Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Economía y empleo > El Tribunal de la Competencia dictamina a favor del parque comercial de (...)

Dotaciones comerciales

El Tribunal de la Competencia dictamina a favor del parque comercial de Ikea en Arroyo

El Ayuntamiento de Arroyo cree que es una buena noticia «para Valladolid y toda la comunidad» y el comercio asegura que tendrá consecuencias «terribles»

Viernes 3 de abril de 2009 · 86 lecturas · rss article rubrique


J. M. L. / F. I.

El Tribunal para la Defensa de la Competencia de Castilla y León ha emitido un dictamen favorable sobre la licencia de apertura solicitada por Inter Ikea Centre España S.L. para la instalación de un parque comercial en Arroyo de la Encomienda. Según este dictamen, emitido el pasado 27 de marzo, ese parque no vulnera la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia.

El Tribunal todavía se tiene que pronunciar sobre la solicitud de licencia de apertura de la denominada ’tienda Ikea’, que se tramita en otro expediente separado, pero este pronunciamiento es un paso más en la misma dirección: el camino para la instalación en Arroyo de la multinacional sueca está cada vez más despejado en su tramitación administrativa.

El dictamen, preceptivo pero no vinculante, será remitido a la Dirección General de Comercio de la Consejería de Economía y Empleo, el organismo que lo había solicitado, y tendrá que pasar por el pleno del Consejo Castellano y Leonés de Comercio (un órgano consultivo donde están representadas administraciones públicas, empresarios, sindicatos, asociaciones de comercio y consumidores) antes de que el consejero de Economía, Tomás Villanueva, firme la concesión de la licencia de apertura.

El parque comercial (con dos edificios) tendrá una superficie de 33.234 metros cuadrados y la llamada ’tienda Ikea’ otros 42.080 (en total, 75.314 metros cuadrados). Además, el complejo contará con 4.000 plazas de aparcamiento que ocuparán otros 230.000 metros cuadrados.
Buena y mala noticia

«No tengo ninguna noticia al respecto, pero si es verdad, la valoración que hago es muy positiva», declaró el alcalde de Arroyo de la Encomienda, José Manuel Méndez, y reiteró que la llegada de Ikea a Arroyo «no es sólo buena para nuestro municipio, sino para toda la comunidad». Eso sí, no quiso lanzar las campanas al vuelo y recordó que «es un paso más dentro de un procedimiento burocrático que aún necesita pasar por otras fases», pero el Ayuntamiento ya ha hecho todo lo necesario para que se instale Ikea: «Nosotros ya hemos terminado con todo el papeleo y no nos queda ningún paso pendiente».

Javier Labarga, presidente de Fecosva, tampoco conocía el dictamen pero lo recibió en cambio como una «mala noticia», porque «va en contra de los intereses generales del comercio de Valladolid».

Labarga insistió en que este proyecto «tal y como está concebido, todavía no cabe» en el actual plan regional de equipamientos comerciales, y volvió a emplazar a la Dirección General de Comercio para que exija a Ikea «el estricto cumplimiento de ese plan de equipamientos». «Mientras no se derogue, la Junta tiene que hacer cumplir la ley», añadió. Y emplazó al Gobierno autonómico, que tiene la última palabra para autorizar o no este proyecto, a que rechace «el órdago» de Ikea.

«Estoy convencido de que la tienda Ikea va a venir -añadió-, pero también estoy convencido de que como Ikea venga con los 120.000 metros cuadrados con los que quiere venir más zonas de ocio y demás, el varapalo que a sufrir el comercio de Valladolid va a ser terrible».
Luis del Hoyo, secretario de Avadeco, no se mostró sorprendido por el hecho de que este dictamen haya sido favorable. «Los informes de los tribunales de Defensa de la Competencia siempre son favorables, salvo que afecten a cuestiones de monopolio, fusiones de grandes empresas o instalación de establecimientos de la misma marca».

Del Hoyo señaló que el tribunal no entra a valorar si el proyecto afecta o no al plan regional de equipamientos e insiste en que «es la Administración regional la que tiene que decidir al final si se concede o no la licencia».


Fuente: Texto: J. M. L. y F. I., El Norte de Castilla, 03-04-2009.