Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > El Paseo de Zorrilla, en obras desde el lunes para crear dos carriles bus y (...)

Obras en el Paseo de Zorrilla y Arco de Ladrillo

El Paseo de Zorrilla, en obras desde el lunes para crear dos carriles bus y nueve dársenas, y en diciembre corte de dos años en Arco de Ladrillo

Cuatro meses de trabajos prepararán esta arteria para el corte de Arco de Ladrillo

Viernes 30 de abril de 2010 · 214 lecturas · rss article rubrique


El inicio de las obras en el Paseo de Zorrilla suprime 30 plazas de aparcamiento

El inicio de las obras de cuatro meses para acondicionar el Paseo de Zorrilla para asumir el tráfico procedente de Arco de Ladrillo en un futuro no demasiado lejano, por la construcción de un túnel bajo el lecho ferroviario, supuso ayer la desaparición de treinta plazas de aparcamiento en la vía de servicio entre las calles San Ildefonso, Juan de Juni y Gregorio Fernández.

Los obreros de las empresas (Dragados-Zarzuela) encargadas del proyecto, que servirá para crear nueve dársenas y dos carriles bus, cortaron también el pequeño tramo de la vía de servicio entre las calles Hípica y Álvarez Taladriz.

*

Las complicaciones para la circulación, auguró el alcalde, «llegarán a medida que nos acerquemos al final». Será un «purgatorio» previo al futuro corte de Arco de Ladrillo.

Prepárense los conductores. El próximo lunes comenzarán nuevos problemas. Esta vez en buena parte de la longitud del Paseo de Zorrilla, desde la plaza dedicada al poeta hasta La Rubia. Cuatro meses de obras y 2,5 millones de inversión para adecuar esta arteria de la capital y que pueda absorber parte de los 80.000 coches que se verán afectados, durante dos años, por el corte total del Arco de Ladrillo y la calle Puente Colgante para la construcción de un túnel para vehículos.

El concejal de Infraestructuras, Manuel Sánchez, fue el encargado ayer de presentar estos trabajos, que tienen como principal objetivo mejorar la circulación del transporte público en uno de los cauces más transitados de la ciudad (44.482 coches en ambos sentidos cada día). ¿Cómo? Con la creación de dos carriles exclusivos para autobuses y taxis, uno en cada margen del Paseo de Zorrilla.

En dirección a Covaresa este vial para el transporte público comenzará a la altura de García Morato (en la actual dársena de la Confitería Vitín) y discurrirá por el carril de la derecha de la calzada central hasta la avenida Medina de Campo (plaza de Doctor Quemada). Esta reserva dejará en dos los viales para el coche privado y obligará a eliminar las 80 plazas de aparcamiento en línea entre El Corte Inglés y el puente de la División Azul.

La supresión de estacionamiento, así como la reducción de la mediana en este tramo, será obligatoria para garantizar una anchura mínina al carril bus de 3,25 metros en este trayecto. Sánchez avanzó la posibilidad de implantar la ORA en el barrio de Cuatro de Marzo para que los vecinos tengan más facilidad para aparcar tras la eliminación de los puestos antes citados. «Estamos en conversaciones con ellos y lo ven bien», dijo el edil encargado del área.

En dirección a la plaza de Zorrilla, el vial exclusivo para Auvasa, taxis y ambulancias comenzará en la calle Arzobispo García Goldáraz, poco antes de la parada frente a El Corte Inglés, y se prolongará hasta la confluencia con el Paseo de Filipinos. Ese vial también discurrirá por el carril de la derecha de la calzada central, con lo que quedarán únicamente dos carriles para coches en este tramo. El Ayuntamiento dará prioridad semafórica a los autobuses que salgan de la marquesina situada frente al gran centro comercial para que salgan antes y se eviten congestiones en la glorieta de la calle Hípica, que permite el giro hacia el puente Juan de Austria.

El dibujo de estos viales privativos para el bus irá acompañado de la construcción de nueve dársenas, que acercarán a los usuarios hasta las calzadas centrales en ambos sentidos. Es decir, en ambos recorridos y en algunos puntos, los autobuses ya no entrarán en los carriles auxiliares a recoger viajeros, porque las marquesinas se acercarán hasta la carretera. Las vías de servicio desaparecen sólo en las nuevas marquesinas. El modelo a seguir es el aplicado en el Paseo de Zorrilla con García Morato.

Las paradas en las que se actuará son, en dirección Covaresa, las de las esquinas de San Ildefonso (bar Noche y Día), Puente Colgante (antiguo Lucense), El Corte Inglés y Narciso Alonso Cortés (Cuatro de Marzo). En dirección a la Plaza de Zorrilla se hará la misma operación en las paradas del antiguo matadero, y esquinas con calle Goya, Hípica, Puente Colgante y García Morato (Hospital Militar).

Del Matadero a División Azul

Otra de las obras con las que se quiere conseguir mayor fluidez en el tráfico en sentido Plaza de Zorrilla se llevará a cabo en la confluencia de la arteria central con la avenida Medina del Campo. Así, se ensanchará este nudo para crear cuatro carriles para los coches que procedan del antiguo Matadero: dos serán para continuar por el paseo y otros dos para girar hacia la izquierda hacia el puente de la División Azul.

