Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > "El alcalde se escuda en decisiones de otros -concejales, técnicos (...)

Dossier de la declaración del alcalde por la manipulación del PGOU

"El alcalde se escuda en decisiones de otros -concejales, técnicos urbanísticos, asesoría jurídica e intervención municipal- y no asume responsabilidades"

Eludió la concentración vecinal convocada al acceder a la sala de vistas por el conducto habitualmente utilizado por los presos

Jueves 12 de julio de 2012 · 622 lecturas · rss article rubrique


Gerbolés: «El alcalde echa la culpa a otros y no asume responsabilidades. Nos sobran los políticos»

El presidente de la Federación de Vecinos, Pablo Gerbolés, no entiende que el alcalde no asuma ninguna responsabilidad y ponga en foco sobre los técnicos. «Si es así que nos gobiernen los técnicos y que se vayan los políticos».

Fuente: Texto: A. G. Mozo y M.R.I., El Día de Valladolid, 12-07-2012.



EDITORIAL DE EL DÍA DE VALLADOLID

"Caso PGOU: política y justicia"

Al margen de la investigación judicial, el Ayuntamiento debería abrir sin más demora una comisión de investigación

Por espacio de dos horas, el alcalde de Valladolid, Javier León da la Riva, declaró ayer como imputado ante el juez del Juzgado de Instrucción número 1 que investiga el caso de las modificaciones irregulares realizadas en 2003 en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

León de la Riva insistió en su inocencia y alegó que en los 17 años que lleva como alcalde todas las decisiones que ha adoptado en materia de urbanismo han contado con el visto bueno de los técnicos municipales.

Resulta chocante que los concejales que ya han declarado por este caso manifestasen que votaron los trámites confiando en los dictámenes de los técnicos, con escaso o nulo conocimiento de lo que aprobaban y siguiendo la disciplina del grupo.

El alcalde negó ayer que existieses tal disciplina, pero también derivó responsabilidades hacia los técnicos. Cuando se trata de una norma que condiciona el desarrollo urbanístico de la ciudad, al menos es exigible que el edil de Urbanismo conozca qué se vota y qué se aprueba.

En su declaración posterior, Javier León de la Riva aprovechó para buscar culpables. Sin embargo, no entre quienes pudieron modificar los artículos del PGOU para beneficiar a varias empresas, sino entre los que están “jodidos” (frase textual) porque les ha derrotado seis veces seguidas en las urnas. Sin nombrar a nadie, volvió a acusarles de judicializar la política municipal, obviando que el caso está en la fase en la que está porque un Juzgado y una Fiscalía advierten indicios delictivos.

Después, para “evitar el circo”, como definió la protesta vecinal a las puertas del Juzgado convocada por la Federación de Asociaciones de Vecinos, entró y salió por el garaje de los juzgados.

Tras la declaración del alcalde, el caso entrará en una nueva fase de la instrucción.

Mientras tanto, resulta tan grave que se haya modificado a escondidas el PGOU que, al margen de la investigación judicial, el Ayuntamiento debería abrir sin más demora una comisión de investigación, tal y como han reclamado insistentemente los grupos de la oposición y como impone la lógica y la ética.

Valladolid y los vallisoletanos merecen que se aclare cuanto antes qué se cambió del PGOU, quién lo hizo y con qué intenciones. Y si se demuestra la autoría, los responsables deben responder por ello tanto por vía penal como política.

Acertó el alcalde cuando ayer también dijo que “la madre del cordero es saber cómo pudieron producirse esas solidificaciones”. Pero no puede olvidar que él era el pastor que guardaba el rebaño y ahora tiene ante sí una buena oportunidad para que vuelva al redil.

JPEG - 179.1 KB
El alcalde de Valladolid, después de declarar. Fotografía: J. Tajes, El Día de Valladolid.

Fuente: Texto: Editorial, El Día de Valladolid, 13-07-2012.


La acusación popular lamenta que el alcalde no aclare lo ocurrido con el PGOU

La acusación popular en el caso de supuestas irregularidades en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid de 2003, ejercida por la Federación de Vecinos, ha criticado hoy que el alcalde, Francisco Javier León de la Riva (PP), no haya aclarado ante el juez lo ocurrido.

Francisco Javier León de la Riva ha declarado esta mañana durante algo más de dos horas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, dentro de las diligencias por supuestas irregularidades en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2003.

