Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > La reforma del Cine Castilla de Girón, pendiente de un acuerdo entre Junta y (...)

Girón

La reforma del Cine Castilla de Girón, pendiente de un acuerdo entre Junta y Ayuntamiento

Las multiples negociaciones entre las administraciones siempre acaban con el mismo escollo: la elevada inversión necesaria para recuperar este espacio de Girón que heredería su antiguo uso

Lunes 7 de marzo de 2011 · 77 lecturas · rss article rubrique


Aumenta el deterioro del Cine Castilla. La emblemática construcción necesita de una intervención urgente. El Ayuntamiento de Valladolid ha actuado en varias ocasiones en las últimas semanas tanto para evitar desprendimientos a la vía pública como para detener en la medida de lo posible el avanzado estado de deterioro de la edificación. Su rehabilitación viene siendo una histórica reivindicación de los vecinos del barrio de Girón en particular y de la ciudadanía en general, además de los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Valladolid (PSOE e IU). Sin embargo, fuentes municipales explican a El Día de Valladolid su continuo interés por dotar de uso a este inmueble, pero lo cierto es que nunca ha fructificado un acuerdo con sus propietarios, la Junta de Castilla y León. Entre tanto, el calendario corre en detrimento de esta edificación.

La concejala de Urbanismo y Vivienda, Cristina Vidal Fernández, ha confirmado a este periódico este extremo, la voluntad que el equipo de Gobierno ha presentado en varias negociaciones de hacerse con la cesión del Cine Castilla. Sin embargo, reconoce que nunca ha sido fácil el entendimiento hasta el punto de que aún están a falta de acuerdo. Su puesta en servicio es como la asignatura pendiente de todos los concejales asignados al área de Urbanismo durante los gobiernos de Francisco Javier León de la Riva, confirma la última responsable, pero todavía la situación no tiene visos de resolverse. La reforma, en definitiva, continua pendiente y las conversaciones entre una y otra administración están en pausa.

Pese al estancamiento de las negociaciones, la edil explica que el Ayuntamiento de Valladolid ha intervenido con carácter subsidiario en varias ocasiones en los últimos meses como consecuencia de distintos desprendimientos de cornisas, tejas y otros elementos arquitectónicos que, por el paso del tiempo y las extremas condiciones meteorológicas de calor y de frío que está sometido continuamente, como es lógico al tratarse de una edificación al aire libre, ha provocado un rápido avance de su deterioro. Precisamente, este estado semiruinoso del Cine Castilla es el principal escollo de la negociación: la Junta de Castilla y León está dispuesta a ceder el inmueble a la Administración local tal y como está, es decir, en una situación de claro deterioro. El Consistorio, por su parte, reclama su cesión con el bloque habilitado, reformado. La actual crisis económica y el recorte presupuestario han provocado que las arcas municipales no puedan hacer frente a esta inversión.

En definitiva, el dinero para su rehabilitación es el único escollo porque hasta el equipo de Gobierno dispone de unas ideas preliminares sobre la dotación que albergaría las antiguas dependencias: se trata de crear un centro cultural polivalente en este punto de la ciudad, pese a la cercanía del recién estrenado Centro Cívico José Luis Mosquera. La idea es mantener el uso de las instalaciones con espacios destinados a talleres, ensayos de grupos locales y salas multiuso, donde el espacio principal sea un salón con un número destacado de butacas donde poder proyectar cine, pero también desarrollar teatro, conciertos musicales de pequeño formato y otros espectáculos asociados a los colectivos vecinales.

Otros edificios

Cuarteles de Artillería

Se trata de las instalaciones militares ubicadas en el paseo del Arco de Ladrillo, cerradas desde hace más de quince años aunque con un notable avance de su estado de ruina desde hace varios meses. En la actualidad se encuentra en tramitación la modificación del PGOU. En concreto, aquí se construirán 839 viviendas, siendo un 30 por ciento (251 pisos) de protección.

Colegio San Juan de la Cruz

Es un edificio propiedad del Ayuntamiento de Valladolid. La subdelegación del Gobierno mostró interés hace varios meses para rehabilitarlo y abrir una sede de la Seguridad Social e incluso el alcalde de la ciudad llegó a aceptar su cesión públicamente, pero lo cierto es que por falta de recursos económicos del Gobierno de España, según la Concejalía de Urbanismo, no se ha avanzado más en el tema.

¿Hasta cuándo los borrones urbanos?

La inactividad pública y privada arrastra un cúmulo de retrasos en el lavado de cara con la existencia de solares, fachadas y ruinas

Los borrones urbanos son auténticos lamparones dentro del mapa de la capital vallisoletana. Pocos cambios existen desde hace un año en este sentido. La historia de despropósitos y dejadez alargada en el tiempo es arrastrada tanto por propietarios o por herederos, así como por la administración, porque la responsabilidad está a medio camino entre lo público y lo privado. Solares, inmuebles ruinosos o fachadas erigidas mediante voluminosas estructuras de andamios son el claro ejemplo del paso del tiempo. El edificio de la plaza Santa Ana esquina con la calle Pasión, el chalé de Antonio Alfonso de la avenida de Salamanca, los Cuarteles de Artillería del paseo del Arco de Ladrillo o el Colegio San Juan de la Cruz en La Rondilla son alguno de los borrones urbanos de la ciudad.

La cirugía urbana está por llegar a Valladolid: todavía son muchos los ejemplos de solares semiabandonados que, incluso, incumplen la obligatoriedad normativa estar cercados. Los más históricos son el solar de la calle Conde Ansúrez número 2 (todavía no consta en la ventanilla municipal licencia para nueva edificación), Bajada de la Libertad 17 (se encuentra en tramitación para construir bloque con 12 viviendas, locales y garaje), Galleos 3 (proyecto denegado el pasado mes de noviembre), Moros 3 (la licencia de construcción caducó dos años y medio), Alonso Pesquera 9 y 10 (no existe solicitud de licencia) y San Lorenzo con plaza Martí y Monsó (en agosto de 2010 se les permitió igualar en altura con los edificios colindantes).

En cuanto a edificaciones que sólo disponen de fachada, está el de la calle San Martín números 4 y 6 (no consta en la Concejalía de Urbanismo petición de licencia), Galera 4 (se desistió al solicitante de la licencia de obras hace casi un año), Santa Ana con Pasión (tiene concedida la licencia para reestructuración del edificio en 2007, pero lo cierto es que los trabajos son mínimos), Zúñiga 16 -Villa Julia- (Sin licencia, aunque hace un año se requirió a la propiedad para retirar elementos con riesgo de desprendimiento, pero lo cierto es que el pasado diciembre se impusieron multas coercitivas por incumplimiento del requerimiento) y Ferrari con Duque de la Victoria (aprobado proyecto para viviendas, locales, oficinas y garajes, pero la obra está parada desde hace varios meses).

En otro orden de cosas, en cuanto a los edificios ruinosos, además del Cine Castilla, los Cuarteles de Artillería y el Colegio San Juan de la Cruz, está el antiguo bar Lucense del paseo de Zorrilla (el proyecto inicial está aprobada, lo que se dirime una resolución de pleitos entre los propietarios), el chalé Antonio Alfonso (pendientes de permuta) y un edificio de la calle Platerías con la plaza del Ochavo, la casa natal de San Pedro Regalado, que está deshabitado desde hace un lustro.


Fuente: Texto: Luis Amo, Fotografía, El Día de Valladolid, 07-03-2011.