Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > Pleno Municipal de octubre que aprobó la modificació nde la "ordenanza (...)

Plenos Municipales

Pleno Municipal de octubre que aprobó la modificació nde la "ordenanza antisocial"

El pleno aprueba la modificación de la ordenanza antisocial y una subida de los impuestos del 3% con el rechazo de la oposición

Miércoles 5 de octubre de 2011 · 126 lecturas · rss article rubrique


Podéis ir... en chanclas

  • ...Pero no en bañador o ejercer la mendicidad
  • Según el PP, la norma ’tiene un carácter más educador que sancionador’
  • Se prohíbe, además, colocar publicidad en los parabrisas de los coches

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este martes la modificación de la ordenanza municipal conocida como ’Antivandalismo’, que prohíbe "transitar por los espacios públicos con bañador o ropa similar, salvo en piscinas o playas", pero no habla de pasear en chancletas por la ciudad.

Con 17 votos a favor (PP) y 12 en contra (PSOE e IU), el pleno municipal ha respaldado la modificación de la norma que ha generado polémica por la supuesta prohibición de caminar en chancletas por las calles vallisoletanas, cuestión que -según ha recalcado el equipo de gobierno- nunca ha figurado en el proyecto.

La reforma establece que los agentes de la autoridad "recordarán en primer lugar a las personas infractoras que su conducta está prohibida por la ordenanza y sólo si persisten en su actitud se denunciará".

Por este motivo, el concejal del Área de Seguridad y Movilidad, Manuel Sánchez, ha explicado que la norma tiene un carácter más "educador y social que sancionador".

"Ninguna persona podrá estar desnuda o semidesnuda en los espacios públicos, salvo que cuente con autorización para ello", ha recogido el nuevo documento, que además proscribe las acampadas y asentamientos irregulares en las calles de Valladolid.

La modificación de la norma local prohíbe además "las conductas que adopten cualquier forma de mendicidad en vías y espacios públicos", "especialmente las ejercidas por menores".

También se sancionará colocar publicidad en los parabrisas de los vehículos y el estacionamiento de coches para su exposición, alquiler o venta en las vías públicas.

El concejal del Grupo Municipal de Izquierda Unida (IU) Alberto Bustos ha asegurado que Valladolid no le parece una ciudad ni "antisocial ni vandálica".

Bustos ha expresado que "algunos derechos fundamentales de los ciudadanos pueden estar en peligro con esta ordenanza".

"Busca crear problemas donde no los hay, da una mala imagen de Valladolid y maquilla los verdaderos problemas", ha sentenciado el concejal de IU.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, ha asegurado que las sanciones a la mendicidad "no tienen ni pies ni cabeza" y ha dicho que la denominación "semidesnudo" es "arbitraria".

Puente le ha pedido al Grupo Popular que concrete en cuanto a la prohibición de ir en bañador y añada la coletilla "sólo en traje da baño", ya que hay personas que lo acompañan de una camiseta.

La nueva ordenanza deberá pasar un proceso de exposición pública, donde quizás haya alegaciones, se debatirá y volverá al pleno para ser aprobada de forma definitiva.

El Grupo Municipal Popular ha mostrado su voluntad de llegar a consenso en los puntos que puedan resultar "peor entendidos".

Fuente: Texto: Efe, Diario de Valladolid-El Mundo, 04-10-2011.


El PP «consensuará» la ordenanza antivandalismo con el PSOE e IU

El texto, pendiente de su aprobación definitiva, sólo obtuvo ayer el visto bueno de los populares, y los tres partidos acuerdan reclamar al Gobierno el aplazamiento de la devolución de 30 millones

«El alcalde ni tiene pluma -en referencia a las estilográficas- ni hay pluma del alcalde en el texto». Javier León de la Riva ha zanjado así las críticas de los grupos municipales de la oposición que apuntaban que la modificación de la ordenanza antivandalismo estaba redactada de acuerdo a las voluntades del regidor. León de la Riva cierra el debate al respecto después de que los populares anunciasen su voluntad de «consensuar» las dudas existentes en algunos artículos. La mencionada normativa fue aprobada ayer en el Pleno Municipal de modo preliminar, dado que de inmediato estará en exposición pública, periodo en que la ciudadanía puede realizar sus alegaciones para después resolverse y volver a una sesión plenaria para su visto bueno definitivo, con las modificaciones o matizaciones presentadas si proceden. Esta norma centró el debate a partir de tres cuestiones: uso del bañador, pasear semidesnudo y la mendicidad. Cabe destacar, además, la ausencia de la palabra «chanclas» en el discurso de los tres concejales (PP, PSOE e IU) tras la polémica originada en las últimas fechas alrededor del bulo de la prohibición de sandalias.

