Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Medio ambiente > El temor al vandalismo suprime el quiosco, el anfiteatro y un paseo en Las (...)

Cerro de Las Contiendas

El temor al vandalismo suprime el quiosco, el anfiteatro y un paseo en Las Contiendas y el centro deportivo frente al Real de la Feria será privado

El paraje ganará cuatro hectáreas y contará con una gran explanada con pérgola para actos al aire libre y la capital estrenará esta primavera 68 hectáreas de parque forestal para el ocio

Jueves 11 de noviembre de 2010 · 91 lecturas · rss article rubrique


Es un paraje excepcional, un mirador privilegiado desde el que se puede divisar la capital en toda su extensión. El futuro parque forestal del Cerro de Las Contiendas, con una superficie total de 68 hectáreas y que está delimitado por la avenida de Gijón y los barrios de Girón y Villa del Prado, se estrenará esta primavera tras una inversión de 3,9 millones de euros, que han pagado a medias el Ayuntamiento de Valladolid y la Consejería de Medio Ambiente.

El proyecto estrella en materia medioambiental del equipo de León de la Riva en este mandato será una realidad en marzo, cuando la empresa Tragsa culmine la reforestación y el ajardinamiento de este paraje con más de 20.000 árboles y 43.000 arbustos, repartidos en varios ecosistemas, que podrán ser recorridos por una red de paseos acondicionados y de carriles bici.

Sin embargo, habrá una variación importante sobre los planos originales. El temor a actos vandálicos, tras una dilatada experiencia en otras zonas verdes como Las Norias o Fuente El Sol, y las alegaciones presentadas por las organizaciones ecologistas para mantener las características de este entorno natural han llevado al Ayuntamiento a reconsiderar la construcción de las tres dotaciones públicas que iban a jalonar este paraje.

Tras un análisis de riesgos, el Ayuntamiento ha optado por eliminar del proyecto tres hitos en forma de edificaciones que iban a convertirse en espacios estanciales. Se trata de un quiosco de planta octogonal, un anfiteatro con pérgolas para representaciones y conciertos de pequeño formato y una senda literaria, que se iba a conformar con bancos en forma circular y franjas de cemento en el suelo con citas de reconocidos autores referidas a la naturaleza.

El Consistorio ha asumido la petición de aplicar un tratamiento «más blando» en el entorno para no romper el ecosistema y, al mismo tiempo, ha reconsiderado la idoneidad de levantar edificios civiles en una zona muy abierta y de difícil vigilancia, donde los vándalos suelen sacar lo peor de sí mismos. Ejemplo muy cercano fue el de Fuente el Sol. Dos meses después de inaugurar un gran mirador (julio del 2008), un grupo de desaprensivos destrozaba de forma salvaje este balcón y se llevaba las tablas de varios bancos de las zonas estanciales. Este miedo también ha provocado que la concesión para un bar en el parque Las Norias haya quedado desierta en las diferentes convocatorias. ¿Y el anfiteatro del parque del Mediodía de Parquesol con poco uso y repleto de pintadas? Argumentos empíricos que han llevado a tomar la decisión de evitar más cebos para los incívicos.
A cambio, la gran explanada prevista como área para el vuelo de cometas se convertirá en el espacio para la celebración de eventos al aire libre. Se trata de una superficie de una hectárea situada en el gran mirador que da al centro cultural Miguel Delibes. Aquí está previsto acotar la superficie con una pérgola y situar bancos de doble cara que permitirán seguir el espectáculo o divisar las espléndidas vistas que ofrece este cerro.

Esta no es la única novedad. El Ayuntamiento ha logrado sumar al parque otras cuatro hectáreas de terreno junto a la urbanización La Cumbre, en la parte más alta de la avenida de Gijón, cuyo tratamiento será de jardín urbano.

Los trabajos realizados hasta el momento no son vistosos, pero sí la base para la segunda fase que comienza ahora y que vestirá este espacio para el ocio y el deporte. De momento se han plantado cerca de diez mil árboles y se han diseñado los diferentes caminos para el paseo, además de preparar una compleja infraestructura para el bombeo y el riego. Ahora se aborda la creación de un circuito biosaludable en la falda del cerro que da a José Acosta, así como los diferentes miradores y las zonas reservadas para juegos tradicionales. El paraje estará cerrado al tráfico -se habilitarán dos aparcamientos en Padre José Acosta y en el entorno de la urbanización La Cumbre- y contará con varias entradas peatonales por todo el cinturón de este monte, cuyas fachadas a la ciudad se reforzarán en distintos puntos con gaviones y recibirán un tratamiento de jardín para invitar a la entrada al espacio, un lugar utilizado hasta ahora para desahogos sexuales de urgencia.

El centro deportivo frente al Real de la Feria será privado

El segundo pilar de este proyecto medioambiental será la creación de un gran complejo deportivo en las faldas del parque. Las instalaciones se ubicarán en una gran franja de terreno situada en la calle Padre José Acosta frente al Real de la Feria. En principio iba a ser el propio Ayuntamiento el promotor de este espacio. Sin embargo, finalmente se ha optado por que sea una empresa privada la que lo explote. Pendiente de que la Concejalía de Planificación e Infraestructuras lo saque a concurso, el proyecto prevé un circuito de ciclocros, nueve campos de fútbol de siete y tres jugadores, seis pistas de pádel, gimnasio y un campo de entrenamiento de golf. A esto se sumará una cafetería.

Las 80.000 personas que ya viven en la margen derecha del río serían sus usuarios potenciales y el Ayuntamiento ya ha recibido varias propuestas de empresas interesadas en el proyecto. Mientras que el parque será una realidad en cinco meses, para el nuevo centro deportivo, que contará un aparcamiento de 170 plazas, aún habrá que esperar.


Fotografías de la Zona donde se ubicará el parque de las Contiendas de Valladolid.

Fuente: Texto, Fotografía: Antonio Quintero, El Norte de Castilla, 11-11-2010.