Sánchez reconoció que las pretensión inicial del equipo de gobierno era hacer un carril bus a lo largo de todo el Paseo de Zorrilla, pero en sentido sur no era posible implantarlo desde la Academia de Caballería hasta García Morato, ya que sólo existen dos carriles en este tramo por el giro a la izquierda a Filipinos. En sentido norte, tampoco compensaba extenderlo más allá de Arzobispo García Goldaraz porque el tráfico de autobuses es limitado. El concejal subrayó que el Ayuntamiento se adelanta con estas obras a la reunión del consejo de administración de la Sociedad Alta Velocidad -pendiente de que se resuelvan las negociaciones del crédito con los bancos- en la que se licitará del desmontaje del viaducto de Arco de Ladrillo y la posterior construcción del túnel. Su inicio estaba previsto para septiembre, pero podría retrasarse. Cuando se abra este gran tajo, Sánchez aseguró que «la decisión más sabia» será circular en transporte público o a pie porque los trastornos serán muchos.

La calle Daniel del Olmo, en Argales, se quedará sin aparcamientos para poder absorber tráfico

El Ayuntamiento regulará la confluencia con Arca Real con una glorieta con semáforos

La otra vía que se convertirá en alternativa para el tráfico cuando comience el corte total de Arco de Ladrillo y Puente Colgante será Daniel del Olmo, la travesía central del polígono de Argales. El próximo mes de junio comenzarán los trabajos en esta calle en la que se eliminarán las dos franjas de aparcamiento en toda su longitud para que tenga dos carriles reales en cada sentido y pueda absorber circulación. Además, se impermeabilizará la mediana para evitar el estacionamiento de vehículos sobre ella, pero de manera que se permitan los giros de los grandes camiones que sirven a las naves de la zona.

Calle Daniel del Olmo, en el polígono de Argales. Fotografía: Gabirel Villamil.

Por ultimo, se modificará con una glorieta la intersección de la calle Daniel del Olmo y Arca Real, un punto donde se producen muchos accidentes, con prioridad de paso para los vehículos procedentes de la primera y se instalarán semáforos.

Cámaras de vigilancia

La previsión de que Argales se convierta en un lugar muy transitado por los vehículos que quieren acceder al centro procedentes de la Carretera de Madrid obligará a intensificar los controles. Por ello, está previsto colocar cámaras de videovigilancia.

Manuel Sánchez subrayó que una vez que se cierre al tráfico el paso elevado del Arco de Ladrillo los autobuses con salida y llegada a la estación de Puente Colgante tendrán que utilizar la salida de la calle Gabilondo, lo que implicará modificaciones del tráfico en la zona de las que se informará en su momento.
El concejal recordó que el Ayuntamiento de Valladolid ha pedido a la Sociedad Alta Velocidad la construcción de una pasarela peatonal que sustituirá al paso inferior de Arco de Ladrillo y que enlazará la plaza de los Ferroviarios con al calle Recondo.

Fuente: Texto, J. S., Fotografía: Jessica Carrillo, El Norte de Castilla, 30-04-2010.


Y en diciembre..., corte de dos años en Arco de Ladrillo

Se retrasa el desmontaje del Arco de Ladrillo rico monumento y el derrumbe de la pasarela, y el tráfico entre el centro y Las Delicias se cortará dos años

El comienzo de las obras de demolición de la pasarela del Arco de Ladrillo y, por ende, de la intervención derivada del soterramiento de las vías del tren suma y sigue con retraso. La previsión manejada ahora por los técnicos es iniciar estos complejos trabajos en diciembre, pero lo cierto es que ni tan siquiera está convocado el Consejo de Administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (previsto para mediados de enero), que es el órgano que debe en primera estancia sacar a concurso esta actuación para, posteriormente, adjudicarla. Precisamente, la remodelación del paseo de Zorrilla y la calle de Daniel del Olmo pretende favorecer la movilidad del transporte público y privado, ante el aumento de circulación derivado del cierre al tráfico del paso elevado, entre la calle García Morato y el paseo de Farnesio.

La operación Rogers, en sentido, contempla la construcción de un paso inferior en el paseo del Arco de Ladrillo, con salida hacia Puente Colgante y García Morato, así como la eliminación del paso elevado. El cierre al tráfico está previsto ejecutarlo durante dos años y conllevará cambios notables en la movilidad urbana, pues la circulación discurrirá por itinerarios alternativos como la Ronda Exterior (que se abrirá en junio), la Ronda Interior, el eje Daniel del Olmo-paseo de Zorrilla y los restantes pasos que atraviesan las vías.

Los técnicos de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad estiman que, a partir de estas obras del derrumbe de la pasarela, desmontaje del monumento y excavación del paso inferior, el centro urbano estará afectado por tareas relacionadas con el soterramiento, es decir, entre 2010 y el 2015. Serán cinco años en que un corredor verde y de tráfico preferencial sustituirá a las actuales vías del tren, donde estén aunadas todas las estaciones de transporte público, el complejo ferroviario esté a las afueras de la capital y los accesos transversales para cruzar la ciudad por el antiguo pasillo ferroviario alcancen la veintena. Por tanto, de cara a las últimas semanas del año será palpable la tan comentada operación ferroviaria.


Fuente: Texto: Luis Amo, El Día de Valladolid, 30-04-2010.