Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > El Ayuntamiento de Valladolid favoreció al imputado del ’caso Gürtel’ José (...)

El diario Público informa de la trama vinculada al PP en Valladolid

El Ayuntamiento de Valladolid favoreció al imputado del ’caso Gürtel’ José Luis Ulibarri, íntimo amigo del alcalde León de la Riva

El Ayuntamiento se apoyó de forma reiterada en criterios subjetivos para conceder obras a la empresa de Ulibarri

Lunes 13 de abril de 2009 · 1615 lecturas · rss article rubrique


El Ayuntamiento de Valladolid, que el Partido Popular gobierna con mayoría absoluta desde 1995, ha favorecido en varias adjudicaciones al empresario José Luis Ulibarri, imputado por el juez Baltasar Garzón en el caso Gürtel, la trama delictiva dirigida por Francisco Correa que operaba básicamente en feudos del PP como Madrid, Valencia y Castilla y León.

El Grupo Begar, que preside Ulibarri, es la constructora más beneficiada por las adjudicaciones del Ayuntamiento, cuyo alcalde, Francisco Javier León de la Riva, se jacta de ser amigo del empresario. Desde 2003, Begar ha recibido concesiones del consistorio vallisoletano por valor de 22,4 millones de euros.

Algunas de estas adjudicaciones reúnen aspectos anómalos. El Ayuntamiento de Valladolid no ha contestado a las preguntas de Público, que le fueron formuladas el viernes 3 de abril.

La contratación más importante obtenida por Begar, con un precio de licitación de 11,15 millones de euros, es la [*gran obra para canalizar las aguas residuales en la margen izquierda del río Pisuerga*]. La obra fue adjudicada por la Junta de Gobierno, donde sólo está presente el PP, el 18 de mayo de 2007 apenas 10 días antes de las últimas elecciones municipales y en contra del informe elaborado por los técnicos del propio consistorio.

El documento de los técnicos apostaba por la oferta presentada por la empresa Teconsa y colocaba a Begar en segundo lugar.

El informe, al que ha tenido acceso Público, fue entregado el 25 de enero de 2007 y lleva la firma de tres profesionales cuyo campo está relacionado directamente con la obra: un arquitecto Pablo Gigosos, un ingeniero de obras públicas (Eduardo Encabo) y otro ingeniero de caminos, canales y puertos (Francisco Pérez).

Contrainforme

Sin embargo, según consta en un acta del 21 de marzo de 2007, el entonces concejal de Urbanismo, José Antonio García de Coca hoy fuera del consistorio e imputado en una causa por falsedad en documento público y manipulación del plan general de ordenación urbana, encargó otro informe, que asumió una única persona: el arquitecto Luis Álvarez Aller, de la más estricta confianza del alcalde, Francisco Javier León de la Riva.

El nuevo informe, en cuya redacción ya no participa ningún ingeniero, se entregó el 2 de mayo de 2007, justo antes de las elecciones municipales, y altera el orden de las empresas. En el nuevo documento, Begar, que se presenta al concurso asociado a Corsán-Corviram, se sitúa en cabeza al primarse el criterio del precio ofertado para construir la obra: "Salvo el criterio del precio, las otras tres ofertas restantes [Sacyr, FCC Construcción y Teconsa] acreditan de forma suficiente su capacidad técnica y viabilidad de sus propuestas", concluye Luis Álvarez Aller para enmendar la propuesta de los tres técnicos del consistorio.

El 18 de mayo, ya en plena campaña electoral, la Junta de Gobierno materializa la adjudicación, en una orden que lleva la firma del concejal de Urbanismo y que ignora el informe inicial de los técnicos.

Más caro

Las cuatro ofertas aludidas en el contrainforme se situaban por debajo del precio de licitación, en una horquilla que va de 7,2 a 7,9 millones de euros. Begar logró el contrato en contra del criterio inicial de los técnicos por ser su propuesta la más barata, pero al final facturará una cifra muy superior a lo acordado.

La obra aún no ha concluido, pese a que debía finalizar el pasado noviembre. Y el alcalde ya ha advertido públicamente que debido a "imprevistos" la construcción se encarecerá al menos el 25% con respecto a la oferta de Begar.

El criterio de primar la oferta más económica no ha sido precisamente una constante en el Ayuntamiento de Valladolid. Más bien al contrario: el Grupo Begar se ha beneficiado de varios contratos en los que su oferta era de las más caras.

Un ejemplo es la adjudicación, en 2006, de las [*instalaciones generales del servicio de limpieza del consistorio*], que asumió a Begar por 5,42 millones de euros. Los otros tres candidatos presentaron proyectos más económicos: el de Acciona era de 5,12 millones, el mismo precio que el de la Unión Temporal de Empresas ACR-Viveros Gimeno, mientras que el presentado por Indeza rebajaba el presupuesto a 4,65 millones. En el informe municipal, Begar escaló posiciones al valorarse elementos más subjetivos, como la calidad del proyecto.

