Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Medio ambiente > La capital y quince pueblos tienen zonas con alto riesgo de sufrir (...)

Río Pisuerga

La capital y quince pueblos tienen zonas con alto riesgo de sufrir inundaciones

Un estudio de la CHD pone de manifiesto que algunos barrios de estas localidades son potencialmente anegables. Incluso en algunos casos, la mitad del pueblo se encuentra en zona de riesgo

Jueves 27 de enero de 2011 · 192 lecturas · rss article rubrique


La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) sitúa a 15 municipios y a la propia capital en las áreas de mayor riesgo de inundación de la provincia debido a la existencia de un elevado riesgo de crecidas potencialmente significativo. De esta forma, Valladolid capital, San Miguel del Pino, Tordesillas, Pollos, Medina de Rioseco, Cabezón de Pisuerga, Santovenia de Pisuerga, Arroyo de la Encomienda, Simancas, Fuensaldaña, Tudela de Duero, Peñafiel, Mojados, Viana de Cega, Olmedo y Medina del Campo son los municipios de la provincia con mayor riesgo de que sus vecinos se vean afectados como consecuencia de una crecida, según los datos extraídos de la Evaluación Preliminar de Riesgos de Inundación de la Demarcación Hidrográfica del Duero.

La CHD manifiesta que este informe se ha elaborado a modo de herramienta de trabajo para conocer qué partes de la provincia tienen mayor riesgo de sufrir riadas en el futuro. «Se ha hecho un trabajo de hemeroteca y sobre el terreno para estudiar las riadas y zonas inundadas en el pasado», manifestó el jefe de área de Gestión Medioambiental e Hidrología de la CHD, Ramón Goya.

Pero este paso sólo es el primero, ya que antes de 2014 el organismo de la Cuenta del Duero tendrá que elaborar mapas de riesgo y de peligrosidad para conocer las zonas concretas de cada municipio que pueden sufrir riadas. Y además, un año más tarde, en 2015, se tendrán que redactar planes de gestión de riesgo. Es decir, actuaciones para evitar crecidas a base de un sistema de alarma temprana, uso sostenible de la tierra en las zonas de mayor riesgo y previsión de los momentos concretos del año más propensos a las inundaciones.

Los propios alcaldes son conscientes de este problema en sus respectivas localidades. Así, el regidor de Peñafiel, Félix Ángel Martín, manifestó que la zona del parque de la Judería y el parque Pedro Burgueño son las partes de la localidad que sufren mayores problemas cuando se registran crecidas. «No es el Duero el que nos causa problemas, sino el Duratón y en estas partes del municipio sí hemos tenido anegamientos alguna vez».
En algunas de estas localidades incluida la capital es ya tradicional que los ríos registren crecidas considerables todos los años. Muchos vallisoletanos recordarán la situación registrada en el año 2001 en Valladolid, cuando se alcanzaron los 2.340 metros cúbicos por segundo, provocando el desbordamiento del Pisuerga por diversos puntos de la ciudad e incluso originando situaciones de emergencia. El barrio de Arturo Eyries es el más propenso a sufrir este tipo de inundaciones.

Lo mismo ocurre en Cabezón de Pisuerga, donde la margen izquierda del río ha causado más de una situación de riesgo a los vecinos del municipio. «En la zona de La Vega siempre ha tenido mayor incidencia, pero el lado izquierdo del pueblo siempre ha sufrido mayor riesgo. En 1960 llegó a las viviendas con mucho peligro», apuntó su alcalde, Antonio Torres.

Otro de las localidades con notable peligro es Tudela de Duero, donde su alcalde es consciente de que «practicamente la totalidad del municipio tiene riesgo» en el caso de sufrir una riada. «La parte del jardín junto al río y Los Castrilleros son las partes que primero se inundan y que sufren verdaderas complicaciones. Todos sabemos que Tudela tiene ese hándicap», comentó.
En el caso de Viana de Cega, su alcalde, Alberto Jesús Collantes, afirmó que las inundaciones son comunes en la confluencia del Cega con el Duero. «Se forma un tapón entre ambos ríos y sí hemos tenido problemas alguna vez con unas viviendas cercanas».

Así, el trabajo de la Confederación Hidrográfica servirá para evitar, en la medida de lo posible, las inundaciones o, al menos, para controlarlas y mejorar las actuaciones y planes a seguir cuando se produzcan.

JPEG - 16.8 KB
Fotografía: El Día de Valladolid.

La Junta solicitó a los alcaldes un Plan de Emergencias

La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León convocó a los alcaldes de los municipios con riesgo de sufrir inundaciones en la provincia vallisoletana para instarles a elaborar un plan de emergencias en caso de inundación. El encuentro fue en el mes de noviembre y acudieron los regidores de Alaejos, Aldeamayor de San Martín, Arroyo, Cabezón de Pisuerga, Castronuño, Fresno el Viejo, Fuensaldaña, Laguna de Duero, Matapozuelos, Mayorga, Medina de Rioseco, Medina del Campo, Mojados, Montemayor de Pililla, Nava del Rey, Peñafiel, Pollos, Quintanilla de Onésimo, Renedo, Rueda, Santovenia, San Pedro de Latarce, Serrada, Siete Iglesias de Trabancos, Simancas, Tordesillas, Torrelobatón, Tudela de Duero, Valladolid capital, Valoria la Buena, Viana de Cega, Villabrágima, Villafrechós, Villalón de Campos.

El delegado de la Junta, Mariano Gredilla, les informó del Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones (INUNCYL) por el cual los ayuntamientos son los encargados de elaborar el plan para sus respectivos municipios en el caso de sufrir inundaciones. Gran parte de estas localidades ya están trabajando en estas actuaciones. «Estamos elaborando el plan según los criterios de los técnicos», manifestó el regidor de Peñafiel, Félix Martín. De la misma forma, el alcalde de Cabezón de Pisuerga, Antonio Torres, apuntó que los agentes de Protección Civil están trabajando en la elaboración del plan de actuación. «Más vale estar prevenidos».


Fuente: Texto: R. Gris, Fotografía: , El Día de Valladolid, 26-01-2011.