Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Medio ambiente > IU considera que debe reorientarse la política municipal de parques y (...)

Comunicado de Izquierda Unida

IU considera que debe reorientarse la política municipal de parques y espacios libres de la ciudad, evitando fórmulas de “nuevos ricos”

En último término desde Izquierda Unida se insta a reconsiderar la política general de esta materia

Miércoles 24 de agosto de 2011 · 110 lecturas · rss article rubrique


NOTA DE PRENSA, 24 de agosto de 2011

En último término desde Izquierda Unida se insta a reconsiderar la política general de esta materia, actuando de forma más austera, más sostenible, con una visión territorial más amplia y adaptada a los tiempos actuales, pudiéndose incluso destinar algunas de las zonas verdes previstas a espacios agrícolas o de ampliación de los huertos ecológicos. Y dando marcha atrás en los proyectos en curso tan discutibles como el de los Talleres del Pinar o el nuevo campo de golf

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, en rueda de prensa celebrada hoy, miércoles 24 de agosto de 2011, ha expuesto las razones por las que considera debe reorientarse la política municipal de parques y espacios libres. Pues –en su criterio- está profundamente afectada por un modo de hacer de “nuevos ricos”, claramente inapropiado en los tiempos actuales, que exigen mayor austeridad, sostenibilidad y eficiencia en las actuaciones públicas.

Para fundamentar esa propuesta, los concejales de IU Alberto Bustos y Manuel Saravia han analizado la situación o el proyecto de cinco áreas verdes urbanas de la zona sur y oeste, de distinto tamaño y condición urbanística. Han señalado cómo se han dejado de construir parques sencillos, pero eficaces, para buscar en cada caso epatar al público. Cómo se disponen soluciones caras de construcción y mantenimiento, donde además se confunde el criterio de sostenibilidad urbana, asociándolo a cuestiones sectoriales pero promoviendo, por ejemplo, la cultura del coche (se plantean los Talleres del Pinar, el nuevo campo de golf o las actividades de las Contiendas como espacios a los que acudir en vehículo privado: en todos ellos las áreas de aparcamiento son fundamentales). El mantenimiento no se resuelve adecuadamente, sino que se buscan fórmulas que con frecuencia resultan fallidas, como pone de manifiesto, por ejemplo, el caso de las zonas verdes de Santa Ana.

En último término desde Izquierda Unida se insta a reconsiderar la política general de esta materia, actuando de forma más austera, más sostenible, con una visión territorial más amplia y adaptada a los tiempos actuales, pudiéndose incluso destinar algunas de las zonas verdes previstas a espacios agrícolas o de ampliación de los huertos ecológicos. Y dando marcha atrás en los proyectos en curso tan discutibles como el de los Talleres del Pinar o el nuevo campo de golf.

Cinco parques afectados de "nuevorriquismo"

1. En estos días concluyen (deberían concluir) las obras del parque de Las Contiendas. Lo hemos visitado, y a pesar de los cambios importantes que ha habido en él desde su diseño inicial, tenemos la impresión de que sigue afectado por esa plaga que ha condicionado en gran medida el urbanismo vallisoletano y que hemos llamado nuevorriquismo. Es decir, construir como nuevos ricos, con poco sentido de la medida y empeñados en mostrar, en todas partes y venga o no a cuento, nuestra potencialidad. Una plaga extendida a las obras de la Administración en los últimos años, y que si en épocas de bonanza es dañina (hace perder oportunidades), en épocas de crisis puede ser terrible.

Consiste en:

  • Proliferación de elementos superfluos o desmesurados, con una relación entre el coste de la obra y las necesidades que la sustentan o justifican desproporcionada. Subyace la obsesión por parecer más modernos que nadie, ofrecer una imagen de modernidad a cualquier precio.
  • Unos gastos de mantenimiento, en consecuencia, más elevados.
  • La necesidad de definir artificialmente unos usos, unas actividades que llenen de vida los elementos creados. Normalmente se trata de actividades de nuevos ricos.
  • Una financiación que podríamos denominar “creativa”, que suele abandonar los cauces tradicionales de financiar la obra pública.
  • Una más que dudosa aplicación del concepto de sostenibilidad urbana, que suele asociarse a elementos menores y aspectos parciales, sin atender a los temas fundamentales que definen el concepto: no inducir movilidad motorizada, favorecer la mezcla de usos, etc.
  • Búsqueda de la admiración (oh!) como resultado final de la imagen.