Algo parecido sucede en otras adjudicaciones recientes, en las que la oferta de Begar es más cara que la de sus competidores y, sin embargo, logra la concesión en base a la supuesta calidad de su proyecto, que no se acredita documentalmente.

El proyecto y obra del [*polideportivo Parquesol*], adjudicado a Begar el 14 de enero de 2009 siete meses después de la licitación es emblemático en este sentido. Al concurso se presentaron 22 empresas y la oferta de Begar es de las más caras: con 2,85 millones de euros, ocupa el lugar 15º del listado. Y es la más costosa del selecto grupo que tiene posibilidades reales de obtener el contrato: de los seis proyectos que superaron los 80 puntos en el informe de evaluación, el de Ulibarri era el más caro.

Puntuación sospechosa

Pese a ello, Begar obtiene el contrato al lograr extraordinarias puntuaciones en aspectos de nuevo subjetivos como "criterios de diseño" y "criterios constructivos".

En este último apartado Begar obtiene la máxima puntuación (20 sobre 20) a pesar de que en el proyecto que entrega incluso deja en blanco, sin detallar, muchos aspectos que en cambio sí concretan sus competidores: no hay propuesta por escrito de Begar en "Calefacción pista" ni en "Calefacción vestuarios" ni en "Equipamiento". Y, sin embargo, de nuevo logra la máxima puntuación, lo que le permite superar a sus rivales en el cómputo final pese a que su precio es el más caro.

El fenómeno se repite en otras obras, como la de la construcción de la [*piscina cubierta en el antiguo mercado central*], en 2003, o la de [*remodelación de la cubierta del polideportivo Huerta del Rey*], adjudicada el 21 de julio de 2008. Para esta última hay cinco candidatos y la propuesta de Begar 780.100 euros es la más cara. Los "materiales de construcción" y los "criterios estéticos" son los que le sirven una vez más a la empresa de Ulibarri para dar la vuelta a la clasificación.

*

Un empresa en crecimiento vertiginoso

Años provechosos

El Grupo Begar ha tenido un crecimiento vertiginoso desde 2003, cuando facturaba 197 millones de euros. En 2006, el volumen de negocio ascendía a 614 millones de euros.

Diversificación

El 65% de la facturación total del grupo procede de la construcción, pero ha ido entrando en nuevos negocios. Sobre todo, limpieza y mantenimiento y seguridad.

Dueño de los medios

El grupo ha mimado sus inversiones en medios de comunicación: controla la Televisión de Castilla y León, participa en Punto Radio y gestionará la futura televisión autonómica de Castilla y León. También es el propietario del ‘Diario de León’, ‘Diario de Soria’ y ‘El Correo de Burgos’ y del ‘Semanal Digital’. Cuenta además con televisiones locales y de TDT en Valencia.

*

El alcalde íntimo de Aznar y Ulibarri

León dela Riva gobierna Valladolid sin apenas oposición desde 1995

Francisco Javier León de la Riva (Valladolid, 1945) es un político campechano a quien le gusta alardear de amistades importantes. Y entre ellas destacan las de José María Aznar y José Luis Ulibarri, empresario todopoderoso en la ciudad que desde 1995 gobierna con mayoría absoluta.

El regidor forma parte del círculo íntimo de Aznar desde hace más de 25 años y le acompañó en el Gobierno de la Junta de Castilla y León como consejero de Cultura y Bienestar Social. Al final de esa legislatura, cuando Aznar estaba ya en Madrid como líder del PP, León de la Riva aterrizó en Valladolid como candidato del PP. No ganó a la primera, pero en los siguientes comicios (1995) arrasó y desde entonces ha ganado siempre por mayoría absoluta y dirigido el Ayuntamiento a su antojo, sin apenas presencia de la oposición.

La relación con el ex jefe de Gobierno del PP va más allá de la política: este prestigioso médico ha sido el ginecólogo de cabecera de la familia Aznar-Botella.

También con Ulibarri ha llevado la relación al terreno de la amistad en la medida en que el empresario ha ido atesorando poder mediático y político entre bastidores en la Comunidad de Castilla y León. Antes de que estallara el caso Gürtel, el regidor explicaba sin problemas que ha navegado en el yate privado del empresario, afirmación que luego ha tratado de minimizar precisando que apenas estuvo una hora en el yate.