El abogado de la acusación popular, Carlos Castro, ha afirmado a los periodistas que el alcalde "no ha dado ninguna información que sirva para explicar quién autorizó las modificaciones".

Al respecto, ha comentado que "de las 76 alteraciones", al menos siete del texto del PGOU y dos relativas a planes específicos "no tienen justificación", mientras que otras eran procedentes o "irrelevantes".

Carlos Castro ha apuntado que una vez constatados esos cambios, es necesario determinar "quién los consintió", porque "también puede tener su responsabilidad".

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, Pablo Gerbolés, ha denunciado el "incumplimiento reiterado de la legalidad" por parte que equipo de Gobierno del Ayuntamiento.

"El alcalde tira balones fuera", ha comentado Gerbolés, que ha lamentado que De la Riva entrara y saliera de los juzgados "por la parte trasera, por los calabozos", y utilizara el ascensor utilizado "para los presos".

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid denunció que las modificaciones del Plan publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia en 2004 no se correspondían con el texto aprobado por el Pleno municipal en 2003, a la vez que advirtió de que podían favorecer a determinados titulares de terrenos.

En concreto, se eliminaban trámites, se ampliaba el número de viviendas en algunas parcelas o se cambiaban usos sociales del terreno por otros con fines economicistas, según los denunciantes.

Un grupo de vecinos, convocados por la Federación de Asociaciones Vecinales, se ha concentrado ante los juzgados mientras declaraba el alcalde, antes de protagonizar una marcha hasta el Ayuntamiento y el edificio en que reside León de la Riva en el centro de la ciudad.

"La corrupción, se paga con prisión", ha sido alguno de los lemas coreados, ante un importante despliegue policial dentro y fuera de los juzgados, en los que ha declarado el alcalde desde minutos antes de las 09.30 hasta pasadas las 11.30 horas.

Los manifestantes portaban carteles con lemas como "No al caciquismo", "No son los duendes, son los delincuentes", "Que mal huele el Ayuntamiento" o "La Plaza Mayor huele a podrido".

Fuente: Texto: EFE, Finanzas, 12-07-2012.


De la Riva defiende su inocencia y dice estar «tranquilo» en el caso del PGOU

El alcalde de Valladolid entra por el garaje de los juzgados para evitar las protestas de los vecinos

El alcalde de Valladolid, Javier León De la Riva, acudió ayer a los Juzgados para declarar, en condición de imputado acerca de las supuestas modificaciones irregulares realizadas en 2003, en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El primer edil, que llegó diez minutos antes y accedió a las dependencias judiciales por el garaje para evitar «el circo que le había montado el presidente de la Federación de vecinos», salió pasadas las dos horas con gesto sosegado y atendió a los medios de comunicación, explicando que «cuando uno no tiene nada que esconder, viene a declarar con la conciencia muy tranquila».

De la Riva, al que esperaron cerca de cuarenta vecinos en la puerta principal gritando y vociferando, aseguró no tener nada que ver con lo que haya podido pasar y afirmó que ante el juez declaró que «el encargado de llevar los distintos temas a los plenos es el concejal competente, los demás nos limitamos a aprobarlos».

El alcalde de Valladolid dejó claro que él no está relacionado con los sucedido, ya que «en 17 años no ha nombrado a los técnicos que hacen informes, ni firmado una orden sin tener un informe favorable». Ahora «será el juez» quien determine por qué la revisión del PGOU publicada no coincide con la aprobada en Pleno, y si la Junta de Castilla y León tiene alguna responsabilidad dentro de sus competencias en urbanismo.

El regidor prestó declaración acompañado por el abogado penalista José María Tejerina, quien ya estuvo junto a otros imputados del Ayuntamiento, como el concejal de Urbanismo, Manuel Sánchez, quien pasó por el mismo juzgado hace unos días. En este sentido, De la Riva aseguró que es amigo de Tejerina desde «hace 50 años».

Errores materiales

Según el primer edil, su versión es que dijo delante de los tribunales «lo que tenía que decir» y matizó que «en su día habló de errores materiales, algo sobre lo que se confundió. «Es un término acotado jurídicamente, tenía que haber dicho únicamente errores». Asimismo, León de la Riva comentó que no esperaba que el asunto llegase donde ha llegado. Aún así, «sabía que hay gente que tenía interés en que este día llegara» y afirmó: «A algunos les ha jodido que les haya ganado en seis elecciones consecutivas, por lo que se han empeñado en verme en esta situación».