El edil de Seguridad justificó los cambios en la norma en una «actualización», «porque los tiempos cambian y el texto no es algo estático». Manuel Sánchez insistió en que la ordenanza «trata de fomentar los valores positivos y educativos», defendiéndose de las críticas de la oposición que le achacaban de falta de diálogo en su redacción. Así, el concejal insistió en que, dado el periodo inicial administrativo de aprobación, «hay tiempo para debatir las dudas, para consensuar. Nosotros estamos abiertos al diálogo».

El edil de IU, Alberto Bustos, manifestó «no compartir el espíritu ni las formas del texto», aún subrayando la necesidad del respeto ciudadano que debe imperar entre todos. Con la ordenanza, Bustos criticó a los populares «de no abordar el verdadero problema de la convivencia». Por otra parte, el presidente de los socialistas, Óscar Puente, incidió en la necesidad de aprobarlo «entre todos», al tiempo que explicó que «cuanto menos, la prohibición de usar bañador, que no ofende a nadie, puede parecer hasta chistoso. ¿Y las multas por mendicidad? ¿Dónde se dirigen si generalmente son indomiciliados? ¿Y se les embargan los cartones?».

economía.
La sesión plenaria también aprobó dos temas económicos de especial importancia para las arcas municipales. En primer lugar, los tres grupos municipales por asentimiento reclamaron responsabilidades al Gobierno de España «por la desviación a la baja de las liquidaciones de las entregas a cuenta correspondientes a 2009 y 2010», reclamando así que se permita el aplazamiento a diez años de la devolución de estos anticipos que ahora reclama el Ejecutivo y que, en el caso de Valladolid, suman 30,1 millones de euros.

Por otro lado, con los únicos votos mayoritarios del PP, se aprobó la subida del 3 por ciento como criterio general para las tasas e impuestos locales para 2012. El edil Alfredo Blanco remarcó el carácter social de los nuevos gravámenes.

IU pide anular el ámbar del semáforo

La coalición pide en una moción "acabar con esa tortura naranja por la que se permite pasar a los vehículos cuando lo consideren oportuno, pero no así los viandantes"

La sesión plenaria celebrada ayer en el Ayuntamiento de Valladolid contó con un momento de dialéctica especialmente sobresaliente: el debate de la primera moción, una propuesta del Grupo Municipal de IU «para la reestructuración de la movilidad y el viario de la ciudad en función del tránsito peatonal». El portavoz del grupo, Manuel Saravia, defendió un texto salpicado de justicia, como reconoció al señalar que «el derecho a la movilidad es el más justo de todos, porque hay gente que solo puede andar», otorgándoles así el protagonismo de los viales frente a los vehículos. «Queremos devolver a la ciudadanía la pulsión de la ciudadanía, de los andarines», precisó. Así, en su disertación citó varias acciones como el ensanche de aceras, asunto rebatido por el popular Manuel Sánchez, «porque llevamos haciéndolo según podemos 16 años».

Un aspecto a destacar de la moción presentada por la coalición de izquierdas es la petición de la revisión de los tiempos de los semáforos, «tan peligrosos e injustos con los peatones» y recomendó al equipo de Gobierno «a acabar con esa tortura naranja por la que se permite pasar a los vehículos cuando lo consideren oportuno, pero no así los viandantes». El concejal del ramo, en esta línea, espetó a Saravia que esto sería ir en contra de la normativa nacional de circulación.

Fuente: Texto: Luis Amo, Fotografía: El Día de Valladolid, 05-10-2011.


Las chicas de Vuitton y el alcalde sin pluma

Fueron las dos chispas de un pleno cordial, aunque algo aburrido. Se debatían los cambios en la ordenanza antivandalismo y era el turno de Óscar Puente. De su carpeta sacaba dos páginas de una revista de moda con unas esculturales maniquíes vestidas por Louis Vuitton. «¿A esto se refiere cuando hablamos de semidesnudas, a este tipo de transparencias?», le espetaba el socialista al concejal Manuel Sánchez. El edil del equipo de gobierno contestaba rápido: «Esas chicas no van desnudas, van guapísimas», le respondió entre las risas del salón de plenos. La decisión de prohibir ir desnudo, semidesnudo o en bañador centró parte de la discusión. Puente reclamó al Ayuntamiento una mejor redacción de la norma para que se ponga ’solo en bañador’ si lo que se quiere evitar que la gente vaya con el torso al aire. De lo contrario, dijo, los vallisoletanos que sean sorprendidos con la prenda de baño y con camiseta también podrían ser advertidos. «Si la Policía te para así no podemos, como Superman, entrar en una cabina de teléfonos y cambiarnos de ropa», explicó.

