Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > IU de Valladolid se posiciona en contra del proyecto de reforma de la Ley (...)

Ataque a la autonomía municipal

IU de Valladolid se posiciona en contra del proyecto de reforma de la Ley de Bases de Régimen Local

Permite que los municipios de menos de 20.000 habitantes puedan verse privados de sus competencias para prestar servicios mínimos, atentando contra el principio de autonomía local, y relega al mundo municipal a un papel residual en el contenido político de la gestión

Martes 17 de julio de 2012 · 47 lecturas · rss article rubrique


COMUNICADO DE IU VALLADOLID

Valladolid, 17 de julio de 2012

Tras una primera valoración que no puede ser más negativa, desde Izquierda Unida de Valladolid vemos con preocupación la reforma prevista por el PP de la Ley de Bases de Régimen Local, ya que lo que hace es atacar los principios constitucionales de autonomía local y suficiencia financiera.

Una reforma que avanza en la dirección contraria a lo que han sido tradicionalmente las reivindicaciones de IU: más autonomía, claridad competencial y más financiación.

Introduce la posibilidad de que los municipios de menos de 20.000 habitantes puedan verse privados de sus competencias para prestar servicios mínimos lo que es un atentado contra el principio de autonomía local y relega al mundo municipal a un papel residual en el contenido político de la gestión.

El PP a través de esta reforma pretende básicamente poner coto a la actividad municipal, reducirla a la mínima expresión, llegando al extremo de exigir un estudio de mercado con objeto de que la iniciativa municipal no afecte a la concurrencia empresarial. Es decir si la actividad se ejerce desde el ámbito privado no es necesaria la actividad pública. Toda una declaración de intenciones y de intereses.

Esta contrarreforma relega a los ayuntamientos al mero papel de delegaciones de las CCAA y del Estado, los deja sin contenido político y sin capacidad de gestión más allá de lo que decidan las otras administraciones, reservándoles prácticamente las competencias relativas al mantenimiento de la ciudad.

Por tanto en vez de avanzar en la línea de construir ayuntamientos más fuertes con más competencias y mayor capacidad de gestión se va en dirección contraria, intentando alejar la política de los ciudadanos y convirtiendo a los ayuntamientos en rehenes políticos de otras administraciones.

Se refuerza el papel de las diputaciones provinciales, estructuras obsoletas, cuestionadas políticamente en muchos casos e inútiles una vez que existen las CCAA.

Desde Izquierda Unida seguiremos defendiendo la desaparición de las diputaciones provinciales y la asunción de sus competencias por la CCAA, ya que en este momento sus funciones se suplantan, se confunden y en muchos casos se duplican. No puede ser creíble el discurso del PP sobre las supuestas duplicidades administrativas y que se opte por reforzar las diputaciones provinciales salvo que el objetivo final no sea otro que debilitar los municipios, cuya autonomía molesta.

Por último en esta reforma no se hace ninguna mención a la financiación necesaria para asumir los retos municipales y solamente se menciona la obligación de cumplir la Ley de estabilidad presupuestaria por encima de todo, no se menciona ni una sola vez a los ciudadanos y sus derechos y no se aborda la insuficiencia financiera local. Bien al contrario, se impone la obligación de evaluar el coste de los servicios municipales estableciendo tres opciones para los ayuntamientos si los mismos son deficitarios: o se cierran o se privatizan o se intervienen. Filosofía de gestión del PP elevada a rango de ley.