En este sentido, volvió a mostrar su rechazo a «la judicialización de la política y la politización de la justicia».

Posteriormente, el regidor abandonó el edificio de la misma forma, evitando, como a la entrada, la protesta de la Federación de Vecinos, que ejerce la acusación particular en el caso y que estuvieron durante todo el tiempo que duró la declaración del alcalde gritando consignas como: «La corrupción se paga con prisión» o «No más tráfico de influencias».

El denominado «Caso del PGOU» de Valladolid fue llevado a la Fiscalía en julio de 2008 por el Grupo Municipal Socialista, que denunció ya entonces la modificación ilícita de 67 artículos y cinco planos, y consideró como principal responsable al ex concejal de Urbanismo, Manuel Sánchez, a quien imputaba por las manipulaciones en el planeamiento urbanístico de la ciudad en agosto de 2003, entre su aprobación provisional por parte del Pleno del Ayuntamiento y la definitiva por parte de la Junta.

Fuente: Texto: Eric González, ABC, 13-07-2012.


«Nunca he firmado nada que no estuviera avalado por los técnicos municipales, la asesoría jurídica o la intervención»

El alcalde se defiende ante el juez durante dos horas y cuarto de una presunta manipulación del Plan General de Ordenación Urbana

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, sale de declarar./A.Quintero
Dos horas y cuarto ha durado la declaración del alcalde de Valladolid en el Juzgado de Instrucción número 1 sobre las manipulaciones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Javier León de la Riva ha manifestado a su salida que, en sus diecisiete años como regidor, «nunca he firmado nada que no estuviera avalado por los técnicos municipales, la asesoría jurídica o la intervención».

El alcalde ha justificado su entrada al edificio de Las Angustias por la puerta lateral porque «vengo a declarar ante el juez y no ante el circo que me ha montado el presidente de la federación de vecinos», en referencia a la protesta que le esperaba en la entrada promovida por la Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado, que ejerce la acusación particular en este caso. León de la Riva ha asegurado que «a algunos les ha jodido que les haya ganado en seis elecciones consecutivas» y ha mostrado su rechaco a «la judicialización de la política».

Tras su salida del juzgado después de declarar como imputado ante el el juez José María Crespo, medio centenar de vecinos ha dirigido su movilización hacia la sede del Arzobispado en una marcha de protesta contra lo que califican como «corrupción urbanística». Tambiénh se dirigirán al Ayuntamiento y al edificio de Caja Duero, en el Paseo de Zorrilla, donde el regidos vallisoletano tiene su vivienda.

Para entender cómo se ha llegado a que el alcalde de Valladolid sea citado a declarar como imputado (primera vez en la historia de la ciudad que un regidor es protagonista de una ircunstancia así) hay que remontarse en el tiempo cuatro años. Fue en 2008 cuando el Grupo Municipal Socialista decidió denunciar las manipulaciones registradas en la principal norma urbanística vallisoletana. El PSOE acusó al alcalde de «ser el responsable» de modificar algunos puntos o artículos del PGOU de 2003 lo que, supuestamente, podría haber representado beneficios para los dueños de algunos solares. Lo cierto es que en marzo del año 2003 el Pleno del Ayuntamiento aprobó un plan y el qe se publicó un año después en el Boletín Oficial de la Provincia no era el mismo.

Lo que sí parece tener claro la Fiscalía (ante la que los sociaistas presentaron su denuncia hace cuatro años) es que las manipulaciones en el documento fueron de calado.

Entre ellas, destaca el cambio en la etiqueta de un plano de una parcela en el número 185 de la avenida de Madrid, que permitía construir 124 viviendas donde originalmente, en el documento aprobado por el pleno, únicamente cabían nueve. En este caso, el Ayuntamiento lo corrigió y los compradores del suelo reclaman ahora 8,3 millones en concepto de responsabilidad patrimonial.