Por su parte, Izquierda Unida aseguró que la modificación no responde a ningún problema social relevante, sino a la decisión «caprichosa y obsesiva» del alcalde. La oposición afirmaba que en el texto «se nota la pluma» de León de la Riva. Era en la rueda de prensa posterior cuando el aludido aclaraba, con su particular socarronería, que «el alcalde no tiene pluma, siempre usa bolígrafo».

Antes, en el pleno, había roto su costumbre de no intervenir para destacar que lo que se busca evitar, por ejemplo, es que la gente entre en las iglesias en bañador o se aseen en las fuentes de la plaza del Milenio en bragas o calzoncillos como se puede comprobar en varios vídeos policiales.

Manuel Sánchez matizaba que a la ordenanza aún le queda un largo recorrido y está abierta a correcciones. No obstante, destacó que su espíritu «no es sancionador, sino educador».

Valladolid pide diez años para devolver los 30 millones que debe al Gobierno

El pleno aprueba una subida de los impuestos del 3% con el rechazo de la oposición

Con el dinero llegó el consenso. Que el Gobierno no haya hecho bien las cuentas no tienen por qué pagarlo los más débiles de la Administración. Los tres grupos municipales aprobaron ayer una moción para solicitar al Ejecutivo el aplazamiento a diez años de los 30,1 millones de euros que el Consistorio debe devolver a Madrid por los errores de cálculo del Ministerio de Economía. Las arcas estatales no recaudaron en 2008 y 2009 lo previsto por conceptos como el IVA, el IRPF, el tabaco o los carburantes. Los adelantos a cuenta que se transfirieron al Consistorio -142,3 millones de euros por ambos ejercicios- iban inflados. Hecha la liquidación, el Gobierno estima que a la ciudad le correspondían 112,1 millones. Consecuencia: Valladolid debe mandar de vuelta la diferencia.

La faena es importante. Háganse una idea: el presupuesto de Ayuntamiento de este año, incluidas las fundaciones, alcanza los 290 millones de euros. Para 2012 se prevé que vaya a menos. Quedarse sin 30 millones es perder el 10% del dinero que hace funcionar la ciudad.

La situación de posible ahogo para las arcas ha unido a PP, PSOE e IU. La moción solicita, primero, una aclaración sobre esa merma en la recaudación y sobre lo que le corresponde a Valladolid. A esto se suma la petición de aplazamiento o, en su defecto, la reclamación para que los Presupuestos Generales de Estado de 2012 contemplen una partida durante los próximos cuatro años para compensar el importe de las devoluciones. Esta fórmula, razonan al hilo de lo aprobado en la FEMP, no implicaría incremento en la deuda pública.

El texto añade otras medidas que Valladolid considera necesarias para poder seguir atendiendo a sus administrados, no sin antes culpar al Gobierno de ser «plenamente responsable de la situación de iliquidez» de los municipios . Así, exige con urgencia poner en marcha de forma efectiva las líneas de crédito ICO-Morosidad para que los ayuntamientos paguen las facturas pendientes a proveedores (en Valladolid, aclaran, de momento se paga en plazo); autorizar a los consistorios a refinanciar los vencimientos de deuda e incrementar el porcentaje de las entregas a cuenta por el sistema de financiación del 95% al 98%. Esta unanimidad se rompió en el debate posterior sobre las ordenanzas fiscales, que prevén un incremento de los tributos y tasas municipales para 2012, a excepción de la ORA, del 3%.

IBI y viviendas vacías

Tanto PSOE como Izquierda Unida solicitaban la congelación para el próximo ejercicio. María Sánchez, de IU, propuso al equipo de gobierno una revisión de la fiscalidad en la que se aplique la progresividad para que «pague más el que más tiene» e insistió en la necesidad de gravar más el IBI de las viviendas vacías -entre 15.000 y 20.000 en la ciudad, estimó- para impulsar el mercado del alquiler y no favorecer la especulación. El concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, le contestó que el Ministerio de Economía ha sido «incapaz» de definir lo que es un piso vacío por lo que «no es prudente abordar esa cuestión por el momento».