Se trata, además, de un trastorno que crea adicción. Una vez adquirida la afección, resulta sumamente difícil desprenderse de sus efectos.

2. En 2008, con motivo de las últimas elecciones generales, se oyó el reproche generalizado al candidato socialista por ignorar una crisis que acababa de estallar con enorme fuerza. También se hicieron esos reproches desde el equipo de gobierno municipal. Y sin embargo, la actuación que se ha venido manteniendo desde entonces en esta ciudad ha sido muy poco consecuente con la gravedad de la nueva situación.

Basta citar las tres obras más llamativas del último mandato municipal (de 2007 a 2011), el famoso túnel de la avenida de Salamanca, el famoso puente de la Rondilla y la no menos famosa Plaza del Milenio, para advertir unos planteamientos absolutamente alejados de cualquier lógica de crisis.

Pero también ha sucedido en los parques. Hemos visitados y analizado cinco de ellos (o más bien tres parques realizados, otro en obras y otro más en proyecto), todos en la zona sur y oeste de la ciudad, y nuestra conclusión es que siguen fuertemente anclados en el nuevorriquismo, con todas sus secuelas.

Algunos de ellos son de periodos anteriores, pero se traen aquí porque es ahora cuando se muestran sus efectos. Unos son zonas verdes de un plan parcial y otros sistemas generales de la ciudad existente (Contiendas) o prevista (Riberas). De gran tamaño (Contiendas: 65 has.; Norias: 4,5 has.; y zonas verdesy de pequeña superficie. Incluso en algún caso se trata sólo de proyectos, para ver cómo se continúa anclados en el nuevorriquismo.

3. Veamos, para empezar, el siguiente cuadro resumen:

Zonas verdes de Santa Ana Parque de Las Norias Parque de Las ContiendasZona abierta de los Talleres del Pinar Proyecto del Campo de Golf
Elementos superfluos o desmesurados
Exceso de césped
Mayores gastos de mantenimiento
Necesidad de impulsar actividades
La apariencia creativa
Financiación también creativa
Sostenibilidad mal entendida

Quede claro que no estamos analizando los proyectos desde el punto de vista del diseño: ése no es ahora el tema. Los vemos desde su planteamiento, su punto de partida y definición de características. Comentemos ahora las distintas filas y columnas.

  • La mayoría se han construido con demasiados elementos superfluos o desmesurados. Nos referimos a los múltiples elementos (quiosco, láminas y “parque del agua” para “practicar el modalismo naval”, pasos) de las Norias. Al diseño basado precisamente en artefactos de los Talleres (hablamos del “parque de ocio temático” o de “multiaventuras”, dentro del “Parque cultural” general), o a los numerosos elementos (marquesinas, anchos pasos que doblan otros ya existentes) del parque no tan forestal de las Contiendas (en un parque forestal “se deja que la naturaleza autóctona se exprese”, sin más).

Todo se suele presentar como “referentes”. Los Talleres del Pinar “representan un nuevo concepto en la forma de acercar la Cultura al público” (de la memoria del proyecto). En las Contiendas se construirá “el mayor complejo deportivo de la provincia (…) para integrar naturaleza y deporte en un espacio biosaludable”. El campo de golf “podrá acoger pruebas del máximo rigor, de carácter profesional incluidas -6.669 metros desde barras blancas (…).Por su diseño, pretende convertirse en el primero de España que cuente con la Certificación Legacy de GEO, un modelo de gestión medioambiental avalado todos los organismos golfísticos de mayor nivel”.