El juez investiga otros cambios de uso como el que permitió excavar un aparcamiento de 400 plazas en el entorno de Cáritas, en la calle José María Lacort, donde, según la denuncia del PSOE, el Ayuntamiento perdió 700.000 euros en concepto de cesiones. También se analiza el aumento de edificabilidad en Ciudad de la Comunicación –del 55% al 61%– o la modificación que se realizó para permitir que los despachos profesionales se ubicasen en edificios residenciales sin la obligación de estar ligados a una vivienda como determinaba el documento original.

Desde que se conoció que León de la Riva acudiría a declarar ante el juez en calidad de imputado, es decir con asistencia de un letrado, el regidor ha insistido en que no tiene «nada que ocultar» sobre este asunto. Ha afirmado que se ciñó a los informes de los técnicos para dar el visto bueno al documento y que no es responsabilidad de un alcalde cotejar artículo por artículo el PGOU. Él irá, según ha destacado, «a pecho descubierto», convencido de que detrás de estos cambios no hay delito y de que él no tiene ninguna responsabilidad en las alteraciones.

Está previsto que la declaración de Francisco Javier León de la Riva se extienda hasta el mediodía, según las fuentes judiciales próximas al caso consultadas por El Norte.

JPEG - 22.2 KB
El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, sale de declarar. Fotografía: A.Quintero, El Norte de Castilla.

Medio centenar de personas se concentran a las puertas del juzgado

El alcalde de Valladolid declara hoy por las modificaciones irregulares en el PGOU

Medio centenar de vecinos se ha concentrado en las puertas de los juzgados de Valladolid donde esta mañana declara el alcalde, Javier León de la Riva, en calidad de imputado, para ser interrogado sobre las modificaciones irregulares realizadas en el PGOU. según informa Europa Press.

Los concentrados, convocados por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, portaban pancartas en las que se podía leer ’La plaza Mayor huele a podrido’, ’Que mal huele el Ayuntamiento’ o ’No al caciquismo’, además de que no han dejado de hacer sonar silbatos y pitos.

El alcalde llegó a los Juzgados de la calle Angustias en coche y accedió a las dependencias por el garaje, al que se entra por la calle Torrecilla, por lo que no pudo ser visto ni por los vecinos concentrados ni por los medios de comunicación allí presentes.

Fuente: Texto, Fotografía: A. Quintero, El Norte de Castilla, 12-07-2012.


El alcalde alega que él sólo firma informes avalados por técnicos

Javier León de la Riva presta declaración ante el juez durante dos horas en calidad de imputado · Mantuvo la línea de sus concejales y salió «tranquilo»

Dos horas de declaración y pocas luces al caso PGOU. El paso de Francisco Javier León de la Riva por el juzgado para testificar como imputado por las manipulaciones del Plan General de Ordenación Urbana la ciudad no aportó ayer nada sustancial a la investigación abierta en Instrucción 1 desde hace cuatro años para averiguar quién o por orden de quién se retocaron, a espaldas del Pleno, planos y textos para incrementar la edificabilidad o cambiar el uso de una serie de terrenos de Valladolid.

El alcalde tampoco consiguió ayer aclararlo en sede judicial, en un comparecencia cargada de morbo, con movilización vecinal en las puertas de los Juzgados (un «circo», según el regidor), enorme despliegue policial y de medios de comunicación dentro, y con León de la Riva accediendo a la sala de vistas a través de pasillos internos.

La declaración

La salida, en cambio, sí que la efectuó por la puerta normal de la sala y no tuvo problemas en atender durante cinco minutos a la prensa que le esperaba: «Ha quedado bastante claro que el alcalde no ha tenido participación alguna en lo que pueda haber podido pasar», dijo.

León de la Riva aseguró que salía «tranquilo» porque acababa de negar su implicación en un caso que está en vía penal, pero que en la contencioso-administrativa ya ha supuesto un varapalo para el Ayuntamiento después de que el TSJ sentenciara que, en efecto, se habían manipulado planos y textos del PGOU. Instrucción 1 trata ahora de averiguar cómo se produjeron esas modificaciones, «la madre del cordero» del caso, según reconoció ayer el alcalde, que se escudó en todo momento en que él siempre acata lo que le dicen los concejales y que firma los informes que van avalados por los técnicos municipales. Esto es lo mismo que han declarado los cinco concejales y exediles que le han precedido en pasar por este trámite en calidad de imputados

Su trayectoria como aval

«En 17 años, el alcalde no ha participado en el nombramiento de técnicos informantes. En los 25 años que llevo en política, no he recibido nunca a empresarios que concursen a un servicio o a una obra. Y yo nunca he firmado ninguna resolución sin un informe favorable de técnicos. En estos 17 años, no he tenido ni un reparo del interventor del Ayuntamiento».

