Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > La apertura del parque de La Flor remata la remodelación [con fondos del (...)

Barrio Girón

La apertura del parque de La Flor remata la remodelación [con fondos del PlanE] del barrio Girón

Una inversión de 2,5 millones permite dignificar las calles y espacios verdes de la zona

Miércoles 17 de marzo de 2010 · 163 lecturas · rss article rubrique


¿Escena de Los Santos Inocentes?

FRANCISCO JAVIER LEÓN DE LA RIVA, Alcalde:
«Si vuelvo a ver un caballo por aquí me montó y me lo llevó... Ahora tenéis que cuidar bien el parque»

ALFREDO LOBATO, Patriarca de la calle La Flor:
«De nosotros no va a tener ninguna queja, don Javier. El jardín lo vamos a mantener bien limpio»

Los vecinos de la cuesta de Las Flores, en su mayoría inmigrantes de los pueblos llegados con el boom industrial de los años sesenta, levantaron con sus propias manos sus viviendas. Lo malo de un barrio hecho a sí mismo es que los servicios brillaban entonces por su ausencia y así permanecieron durante décadas mientras su población crecía y crecía hasta superar el medio millar de habitantes -1.916 en el conjunto del barrio-. Aquello, ahora, forma parte del pasado y de la convulsa historia urbanística de la ciudad. La ladera que sube desde el camino de Hornillos puede presumir desde ayer de contar con dos parques y remozados viales, gracias a una inversión superior a los 2,5 millones de euros. El resto de servicios, como el alcantarillado y la red de saneamiento, llegó a las casas en el 2007.
El propio alcalde, Francisco Javier León de la Riva, de visita oficial ayer por la cuesta junto al subdelegado del Gobierno y media corporación municipal -nada menos que tres concejales-, reconocía que las obras «siempre se caían de los presupuestos hasta que llegó la inversión del Plan E». Y gracias al dinero del fondo estatal, los vecinos pueden presumir por fin, medio siglo después, «de un barrio en condiciones», según destacó ante el regidor el portavoz de la asociación Los Almendros, Ángel Centeno.

Más de un año de retraso

Pero la ’tournée’ política no sólo sirvió para comprobar el final, oficial, de las obras de urbanización, concluidas hace ya tres meses, sino para agilizar la apertura, ayer mismo, del polémico parque del antiguo campo de fútbol y su conexión con la calle La Flor. El «jardín» nace con más de un año de retraso a raíz de los problemas surgidos para derribar las cuadras de caballos levantados sobre suelo público en el nuevo vial. El alcalde se encargó de recordarle al patriarca de La Flor, donde viven más de trescientas personas en apenas doscientos metros, que no quería volver a ver animales correteando por allí: «Si vuelvo a ver un caballo por el jardín, me montó y me lo llevo», bromeó ante Alfredo Lobato, «el patriarca del barrio», como él mismo se definió.

El ’portavoz’ de los vecinos de esta calle, abierta al tráfico y al parque gracias a la urbanización de la cuesta, confesó que el parque «tiene ahora mejor vista» después de piropear a «don Javier» con un «está usted como un marqués». Lobato, eso sí, aprovechó su presencia, para reclamar dos cosas. La primera: «A ver si ponen un cartel aquí de permitido personas y prohibido perros porque esto está lleno de niños». Y la segunda: «Tiene usted que reducir la velocidad porque pasan los coches a 120 y bien sabe usted que aquí somos mucha gente y niños y puede ocurrir cualquier desgracia».

El regidor tomó buena nota de sus peticiones y aprovechó para advertirle de que «ahora tenéis que cuidar bien los juegos y el parque». El patriarca no vaciló ante su petición y le espetó un «no se preocupe don Javier porque de nosotros no va a tener ninguna queja. El jardín lo vamos a tener bien limpio».

«Falta el consultorio médico»

El parque de La Flor, sin embargo, es sólo la primera de las iniciativas previstas por el Ayuntamiento para dignificar la calle. «Falta por abrir el consultorio médico» en el local municipal construido en mitad de la vía hace ya tres años y que, después de ser saqueado, Sacyl sigue sin decidirse a ponerlo en marcha. «Tengo fijada una reunión con ellos y vamos a intentar abrirlo cuanto antes», prometió Francisco Javier León de la Riva ante los miembros de la asociación vecinal y el patriarca, que también pidió su apertura.

La comitiva municipal también recibió otras reclamaciones vecinales durante su paseo, de más de hora y media, por la remozada cuesta de Las Flores. Un inquilino de La Silleta, una urbanización situada al final del camino de Hornillos, pidió a los políticos que «los autobuses lleguen a esta parte del barrio». El alcalde, que volvió a tomar nota, le replicó que no pueden «llevar el autobús a la puerta de cada casa».

Anécdotas al margen, los residentes están «muy satisfechos» con las mejoras de la zona sur del barrio y piden, como llevan haciendo cincuenta años, que «los mismos servicios lleguen también a las calles junto a la carretera de Villabáñez».

CRONOLOGÍA

21 de octubre del 2007. El alcantarillado llega a la cuesta de Las Flores medio siglo después.

13 de agosto del 2008. Los residentes de la calle La Flor retiran sus furgonetas del viejo campo de fútbol y permiten el inicio de las obras del parque anexo a esta vía.

22 de abril del 2009. El parque está listo, pero sigue cerrado, al faltar por derribar una casa y las cuadras de caballos y gallinas.

24 de enero del 2010. Concluyen las obras de urbanización de la cuesta de Las Flores y otro parque, en este caso, sobre la ronda.

16 de marzo del 2010. El parque de La Flor abre al público.

De ’azuzenas’ y adoquines levantados

La ambiciosa obra de remodelación de la cuesta de Las Flores, costeada con más de 2,5 millones de euros, dejó algunos detalles mal rematados y al menos un cartel de una calle, Azucena, con una errata monumental: ’Calle de la Azuzena’. El letrero, junto al que pasó ayer la comitiva municipal, «será sustituido en breve». Peor pinta tienen los adoquines levantados de la calle Petunia, paralela al camino de Hornillos. En esta última vía están pendientes de expropiar parte de algunas parcelas que estrechan la calzada e impiden construir aceras antes de La Silleta.


Fuente: Texto: J. Sanz, Fotografía: Henar Sastre, El Norte de Castilla, 17-03-2010.