (-0,61), Pamplona (-0,45), Orense (-0,88), León (-1,41) o Cádiz (-1,54).

MAYORGA DE CAMPOS
Oasis demográfico en plena Tierra de Campos

Los municipios de su alrededor pierden vecinos, pero Mayorga ha sumado 175 en un año. Su alcalde, Carlos Magdaleno, explica que «el INE por fin ha reconocido el número real de habitantes que tiene Mayorga. Pero aún faltan por reconocer otros doscientos inmigrantes más». Calcula que en el municipio viven ahora 2.200 vecinos, informa P. Crespo.

MEDINA DE RIOSECO
Camino imparable hacia la frontera de los cinco mil

En el otro lado de la balanza se sitúa Medina de Rioseco, cabeza de la comarca, quien durante los últimos años pierde población de forma constante. Este último año han sido quince empadronados menos, con lo que se queda en 5.008, a un paso de bajar de la frontera de los cinco mil, llave para asumir o perder competencias.

MUNICIPIOS CON MÁS VECINOS
La Cistérniga, a un paso de superar a Tudela

El imparable crecimiento urbanístico de La Cistérniga le ha permitido superar durante el último año la barrera de los siete mil vecinos y acercarse a Tudela de Duero. La diferencia entre ambos municipios era en el 2006 de 1.012 vecinos. Ahora se ha reducido a 703. Medina y Laguna superan los 20.000 y Tordesillas ronda los nueve mil.

LA LUCHA POR EMPADRONAR
Los alcaldes alertan de la pérdida de ayudas

Los alcaldes de varios municipios de la provincia -incluido el de la capital- alertan desde hace años de la necesidad de empadronarse en el municipio en el que se vive. Administraciones como el Estado o la Diputación reparten ayudas en función de la población de derecho, pero los municipios prestan servicio a todos los vecinos, aunque no estén inscritos.

VALLADOLID
Sigue la sangría demográfica en Zamora, Salamanca y León

El oeste de la región (León, Zamora y Salamanca) está un año más entre las provincias que presentan números rojos en demografía. Esta zona del país (en la que también se encuentra Orense, Lugo o Asturias) pierde población desde hace años. El Gobierno reconoce a León 836 habitantes menos (pasa de 498.223 a 497.387 vecinos); Salamanca cuenta con 1.754 personas menos (351.326 habitantes) y Zamora tiene 255 censados menos (197.337 vecinos). En Castilla y León el crecimiento es del 0,21%, con 5.397 vecinos más (2.528.417 personas, en total). Soria alcanza los 93.593 (noventa más) pero, en principio, mantendrá sus tres diputados en el Congreso para las elecciones de mayo. En España, el incremento anual es el menor del siglo (1,09%). Hay 491.773 empadronados más, hasta 45.200.737.


Ver en línea : Instituto Nacional de Estadística


Fuente: Texto: Víctor M. Vela, El Norte de Castilla, 29-12-2007.