También se acordó, aunque sin nombrarlo, del PSOE, que fue quien denunció el asunto ante la Fiscalía en el año 2008: «Es jodido un alcalde que te derrote 6 veces seguidas».

Garaje, Policía y «circo»

El alcalde entró a los Juzgados por el garaje exclusivo de jueces y detenidos · Llegó a la sala por pasillos internos, en medio de un gran despliegue policial y con unas 50 personas protestando en el exterior

El alcalde pasó ayer algo menos de tres horas en los Juzgados, pero fueron muy intensas. Llegó a las 9.15 en su coche oficial, entró por el garaje reservado a jueces y detenidos, y accedió directamente a la sala de vistas a través de unos pasillos internos, alejado de lo que el propio alcalde definió ayer como el «circo» de la protesta montada en el exterior por la Federación de Asociaciones Vecinales. Y de los flashes de las cámaras, claro.

Según pudo saber este diario, esta medida excepcional de entrar por el garaje y acceder a la sala por pasillos internos -los testigos y los citados como imputados entran por la puerta, a pie-, fue una decisión consensuada entre la Policía y el decano de los Juzgados, basada sólo en motivos de «seguridad», los mismos que alegó el comisario provincial, que estuvo al frente del operativo en la calle Angustias, para dar carta de normalidad al despliegue de agentes, de paisano y de uniforme, en los Juzgados.

Lo cierto es que la Policía logró que la estancia del alcalde en los Juzgados transcurriera con total normalidad y que a la salida por la calle Torrecilla, el casi medio centenar de manifestantes que había en el exterior, se limitara a despedir con gritos y silbidos el coche de León de la Riva.

Junto a los policías -entorno a una veintena dentro y otros tantos, fuera- y los vecinos concentrados para exigir Justicia para el León de la Riva -que remataron la mañana con una ‘marcha inglesa’ hasta el edificio de Caja Duero-, el tercer ‘elemento’ del día en los Juzgados fueron los medios de comunicación, con más de 20 profesionales dando fe del «circo»: «Vengo a declarar ante el juez no ante el circo que me ha montado el presidente de los Vecinos», alcalde dixit.

Gerbolés: «El alcalde echa la culpa a otros y no asume responsabilidades. Nos sobran los políticos»

El presidente de la Federación de Vecinos, Pablo Gerbolés, no entiende que el alcalde no asuma ninguna responsabilidad y ponga en foco sobre los técnicos. «Si es así que nos gobiernen los técnicos y que se vayan los políticos».

Saravia: «Debió entrar por la puerta principal, como obliga su cargo y representación institucional»

El Grupo Municipal de Izquierda Unida lamenta que el alcalde decidiera acceder a los juzgados por el garaje y no por la puerta principal, como corresponde a su cargo y representación institucional.

Puente: «Al alcalde se le va la fuerza por la boca. Su engaño ha quedado al descubierto»

El presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, critica que el alcalde anunciara que iba a declarar «a pecho descubierto», cuando entró a los juzgados por el garaje y con «nivel de protección policial nunca visto».

Fuente: Texto: A. G. Mozo y M.R.I., Fotografía: Jonathan TajesEl Día de Valladolid, 12-07-2012.


Alcalde de Valladolid se desmarca ante el juez de las irregularidades en el Plan de Ordenación Urbana

Eludió la concentración vecinal convocada al acceder a la sala de vistas por el conducto habitualmente utilizado por los presos

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, se ha desmarcado hoy de las modificaciones irregulares introducidas en 2003 en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad que están bajo investigación judicial y, durante su declaración como imputado prestada ante el juez instructor del caso, ha reiterado que a lo largo de su ya dilatada trayectoria política jamás ha firmado documento alguno sin contar antes con el visto bueno del personal técnico del Consistorio.

El primer edil del PP resumía así el interrogatorio sufrido durante más de dos horas, primero de su vida en calidad de imputado, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1, José María Crespo, en cuyo transcurso, y a preguntas de la fiscal de Urbanismo, Ana Valle; del abogado Carlos Castro, que ejerce la acusación popular en representación la de la Federación de Asociaciones de Vecinos, y del propio instructor, ha desgranado su participación en la tramitación del PGOU aprobado en el pleno de diciembre de 2003 y que, antes de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, en febrero de 2004, fue modificado para, supuestamente, beneficiar a los promotores de distintos proyectos urbanísticos.

