Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > La Diputación de Valladolid aprobará los presupuestos más austeros de los (...)

La crisis impacta en Valladolid

La Diputación de Valladolid aprobará los presupuestos más austeros de los últimos diez años

La institución promete mantener el gasto social y disminuir la asfixia de los pueblos con 101 millones de euros

Sábado 16 de octubre de 2010 · 74 lecturas · rss article rubrique


Habría que remontarse hasta el año 2001, cuando las cuentas de la institución provincial apenas superaron los 91 millones de euros, para encontrar un presupuesto más austero y restrictivo que el que la Diputación gestionará el próximo año. A falta de concretar partidas y cantidades con las distintas áreas y grupos políticos, el equipo de gobierno anuncia una rebaja del 10% respecto a las cuentas del año en curso, con un presupuesto no consolidado (sin el organismo autónomo de recaudación, Reval, ni las sociedades provinciales), que rondará los 101 millones de euros. Aunque en 2003 las cuentas también partieron con un presupuesto de 98 millones, finalmente los fondos disponibles superaron el centenar de millones.

Atrás quedan los años de la bonanza -que, en el caso de la institución, coincidieron con las abultadas inyecciones económicas procedentes de la venta de parcelas en Villa del Prado- y presupuestos de hasta 136 millones de euros; es hora de apretarse el cinturón. Con las máximas de la restricción y la austeridad como bandera, el equipo de gobierno ultima estos días los pormenores del proyecto, que se aprobará definitivamente en la sesión plenaria del mes de noviembre.

Los populares aceptan la mano tendida de los socialistas para intentar que el mandato y los 17 años de la ’era Ruiz Medrano’ se cierren con el broche del consenso político, aunque el diputado de Hacienda, Víctor Alonso, advierte que no cederá en sus propósitos de reducir el gasto corriente en su cómputo global y no tocar el social, ni el incondicionado dirigido a los ayuntamientos. «Además -añade el diputado- fue el propio presidente el que hace ya varias semanas ofreció a la oposición que participara en el proyecto y yo mismo les prometí que nos sentaríamos a hablar en cuanto tuviéramos los ingresos del Estado».

La notificación de los fondos estatales no tuvo lugar hasta el pasado miércoles y produjo una sensación «agridulce» en el servicio de Economía de Hacienda. «Hay un incremento de cuatro millones -el 8% con respecto a la cantidad recibida en 2010-, pero el descenso respecto a 2009 sigue siendo del 12%. Además -explica Alonso- por un error gubernamental en la liquidación de cuentas de 2009 nos toca devolver al Estado 18 millones de euros. No es de hoy para mañana, pero lo cierto es que debemos 18 millones».

La situación de desaceleración económica, pero sobre todo la «incertidumbre legal» en la que vive la administración local en cuanto a sus posibilidades de acudir a financiación externa, convierten estas cuentas en atípicas. «No han concretado si nos podemos volver a endeudar y de qué manera, y todo indica que no lo harán hasta el debate de los Presupuestos Generales, por lo que nosotros, si bien estaríamos en condiciones de hacerlo, porque no superamos el 70% de endeudamiento, no acudiremos a la financiación externa», aclara el diputado.

La institución tampoco prevé disponer de la totalidad de los 14 millones que restan del préstamo de 22 suscrito este año, «pero esto no lo podemos asegurar, a expensas de hablar con el PSOE e IU. En cualquier caso -apunta- somos conscientes de la situación actual y creemos que la administración se debe endeudar lo menos posible para no competir con el sector privado, también muy necesitado de financiación».

Aunque con ajustes en algunas áreas, la Diputación no reducirá la inversión en gasto social y mantendrá programas como la ayuda a domicilio, la teleasistencia o el servicio de comida domiciliaria, y el equipo de gobierno se compromete, además, a hacer lo posible por evitar la situación de asfixia económica que viven los ayuntamientos. Por ello, reducirá la participación de los municipios en la financiación de las obras y mantendrán los dos millones con los que ha sufragado este año el gasto corriente de los pueblos.

La inversión será la gran perjudicada en los presupuestos del próximo año. Los proyectos ’faraónicos’ turísticos y culturales con los que Ruiz Medrano ha salpicado sus últimos mandatos tendrán que esperar, aunque la institución deberá hacer frente a la conclusión de los dos pendientes: el Parque de la Artesanía de Portillo y Meseta Ski, en Villavieja del Cerro.

También se reducirán notablemente los planes provinciales de inversión en obras y servicios. Habrá menos dinero para polideportivos y pavimentaciones, aunque el equipo de gobierno se compromete «a hacer un esfuerzo en la creación y adecuación de las infraestructuras de la provincia».

La fusión de las dos sociedades de la institución provincial -la de turismo, Turisvall, y la de desarrollo, Sodeva- es una de las novedades del próximo año y será una realidad en los próximos presupuestos. La nueva entidad, todavía sin nombre, gestionará los recursos turísticos y económicos existentes y los de Portillo y Villavieja, y lo hará sin incremento de personal. El propósito: gestionar mejor l que ya hay y hacer más cosas con lo mismo.

La austeridad de las cuentas no permitirá demasiadas alegrías en el 2011, aunque habrá «sorpresas», como la puesta en marcha de un novedoso programa destinado a favorecer la disminución de los gastos de los ayuntamientos, «una importante actuación en carreteras, todavía sin concretar», y un plan de ayuda a la vivienda para los jóvenes.

PRESUPUESTO 2011

Total. Entre 101 y 103 millones de euros (sin contar Reval ni las sociedades provinciales).

Ingresos del Estado. Crecen el 8% respecto a 2010 (cuatro millones de euros más) pero descienden el 12% en relación a 2009.

Endeudamiento. No se acudirá al endeudamiento externo y la intención es no agotar los 14 millones correspondientes a 2011 del préstamo de 22 millones de euros suscrito en este ejercicio.

Gasto Social. Se mantendrá el montante dirigido a este área y servicios como la teleasistencia, la ayuda a domicilio o el reparto de comida, entre otros.

Planes Provinciales. Las inversiones se reducirán notablemente, aunque el PP se compromete a mantener los dos millones de euros destinados a cofinanciar el gasto corriente de los ayuntamientos y a no incrementar las aportaciones municipales a las obras.

Gasto corriente. El «exhaustivo control» del gasto permitirá reducirlo en su cómputo global.

Grandes obras. Es hora de olvidarse de grandes proyectos, aunque la Diputación tendrá que concluir en 2011 la financiación del Meseta Ski y del Parque Empresarial y Tecnológico de la Artesanía de Portillo.

Una sociedad. Sodeva y Turisvall se fusionarán en una sola.

Sorpresas. No habrá muchas, pero sí programas nuevos como el destinado a favorecer la disminución del gasto corriente en los ayuntamientos, «una importante actuación de carreteras» y un plan de ayudas a la vivienda para los jóvenes.


Fuente: Texto: Teresa Lapuerta, El Norte de Castilla, 16-10-2010.