Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > La Junta paraliza el proyecto de Ikea y el resto de solicitudes de centros (...)

Urbanismo, movilidad y dotaciones comerciales

La Junta paraliza el proyecto de Ikea y el resto de solicitudes de centros comerciales

La Consejería de Economía pide a los ayuntamientos que establezcan qué grandes superficies son prioritarias en cada municipio ante el exceso de peticiones

Miércoles 2 de julio de 2008 · 337 lecturas · rss article rubrique


Nuevas trabas para la instalación de Ikea en el municipio de Arroyo de la Encomienda, y paralización general de las peticiones para grandes superficies en el área de Valladolid. La Comisión Territorial de Urbanismo acordó ayer suspender la modificación puntual del Plan General en los sectores 6 y 15 de la localidad, en los que la empresa sueca prevé instalar una gran superficie de 78.000 metros cuadrados dedicada al mueble. El órgano atiende así la recomendación de la Dirección General de Comercio de la Junta a fin de que se subsanen las deficiencias detectadas, fundamentalmente la falta de aportación del informe favorable del Ministerio de Fomento sobre los accesos al centro de la conocida firma junto a la A-62.

El informe, elaborado por la Consejería de Economía y Empleo y que ayer se conoció en la Comisión de Urbanismo, supone un varapalo tanto para el municipio que gestiona José Manuel Méndez como para la empresa dedicada al hogar. El documento no se circunscribe únicamente a este caso y analiza la situación de peticiones para grandes centros comerciales que se han presentado en el área de influencia de Valladolid. Así, recuerda que en este momento el plan de equipamientos reserva únicamente 78.853 metros cuadrados para grandes superficies en esta área y a día de hoy hay peticiones para proyectos que suman 192.516 metros cuadrados. A éstas hay que añadir los proyectos del Valladolid Arena (30.000 metros cuadrados), Prado Palacio Berrocal (80.000) y Vialia (25.000). En definitiva, todos no caben y los ayuntamientos tendrán que «priorizar» especificando a la Junta el orden de importancia de los diferentes proyectos para el municipio.

Instrumento erróneo

El informe de Comercio es claro con el caso de Arroyo. Hay una «deficiente previsión» respecto a los accesos al centro de la compañía sueca, el propio PGOU del municipio alerta sobre problemas de congestión viaria en el entorno y el Ayuntamiento no ha valorado las repercusiones de la instalación en carreteras compartidas con otros municipios. A estos argumentos suman que el instrumento urbanístico que habilita el proyecto de Ikea no es el correcto, ya que el plan de equipamientos obliga a que el suelo sea urbano y en este momento el suelo está calificado como suelo urbanizable delimitado.

A juicio de la Dirección General de Comercio es fundamental que el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda estudie en conjunto el impacto tanto medioambiental como de tráfico no sólo del Ikea, sino de la ampliación solicitada por Hipercor (35.029 metros cuadrados) o el centro anunciado por Viapark (18.164). En el documento recuerdan también que Sepes promueve cerca de La Flecha la recalificación de un suelo industrial por suelo residencial, una situación que podría afectar claramente a la circulación en todo el entorno.

La Comisión Territorial de Urbanismo también atenderá la otra petición de la Consejería de Economía y Empleo, a través de de la Dirección de Comercio. Ante la saturación de peticiones de centros comerciales, tendrán que ser los ayuntamientos los que tengan que decir cuáles de los previstos en sus municipios son prioritarios. Vamos, deberán confeccionar una clasificación del más al menos importante, según las necesidades de la localidad.

Hasta entonces, la Consejería mantendrá en suspenso las once peticiones para crear nuevas grandes superficies. En la capital quedarían paralizados el centro previsto en Los Santos Pilarica y el de ING Real State en Ciudad de la Comunicación, ya que los dos han solicitado licencia comercial. En este último caso fue la propia Junta, concretamente la Consejería de Fomento en colaboración con Renault España, la que vendió el suelo comercial en el nuevo desarrollo urbanístico.

El director general de Comercio, Carlos Teresa, negó que detrás de la decisión de la consejería haya una intención de lavarse la manos sobre un asunto que les compete directamente o de dilatar en el tiempo la concesión de las licencias hasta que entre en vigor en el 2010 -dentro de 17 meses- la directiva que liberaliza la instalación de grandes superficies.

De hecho indicó que el objetivo del departamento que dirige Tomás Villanueva es que a finales de este mismo año se pueda comenzar a dar licencias, una vez que los ayuntamientos hayan decidido que proyectos son prioritarios. «Nuestra intención no es dilatarlo en el tiempo, porque eso lo podríamos hacer sin montar todo esto, lo que tratamos es aclarar esta situación», señaló en referencia al exceso de peticiones para los 78.000 metros disponibles.

Buscar el equilibrio

Respecto a las posibilidad de que esta espera pueda suponer la renuncia de alguna compañía a su proyecto, con la consiguiente pérdida de la inversión y los puestos de trabajo que generarían, Teresa indicó que «cada promotor es muy libre de tomar las decisiones que considere más oportunas». «Nosotros lo que estamos intentando es buscar el equilibrio de la oferta comercial en Valladolid e intentamos ser lo más justos», subrayó.

Carlos Teresa aseguró que el objetivo es que «no se generen falsas expectativas en el entorno de Valladolid poniendo suelos de naturaleza terciaria y comercial cuando realmente no va a ser posible que se ubiquen centros comerciales por ese montante de metros cuadrados». El fin de la Junta es comenzar a resolver las peticiones antes de que finalice el año después de contar con la opinión de los ayuntamientos.

CENTROS EN PROYECTO

  • Con licencia solicitada:

Arroyo: Hipercor (35.029 metros cuadrados), Viapark (18.164) e Iterikea (77.976).