"Ha quedado bastante claro que el alcalde no tiene participación alguna en lo que haya podido pasar", ha enfatizado el munícipe, quien a este respecto ha incidido en que su cometido se ha limitado simplemente a presidir los plenos, sin participar siquiera en las comisiones informativas de urbanismo y mucho menos nombrar a los técnicos informantes de los distintos temas en la materia.

Pero además, León de la Riva, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha advertido de que tampoco ha recibido en su despacho a empresario alguno que estuviera inmerso en algún concurso para optar a una obra un servicio, norma que, como así ha enfatizado, viene cumpliendo escrupulosamente desde hace veinticinco años, para reiterar a continuación que en diecisiete años al frente del Ayuntamiento jamás ha firmado una resolución "sin el visto bueno de los técnicos de urbanismo, los técnicos jurídicos o, en su caso, los técnicos económicos si así se requería".

PERSECUCIÓN POLÍTICA

Tras asegurar no explicarse cómo se pudieron introducir, subrepticiamente, alteraciones en el PGOU ajenas al acuerdo plenario, pues "eso es la madre del cordero", el regidor del PP, que en su declaración ante el juez estuvo asistido por el prestigioso abogado penalista José María Tejerina, ha confesado que nunca pensó que esta cuestión llegara finalmente a los tribunales, "a pesar de que había algunos con mucho interés. Es jodido tener un alcalde que les ha vencido seis veces seguidas", ha .

Aunque es la primera vez que el alcalde declara como imputado, éste ha asegurado que el trance no le ha parecido duro, si bien ha reconocido que tampoco ha sido cómodo "porque a los juzgados, al igual que Hacienda, cuanto menos te llamen mejor. A partir de ahí, uno tiene la conciencia tranquila cuando sabe que no ha hecho nada irregular", ha insistido.

Aunque el interrogatorio del alcalde ha comenzado a las 09.30 horas, media hora antes cerca de cincuenta personas convocadas por la Federación de Asociaciones de Vecinos se han concentrado ante el Edificio de los Juzgados para denunciar públicamente la corrupción urbanística que, según sostienen, practica el Ayuntamiento.

La presencia de los concentrados, que portaban pancartas del tipo ’Plaza Mayor huele a podrido’, ’Qué mal huele el Ayuntamiento’, ’No al caciquismo’ o ’El Arzobispado también ha especulado’, ha llevado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a montar un fuerte dispositivo tanto dentro del inmueble judicial como en sus alrededores, sin que finalmente se produjeran incidentes.

El propio alcalde, para evitar, según sus propias palabras, "el circo montado por el presidente de la organización vecinal", ha llegado a los juzgados a bordo de un turismo y ha accedido al interior del edificio por el garaje subterráneo y la zona de calabozos, y desde allí, en ascensor, ha subido a sala de vistas, siguiendo así el mismo itinerario que suelen recorrer los presos cuando acuden a juicio.

POCO ESCLARECEDORA

La testifical de León de la Riva, que toma así el relevo de la prestada, también como imputados, por casi otra veintena, entre exediles, concejales hoy en activo y técnicos, no parece haber despejado la mayoría de las incógnitas del caso, tal y como se ha lamentado Carlos Castro, letrado de la acusación popular, quien tenía la esperanza de que el interrogatorio del primer edil "fuera muy esclarecedor y arrojara alguna luz, pero lamentablemente no ha aportado ninguna iluminación" sobre quién hizo esas alteraciones, por orden de quién y con qué propósito.

Así, el acusador popular, con cierta ironía, ha apuntado que el interrogado se escuda en los técnicos y en que tampoco se lee todo lo que firma por falta de tiempo material, aunque el letrado ha replicado que "los hechos ocurrieron, evidentemente, y quien no fue el que los hizo si tuvo que ser el que los consintió. Puede ser responsable no sólo el autor de esas alteraciones sino quien los consintió porque ni los corrigió ni los investigó", ha sentenciado.

JPEG

Fuente: Texto: Europa Press, Fotografía, La Información, 12-07-2012.