León de la Riva fue de los primeros en el PP que puso el grito en el cielo por la investigación de Garzón: "Desgraciadamente, igual que la bomba de ETA es algo habitual [cuando se acercan unas elecciones], las actuaciones del juez Garzón también", llegó a afirmar. Poco después, en un acto del PP exhibió la portada de un periódico en la que aparecía el juez junto a un mono: "Os habéis fijado en la cara de horror que tiene el pobre mono, dirá quién es este tío y que va a hacer conmigo".

*

El PP veta la investigación de las empresas de Correa

IU y PSOE se han topado con un muro de silencio

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, donde sólo está representada el Partido Popular, se ha negado reiteradamente a responder a las preguntas que la oposición le planteó por escrito sobre los contratos que el consistorio había adjudicado a empresas relacionadas con la trama de corrupción Gürtel, que investiga por el juez Baltasar Garzón.

Primero preguntó Izquierda Unida (IU). Su concejal, Alfonso Sánchez de Castro, registró el 20 de febrero una pregunta dirigida a la comisión de Hacienda y Función Pública en la que se interesaba por eventuales contratos suscritos durante la última década con alguna de las 23 empresas fantasma dirigidas directamente por Francisco Correa, supuesto cerebro de la trama, o sus colaboradores y que se detallan en el primer auto del juez.

El Ayuntamiento no ha contestado por escrito, aunque se ha dirigido al concejal invitándole a repasar una por una todas las facturas. La oposición estima que hay al menos 45.000 facturas cada año.

El Grupo Socialista acotó luego la pregunta y la dirigió directamente al alcalde, Francisco Javier León de la Riva. El pasado 20 de marzo, el portavoz del grupo municipal socialista, Javier Izquierdo, registró la pregunta, más sibilina, solicitando "copia en soporte digital de los libros de facturas del Ayuntamiento de Valladolid de los años 2005, 2006, 2007 y 2008".

Silencio administrativo

El 27 de marzo, Javier Izquierdo dirigió una nueva comunicación al alcalde: "Habiendo transcurrido el plazo sin que se haya adoptado resolución alguna por tu parte, entiendo concedida la petición por silencio positivo, por lo que te comunico que nos dirigiremos a la Intervención Municipal para que se nos facilite la documentación solicitada".

Pese a ello, el alcalde de Valladolid ha negado también al PSOE la herramienta informática que permitiría salir de dudas al instante. La respuesta ha sido la misma que se dio a Izquierda Unida: silencio oficial. Sólo informalmente, y de manera verbal, se les ha comunicado que pueden revisar las facturas cuando lo deseen. Eso sí, una a una y sin ningún tipo de ayuda informática.

Negocios polémicos con el Partido Popular

Aunque cuenta con adjudicaciones del Gobierno central y entidades en manos de PSOE, los contratos más polémicos de Begar se han dado siempre con administraciones controladas con mayoría absoluta por el PP:

PONFERRADA

En 2002 obtuvo de forma irregular (según dos sentencias firmes) parcelas para construir 2.000 pisos, por los que desembolsó sólo 12,1 millones de euros, una cantidad equivalente al 20% de lo que fijaba el mercado. En total, el Ayuntamiento acumula cuatro sentencias judiciales por favorecer a Begar, pero ninguna ha sido ejecutada.

BOADILLA DEL MONTE

En 2006, el grupo Begar fue el elegido para levantar el proyecto Boadilla Park en el epicentro del ‘caso Gürtel’. El proyecto incluía la construcción de 139 viviendas de alto standing. El juez Garzón investiga si Ulibarri pagó tres millones de euros de comisión.

MADRID

Ulibarri se asoció para construir un hospital con la esposa del ex edil Sigfrido Herráez, que dimitió por una adjudicación sospechosa a Special Events, la empresa emblemática de la ‘trama Gürtel’.

*

El empresario que ya se veía en la ’Champions’

José Luis Ulibarri levantó desde la nada un imperio con grandes aspiraciones

"Su objetivo era hacer negocio con los políticos amantes del lujo. Le gustaba tenerles atrapados y, por tanto, a sus órdenes", asegura un empresario que trabajó con José Luis Ulibarri, el presidente del Grupo Begar que esta semana comparecerá ante el juez Baltasar Garzón como imputado por el caso Gürtel.

Ulibarri, de 54 años, construyó de la nada un imperio que ahora se tambalea. Han pasado muchos años desde que en 1980 aquel chico de familia humilde su padre fue cartero y taxista que llegó a Ponferrada procedente del norte de Burgos fundara con un par de amigos la empresa de construcción Begar, acrónimo de estos amigos: Benito y García.

Él no dejó su impronta en el nombre porque trabajaba aún para otros, pero hoy domina el holding que factura más de 600 millones de euros. Tras años de crecimiento silencioso en provincias, empezaba a ser alguien en Madrid y Valencia y tenía su Champions particular ser un gran magnate nacional a la vuelta de la esquina. Pero de pronto se le cruzó Garzón en el camino.