  • En muchos se aprecia también un exceso de áreas de césped, una superficie problemática desde los puntos de vista ambiental (riego) y de mantenimiento.
  • En la mayoría (aunque sólo hemos señalado los más llamativos) los gastos de mantenimiento aumentan con ese diseño.
  • Algunos precisan el impulso artificial de actividades de recreo para justificar la instalación de algunos elementos que por sí solos no parecen tener suficiente tirón. Un ejemplo reciente: las actividades programadas en las Norias para ferias, en una zona que después vuelve a quedar casi vacía. Por su parte, el “Parque de Aventuras” de los Talleres se abrió en junio de 2010 pero un año después, en agosto de 2011, está cerrado al público, con signos de falta de mantenimiento y sin que ni siquiera contesten al teléfono de su web.
  • El lío existente con el mantenimiento de las zonas verdes de Santa Ana es expresivo de las dificultades que pueden venir en otras áreas, como la de los Talleres o del golf. “Asumir la titularidad de las vías públicas y asumir su gestión”, en Santa Ana, como pretende el Ayuntamiento, es cara, complicada y muy problemática. Pero sobre todo, expresiva del fracaso del modelo aplicado.

Los Talleres, que se desarrollan con una Fundación ad hoc (una fundación de fundaciones: en el nuevorriquismo proliferan las fundaciones) tienen un futuro más que dudoso. Y respecto al campo de golf de las Riberas baste decir que la pancarta que anunciaba su comienzo (no se ha hecho nada aún, aparte de esa pancarta) y los actos de “primera planta” (unos actos electorales del PP, por cierto) se consideran “gastos de urbanización”, a repercutir entre los propietarios del sector afectado. Y por último, debemos recordar que el parque de las Norias está vinculado a una operación que los tribunales han declarado ilegal (el nuevorriquismo actúa con frecuencia en la resbaladiza frontera entre lo legal y lo ilegal).

  • La mayoría se presentan como paladines de la sostenibilidad (el campo de golf se dice pensado “con el mayor rigor medioambiental” y contará con “un sistema de riego «sostenible”); de manera que se dotará “a la zona de un alto valor ecológico, superior incluso al actual”: ahí es nada. Pero a ellos hay que ir en coche. Y tienden a concentrar actividades, en lugar de mezclarlas en la ciudad. Un caso llamativo, el de los Talleres: sostenibles –dicen-, pero menos.

4. Consideramos, desde IU, necesario replantear la política de espacios verdes de la ciudad. Teniendo en cuenta, entre otros elementos:

  • Más centrados en lo vegetal, menos en la obra. Los parques urbanos cifran su éxito en una adecuada combinación de naturaleza y artificio. El Campo Grande, por ejemplo, gusta por la profusión de árboles y plantas (y pavos reales, todo hay que decirlo) en un contexto claramente artificial. Pero en la situación actual hay que poner el acento y la confianza sobre todo en los elementos vegetales, reduciendo la obra al mínimo imprescindible. La magia del parque, que llegue por los elementos naturales.
  • Con una visión territorial más amplia. Hay que seguir apostando por formar un “anillo verde” alrededor de la ciudad, y trabajar con visión metropolitana, pero, como decíamos, basada en espacio y vegetación, casi sin obra. Con parques austeros, y de carácter más “naturalizado” que “urbanizado”.
  • Con una visión incluso más agrícola. Debería ampliarse la superficie destinada a huertos ecológicos, en otras zonas de la ciudad, impulsando la agricultura periurbana. Ya hemos dicho que en la actual “economía de guerra” (según expresión del Alcalde) podría llegarse incluso a reutilizar algunas zonas de los parques existentes como espacios agrícolas. Por ejemplo: en el campo de golf de las Riberas.
  • Con un tratamiento de conjunto dentro de un sistema coherente y completo. Dando marcha atrás en algún proyecto (debería, a nuestro entender, reconsiderarse profundamente el proyecto de los Talleres del Pinar y el del Golf, desde luego), y reordenando también la situación administrativa y de mantenimiento y financiación del conjunto de parques urbanos.

Valladolid, 24 de agosto de 2011

Manuel Saravia
Alberto Bustos
Grupo Municipal de Izquierda Unida

JPEG - 43 KB
Zonas verdes de Santa Ana
JPEG - 28 KB
Parque de las Norias
JPEG - 32 KB
Parque de las Norias
JPEG - 41.3 KB
Zona alta de Las Contiendas
JPEG - 20.4 KB
Zona alta de Las Contiendas
JPEG - 36.5 KB
Talleres del Pinar
JPEG - 14.9 KB
Golf Las Riberas
JPEG - 28.7 KB
Pancarta del Golf Las Riberas

Ver en línea : Saravia propondrá en pleno que los parques de Valladolid tengan más huertas y árboles y menos obras «nuevorriquistas»