Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Economía y empleo > Los mercadillos quieren celebrar sus 25 años con una nueva feria los viernes (...)

Parque Alameda

Los mercadillos quieren celebrar sus 25 años con una nueva feria los viernes en Parque Alameda

El Ayuntamiento parece predispuesto; ahora se están viendo las necesidades de tráfico, de urbanismo, para saber dónde ponerlo

Domingo 7 de noviembre de 2010 · 83 lecturas · rss article rubrique


Bienvenidos al paraíso del piropo. «Nena, reina, guapa, bonita». Con cientos de admiraciones y siempre al lado de ofertas para botas, para bolsos, para fajas, bragas y calcetines. «Reina, guapa, cariño, preciosa». Así hasta 216 veces, tantas como puestos hay en los mercadillos de la ciudad (junto al estadio, la cifra sube hasta 300), que están a puntito de cumplir los 25 años de vida. EL NORTE publicaba el jueves 27 de febrero de 1986 la noticia de la apertura del primer mercadillo libre, que ubicado en la plaza del Ejército (al alimón abriría el de la calle Soto), buscaba poner fin a la venta ambulante, a la persecución de vendedores sin licencia («con puestecillos en La Victoria, El Campillo») y a otras actividades como la venta de cartones y chatarra. Desde entonces, los mercadillos están regulados por una ordenanza municipal; los puestos, sometidos a controles legales, y los vendedores, obligados a pagar sus licencias, permisos e impuestos. «Antes el colectivo vivía de la chatarra o del campo», recuerda Enrique Jiménez, de la Asociación para la Promoción Gitana.

Su padre, también Enrique Jiménez, ’arreglador’ gitano, patriarca fallecido este verano, fue uno de los impulsores del proyecto y lo defendía entonces, en 1986, como «una alternativa laboral y una salida al problema de la delincuencia». Hoy, casi 25 años después, su hijo asegura que los mercadillos han sido el «impulso económico con el que ha llegado la integración. Hemos crecido al amparo del mercadillo, integrándonos tanto desde el punto de vista económico, como cultural y social. Y también laboral, porque hemos conseguido un trabajo estable».

Los vientos gélidos de la crisis soplan entre sus puestos. «Nosotros también la notamos y la estamos sufriendo. Si la gente no tiene dinero, ¿cómo va a comprar?», plantea Jiménez, quien explica que han trasladado su situación al Consistorio y solicitado la apertura de un nuevo mercadillo en la zona sur de la ciudad. La idea, propuesta y rechazada en 2005, se ha vuelto a retomar «y parece que con buenas perspectivas».

Quieren sumar a los mercadillos de la calle de la Salud (martes), Delicias (jueves), Prado de la Magdalena (sábado) y el estadio (domingo), una nueva fecha los viernes en Parque Alameda. «El Ayuntamiento parece predispuesto. Ahora se están viendo las necesidades de tráfico, de urbanismo, para saber dónde ponerlo», explica Jiménez.

Hasta entonces, cuatro voces veteranas, cuatro históricos del mercadillo, cuentan en las próximas páginas cómo es el día a día en el paraíso de los piropos.


Fuente: Texto: Víctor M. Vela, El Norte de Castilla, 07-11-2010.