En Ponferrada y Castilla y León había salido ganador en un entorno muy duro, que se rige aún a veces por reglas extremas. En Ponferrada superó a su ex jefe José Martínez Núñez fue su aparejador, constructor de métodos heterodoxos que fue acusado, aunque no condenado, de mandar sicarios a liquidar a José Cuiña cuando era consejero de Política Territorial de Galicia, y a encapuchados a destrozar oficinas del grupo Begar.

También penetró al este de la comunidad, terreno de Antonio Miguel Méndez Pozo, que fue condenado a siete años de cárcel por falsificación y llegó a cumplir nueve meses, pese a que este le declaró guerra a muerte. Para ello fue una ayuda inestimable la Junta de Castilla y León y el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva muy cercano a José María Aznar, que se jacta de ser íntimo de Ulibarri y de pasar juntos veladas veraniegas en el yate del empresario.

La Junta de Castilla y León ha acabado imponiendo una tregua entre Ulibarri y Méndez Pozo con la concesión compartida para que dos de sus empresarios predilectos creen juntos la televisión autonómica por TDT. Y es que ambos han levantado su imperio combinando el ladrillo y los medios de comunicación.

El salto de Ulibarri ha sido sin embargo mucho más espectacular: ha ido comprando los periódicos regionales de referencia incluido el centenario Diario de León y las televisiones locales más potentes, y ha trabado alianzas con muchos de los grandes grupos de ámbito nacional: emisoras de Vocento, diarios regionales vinculados a El Mundo, fichaje como hombre fuerte para comunicación de Florencio Carrera, procedente de la rama local de la Cadena Ser, etc.

Ahora Ulibarri estaba en plena expansión nacional: concesiones de TDT en Valencia, accionista de Punto Radio y dueño al 50% de El Semanal Digital, combativo periódico por Internet próximo al PP.

"Cualquiera que se enfrenta a él en Castilla y León tiene que tener en cuenta que será apisonado por los medios", explica un político de Ponferrada, que añade: "Hasta que entró en juego Garzón, Ulibarri tenía permanentemente un cheque en blanco porque nadie se atrevía a llevarle la contraria".

El mismo PSOE castellano-leonés le bailaba a menudo el agua, aterrorizado por su poder, y el partido incluso expedientó en el pasado a media federación socialista de Ponferrada, donde resisten los más feroces críticos de Ulibarri.

De hecho, el empresario ha cultivado al máximo las relaciones con el PSOE: exhibía las fotos con los apretones de mano con su "paisano" José Luis Rodríguez Zapatero, concursaba y ganaba muchas adjudicaciones para construir el AVE, y pujaba por incorporar a su constelación a cualquier directivo con buenos contactos en el PSOE. El último lo pescó en 2007 y fue una pieza notable: incorporó como consejero del Grupo Begar a Luis Carlos Croissier, ex ministro de Industria de Felipe González y ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Amordazado en parte al PSOE durante muchos años, el empresario ha tenido pista libre para desarrollar las relaciones privilegiadas con el PP, que le han permitido saltar a Valencia con la TDT y a Madrid, donde para construir el hospital de Vallecas se asoció con la esposa del concejal Sigfrido Herráez, que ha dimitido por la concesión sospechosa de un contrato a Special Events, la empresa emblemática de la trama Gürtel que dirigía Francisco Correa y que investiga Garzón.

El holding toca muchos palos construcción, limpieza, jardinería, transporte, pero toda su profusa actividad tenía un común denominador: se trata de negocios que casi siempre dependen de la Administración pública.

Hay otro elemento clave sin el que es difícil explicar el gran salto del ex aparejador de olfato extraordinario: Caja España. Al frente de la entidad llegó a colocar a su socio en Leocasa Begar controla el 50% de la empresa, Victorino González Ochoa. Y algunos de sus colaboradores alardeaban de su conexión con Enrique López, ex portavoz del Consejo General del Poder Judicial y cuñado de Miguel Hernán, hombre de confianza del magnate. Con tantos mimbres, la Champions parecía asegurada.

PDF - 657.5 KB
El Ayuntamiento de Valladolid benefició a un imputado en el ‘caso Gürtel’
Público, 13-04-2009

Ver en línea : Ver la noticia original en el diario Público


Fuente: Texto: Pere Rusiñol, Imagen, Público, 28-02-2009 y 13-04-2009.

Ver también en la web de la Federación: El alcalde de Valladolid presume de amistad con Ulibarri, presidente de BEGAR, adjudicatario de las obras del nuevo Servicio de Limpieza a pesar de presentar la oferta más cara.