Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > Las nuevas sedes sacarán del centro de Valladolid a 1.300 funcionarios y (...)

Nuevas dotaciones

Las nuevas sedes sacarán del centro de Valladolid a 1.300 funcionarios y miles de usuarios que se suman a los 2.545 funcionarios con el traslado del Río Hortega a Delicias y de la ADE a Arroyo

Arranca la obra de Hacienda en Villa de Prado y está a punto de adjudicarse la de la Seguridad Social en Arco de Ladrillo

Viernes 17 de junio de 2011 · 80 lecturas · rss article rubrique


El que rodea a la Administración es un mercado diario y potente. No solo café, pincho y barra de pan. Que si ’pásate por el Carrefour Express y coges...’, que si ’me compro unos zapatos’, ’aprovechamos que salimos del pueblo al médico y miramos el traje para la boda’... Goteo constante que alimenta las cajas. Primero, en 2008, lo abandonaron los sanitarios del antiguo Río Hortega con destino al nuevo enclave de Canterac, en Delicias. En total, 1.945 personas en plantilla (ahora son 2.914) y una media diaria de atenciones entre urgencias, quirófanos, consultas y pruebas diagnósticas de 1.315 pacientes, según datos oficiales. Tela.

Luego dejó la trama urbana parte de la nómina de la Consejería de Economía y Empleo y su Agencia de Desarrollo Económico. Nada menos que 600 empleados públicos que se mudaron al nuevo y polémico edificio de Arroyo. Estos no arrastran tanto público, pero hacen bulto y también gasto.

Pues bien, antes de 2016 -quedan solo cuatro años- el casco histórico y consolidado de Valladolid será testigo de otro importante éxodo, de un nuevo meneo en clientes de día laborable que viajarán para no volver y que buscarán actividad en los nuevos rumbos. El arranque de las obras de la nueva sede de Hacienda en Villa de Prado esta semana abre una cascada de mudanzas con consecuencias imprevisibles a medio plazo para el cogollo de la ciudad, que la Asociación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) ya pide que se tenga muy en cuenta.

Ahora que teníamos el ’salón’ de los vallisoletanos hecho un primor, lo van a disfrutar muchos menos a diario. A mayores, como dicen los de aquí, una población envejecida que va a menos. Solo en la última década el núcleo de Valladolid ha perdido casi seis mil vecinos en favor de los barrios nuevos y el alfoz dormitorio.

Las excavadoras trabajan desde el lunes en la parcela que pega a las Cortes de Castilla y León, junto a la avenida de Salamanca, para levantar el edificio de la Agencia Tributaria, un bloque de cinco plantas y aparcamiento para 500 vehículos que arrastrará con él a 400 funcionarios, que ahora trabajan entre la plaza de Madrid y las subsedes de Estadio, plaza de Zorrilla, Muro o Gamazo. Con la burocracia de fisco se irán también un media de visitas de 500 ciudadanos cada día, que se dispara hasta los 2.500 en épocas de declaración. Una inversión de 18,8 millones de euros -el presupuesto inicial era de 32 millones, pero el ’hambre’ de las más de 60 constructoras que se presentaron lo rebajaron considerablemente- y treinta meses de obra es el plazo para que el traslado se consuma. Justifica la Administración central este cambio en las necesidades de espacio. El edificio histórico, de 1902 y que mantendrá servicios internos que no requieren contacto con el ciudadano, está obsoleto para atender al público, dicen, y la nueva situación favorecerá los accesos para los que lleguen a cumplir desde la provincia. Además, añaden, generará empleo en el tajo, que ha sido adjudicado a Corsan-Corviam.

Se solaparán con estas excavadoras las que entren en los tres próximos meses en Ciudad de la Comunicación, en el lateral de la Carretera de Madrid. La construcción de la nueva sede central de Seguridad Social, para la que hay un presupuesto de 38 millones de euros y a la que se han presentado 78 ofertas, se llevará de Gamazo, Muro y Galatea a 250 trabajadores del Instituto Nacional y la Tesorería y a una media diaria de 750 cotizantes que antes resolvían papeleo en el centro, según los datos aportados por sus responsables. El periodo de ejecución de 30 meses anuncia la mudanza para 2014. A esto hay que sumar el edificio que la Seguridad Social ultima en el plan parcial Villas Norte, junto a Vallsur, y que llevará a trasladar allí la actividad que ahora se desarrolla en Paseo de Zorrilla y Joaquín María Jalón.

Un año después, finales de 2015, es el plazo que ha puesto el Gobierno central para tener terminado el futuro Campus de la Justicia, que se levantará tras una inversión de 27 millones de euros en una parcela entre Girón y Villa de Prado. Adiós a la actividad en Angustias, Nicolás Salmerón o la plaza del Rosarillo, entre otros enclaves judiciales dispersos. Adiós, también, a 560 funcionarios del ramo, 69 jueces y magistrados y 23 fiscales. Hasta siempre a los abogados, procuradores y, sobre todo, a los administrados. ¿Cuántos? Este dato no está registrado ofialmente, pero calculen: registro, juicios, trámites varios... Por ahora, se sabe que la sede de Angustias será ocupada por una comisaría de la Policía Local y un posible centro cívico. Tendrá uso, pero el reclamo ciudadano diario será, sin duda, menor.

Se puede deducir que lo que pierde el centro lo ganarán en destino, especialmente en los barrios de la margen derecha del Pisuerga a donde viajan buena parte de los bloques oficiales. El presidente de Avadeco, Alejandro García Pellitero, quien ha trasladado su preocupación a los tres partidos durante la pasada campaña electoral, es tajante. «En el centro hay un mix que combina comercio, Administración y hostelería; no creo que la salida da Hacienda a Villa de Prado vaya a llevar muchas tiendas a ese barrio, en todo caso bancos y algo de hostelería», pronostica. Suma también el impacto inmobiliario. Los bufetes que podrían dejar los alquileres del centro para trasladarse a este desarrollo urbano de nueva factura.

Subraya Pellitero que el entorno del antiguo Río Hortega quedó muy tocado tras el cese de la actividad sanitaria. Negocios de calles como Cardenal Torquemada o Rondilla de Santa Teresa vieron muy mermadas sus cajas. Por contra, el entorno del nuevo hospital sí ha visto incrementar el número de negocios. Eso sí, sin llegar a crear todavía un gran poso. Por cierto, se nos olvidaba que el futuro palacio de congresos se va al oeste, concretamente a la Feria de Muestras, muy cerca de las consejerías de la Junta en Huerta de Rey. A un puente de distancia del ’salón’ de la ciudad.

PARA NO VOLVER

  • Río Hortega: 1.945 sanitarios dejaron el hospital viejo para irse a Delicias.
  • Consejería de Empleo: 600 empleados trabajan en Arroyo.
  • Seguridad Social: 250 funcionarios dejarán de trabajar en Gamazo, Muro y Galatea.
  • Hacienda: 400 funcionarios dejarán las sedes de plaza de Madrid o Estadio.
  • Justicia: 652, entre funcionarios y jueces.
  • Edificio de la Junta en Arroyo. Se pagaron 52 millones de euros para la sede de la ADE.
  • Nuevo Río Hortega. El precio de la infraestructura sanitaria subió hasta los 200 millones.
  • Futura central de la Seguridad Social. En Ciudad de la Comunicación. Presupuesto: 38 millones.
  • Subsede de la Seguridad Social. En el entorno de Vallsur. Se acabará en marzo.
  • Ciudad de la Justicia. Se invertirán 27 millones en la parcela de Girón con Villa de Prado.

Fuente: Texto, Fotografía, El Norte de Castilla, 17-06-2011.