El socialista Pedro Herrero censuró al Ayuntamiento por no seguir las tesis que defiende Rajoy de no subir los impuestos, «mientras que parece que nos sobra el dinero con policía montada o la piscina flotante». Blanco respondió que el PP respeta su compromiso de «actualizarlos» conforme al IPC, mientras que Zapatero ha subido el IVA o el IRPF por encima de este índice. Recordó, además, que en ciudades del PSOE como Vigo o Zaragoza se han incrementado el 3,8% y el 5%. «Por cierto, en Zaragoza con apoyo de IU», recordó a la coalición.

Valladolid aspira a ser subsede olímpica en 2020

El Pleno del Ayuntamiento, con los votos de PP y PSOE, aprobó el deseo, la disponibiildad y el ofrecimiento para que Valladolid pueda ser subsede olímpica si Madrid logra organizar los Juegos de 2020. En una moción presentada y aprobada conjuntamente por populares y socialista, se ha acordado manifestar el apoyo de Valladolid a la candidatura madrileña para 2020.

Alfredo Blanco, concejal de Deportes, aseguró que albergar una prueba olímpica en Valladolid tendría «gran repercusión» mediática y económica para una capital que ya tiene una gran experiencia en acoger grandes eventos deportivos y suficientes infraestructuras.

Óscar Puente, del grupo socialista considera que «todas las ciudades del mundo quieren albergar un evento olímpico» y ha resaltado que Barcelona tuvo «un antes y un después de 1982» porque su «urbanismo mejoró».
Por su parte, IU se mostró muy crítico con esta moción. «¿Es el momento de lanzarse a aventuras de este tipo cuando sabemos que se ha rechado organizar el Mundial de Balonmano por su alto coste?», se preguntó Alberto Bustos. Y es que IU considera la propuesta como poco menos que un brindis al sol, poco concreta y que no especifica «ni las posibles inversiones ni las competencias que tendría la ciudad en la organización y desarrollo de los Juegos Olímpicos».

Solución para el San Juan de la Cruz

Antes de final de año el Ayuntamiento tomará una decisión para acabar con el estado de deterioro del colegio San Juan de la Cruz, en La Rondilla. Sánchez precisó que ni los vecinos saben bien lo que quieren para este inmueble y dijo que se buscará la mejor solución.

Auvasa, gratis para los chicos de la JMJ

IU anunció que animará a todos los colectivos a solicitar la gratuidad de los autobuses cuando celebren un evento. Avanzaba su intención tras conocer que el transporte fue gratis para los jóvenes que se alojaron en la ciudad para participar en la visita del Papa. El concejal Manuel Sánchez les recriminó que critiquen esta decisión y no lo hagan cuando el autobús no tiene coste para los moteros de Pingüinos.

Debate sobre el botellón

La concejala de IU, María Sánchez, criticó que la Policía actúe contra grupos que hacen botellón de manera discreta y sin generar basura y no lo haga contra los problemas de suciedad y ruido que genera el macrobotellón de Las Moreras. Manuel Sánchez lamentó que IU quiera que los agentes entren en este espacio, algo que considera contraproducente. El Ayuntamiento ha puesto en lo que va de año 1.345 sanciones por esta práctica.

Seminci y citas musicales

El alcalde subrayó que no está en su ánimo acabar con el Festival de Cine de Valladolid, después de que se haya conocido que la Mostra de Valencia desaparece. «Lo último que haría sería cargarme la Seminci», recalcó. El pleno debatió dos mociones presentadas por el PSOE relacionadas con la cultura. En la primera se pretendía instar a la Junta a que incrementase su aportación al festival. Finalmente el PP presentó otro texto, que fue el que se aprobó, en el que se incluía al Gobierno central, al que se le exige más dinero también para el resto de actividades culturales. La otra propuesta era la gestión directa por parte del Fundación de Cultura de la programación musical con el objetivo de sacar rentabilidad. Se rechazó. Mercedes Cantalapiedra afirmó que el Ayuntamiento no puede asumir los riesgos de las taquillas y matizó que a las empresas profesionales se les ofrecen mejores precios, porque hacen contrataciones para varias ciudades.

Fuente: Texto, El Norte de Castilla, 05-10-2011.