Valladolid: Geinsol (Los Santos Pilarica, 28.381 metros cuadrados), ING Real State (Ciudad de la Comunicación, 19.584 metros cuadrados) y Vallsur (ampliación de 872 metros cuadrados).

Zaratán: Santander Banif (1.157 metros cuadrados).
Laguna de Duero: Parquesol Inmobiliaria (3.716 metros), Eurodepot (4.325) y Mercadona (1.467).

Tudela de Duero: Semark AC Group (999 metros cuadrados).
Santovenia: Grupo El Árbol (815 metros cuadrados).

  • Sin licencia solicitada:

Valladolid: Valladolid Arena (30.000 metros cuadrados), Vialia (25.000) y Prado Palacio Berrocal (80.000).

Ikea asegura que el informe del ministerio para la instalación junto a la A-62 es favorable

El PSOE advierte de que las trabas pueden poner en peligro un complejo que generará dos mil empleos

Terrenos donde se prevé instalar Ikea en Arroyo. / R. OTAZO Por el momento guardan las formas. Los responsables del Grupo Ikea prefieren esperar a los próximos acontecimientos antes de pronunciarse sobre el escenario que se dibujará si finalmente la Junta pone freno a las pretensiones de la firma de instalarse en Arroyo. Fuentes de la multinacional sueca anunciaron que el informe del Ministerio de Fomento será favorable a la implantación del proyecto junto a la A-62 y que por lo tanto no habrá impedimentos en cuanto a los accesos. De hecho, la delegación de la Dirección General de Carreteras en Castilla y León ha dado ya su visto bueno y ahora sólo falta la firma del Ministerio de Fomento, «una cuestión formal y de puro trámite que quedará resuelta en pocas semanas».

Cuestión bien diferente es la actitud que desprende la Consejería de Economía y Empleo. Oficialmente desde el Grupo Ikea prefieren no valorar por ahora la petición realizada a los municipios para que sean ellos los que alcancen un acuerdo respecto a los proyectos que son prioritarios, pero algunos representantes del Ayuntamiento de Arroyo sí indican que los responsables de Ikea empiezan a demostrar cierto hartazgo por la lentitud del proceso. Aclaran desde la multinacional que el informe emitido por la Consejería que dirige Tomás Villanueva y enviado a la CTU «no es vinculante ni preceptivo», si bien añaden a continuación, y en clara referencia al retraso acumulado, que «desde que Inter Ikea se instaló en España el proyecto de Arroyo de la Encomienda era el primero de la península ibérica y ahora mismo ya hemos puesto la primera piedra en el de Jerez».

Respecto a las reacciones políticas, el alcalde de Arroyo, José Manuel Méndez prefirió ayer no valorar los dos informes emitidos ayer por la Junta a la espera de recibirlos físicamente. Quien sí considera «inasumible e inaceptable» la actitud de la Consejería de Economía y Empleo es el portavoz del PSOE en el municipio, Ismael Bosch, quien entiende que «no están midiendo bien el riesgo que supone poner tantas trabas a un proyecto que generaría millones de euros de inversión y dos mil puestos de trabajo directos e indirectos y tendrán que responder ante la ciudadanía si esto se les va de las manos».

La portavoz del PP en Arroyo, María Ángeles Cantalapiedra, criticó ayer la tardanza de la administración central para presentar el informe de carreteras y al mismo tiempo insistió en que «queremos que se instale Ikea en nuestro municipio pero exigimos que presente un proyecto viable que cumpla la legislación».

León de la Riva: «No voy a renunciar a nada porque todo se va a liberalizar en el 2010»

Es uno de sus temas favoritos y entró al asunto con rapidez. El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, aseguró ayer que él tenía claro que lo de Ikea no iba a salir adelante. «No voy a decir que tenía un soplo para que no digan que me informa el CNI o la CIA, pero yo lo tenía muy claro y hemos hecho declaraciones que nos hacían saber que por ahí iban las cosas», aseguró.

Al máximo responsable municipal la decisión de la Junta de paralizar la concesión de licencias comerciales no le ha sorprendido. «Entiendo la postura de la Junta, porque tiene muchas más demandas que posibilidades, de haberle dado licencia a Ikea en Arroyo de la Encomienda eso agotaba no sólo las posibilidades de ese municipio, sino las de todo Valladolid y su entorno, lo cual parecía un disparate y la decisión de la Junta es absolutamente sensata», añadió.

Para el regidor, la idea del Ejecutivo autonómico de pedir opinión a los municipios sobre los proyectos comerciales prioritarios es procedente. «También me gustaría que la Junta entendiese que teniendo una ciudad con 350.000 habitantes no cabe hacer centros comerciales al lado, en un sitio donde hay 3.000 vecinos, y no donde hay cien veces más que es donde están los potenciales consumidores de esos centros», recalcó León de la Riva tras el pleno municipal.

A juicio del primer edil, la liberalización para la instalación de grandes superficies en el 2010 solucionará el problema. Al ser preguntado sobre los centros comerciales en proyecto prioritarios para el equipo de gobierno que él dirige, aseguró que habrá que fijarlo, pero «hoy acabamos de aprobar el Valladolid Arena». Asimismo, recordó la otra reserva de suelo comercial que recibió ayer mismo el visto bueno del pleno en el área homogénea de Prado Palacio Berrocal. «No voy a renunciar a nada, porque antes o después, liberalizado el tema en el 2010, se solucionará todo», concluyó.

JPEG - 42.5 KB
Fuente: Rubén Gimeno, 20minutos.

Fuente: Texto, Eduardo Rodríguez, El Norte de Castilla, 02-07-2008. Cuadro: Rubén Gimeno, 20 minutos, 02-07-2008.