Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > El Grupo Socialista denuncia irregularidades en la gestión del contrato de (...)

Barrios del norte de Valladolid

El Grupo Socialista denuncia irregularidades en la gestión del contrato de conservación de jardines en la Zona Norte

La U.T.E. “Grupo RAGA - ARCEBANSA, S.A.", que cobrará casi 5 millones de euros, no surte a los trabajadores de material y medios ni controla la gestión

Martes 17 de julio de 2012 · 96 lecturas · rss article rubrique


COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

Valladolid, 17 de julio de 2012

El Grupo Municipal Socialista realizará una batería de preguntas en la próxima Comisión de Desarrollo Sostenible, que se celebrará el viernes, para que el Ayuntamiento explique la vigilancia y control que está llevando a cabo de la adjudicación del contrato de mantenimiento y mejora de parques y jardines de la Zona Norte de la ciudad.

Hasta el Grupo Socialista han llegado noticias de irregularidades e incumplimientos en la gestión de este contrato por parte de la UTE adjudicataria, Grupo RAGA - ARCEBANSA, que se encarga de esa zona verde de Valladolid desde el 1 de marzo tras hacerse con un contrato de casi 5 millones de euros por cuatro años.

El área abarca una superficie de zona verde de 1.104.000 metros cuadrados, en la que figuran parques como el forestal de Fuente el Sol, Campiña del Carmen, Jardín Botánico, Madre Amadora, Mirador de La Victoria, Soto de Medinilla, El Cabildo o los Viveros, Pilarica Los Santos y Juan Carlos I, Glorieta del Descubrimiento.

La empresa, para dar cumplimiento a esta adjudicación, tiene contratados a 29 trabajadores, entre los cuales hay un jefe/a de Servicio, 1 encargado y 27 operarios; sin embargo, a día de hoy, de entre los 29 trabajadores hay 2 bajas laborales, una por maternidad desde el inicio de la contrata y otra por enfermedad, bajas que no se han cubierto, de igual forma que no se cubren las vacaciones que los empleados están disfrutando.

A pesar de haber transcurrido ya un trimestre completo desde que la UTE se hiciera cargo, según ha podido saber el Grupo Socialista, hay trabajadores que todavía no han recibido la ropa de trabajo, otros siguen trabajando con la ropa de la anterior adjudicataria (Eulen), y los que la recibieron, no tienen repuestos, de forma que trabajan con pantalones y polos rotos, a pesar de que el Pliego señala que “todos los operarios irán provistos de uniforme" tanto en verano como en invierno y tiempo de lluvia.

Tampoco la maquinaria es adecuada. Los trabajadores se ven obligados a realizar trabajos de forma manual al carecer la empresa de camión pluma -que está obligada a tener- para alzar a la orilla los desbroces de los taludes del río Esgueva, ni camión basculante para descargar el material de desbroce en la planta de residuos que RESCO tiene en el municipio de San Martín de Valvení.

En cambio, existen documentos gráficos de la presencia de un camión pluma del Ayuntamiento de Zamora realizando trabajos de recogida de material de poda en Barrio España, cuya presencia conviene saber si el Ayuntamiento de Valladolid conoce, así como el motivo de su utilización en esta ciudad.

El 25 de abril de 2012, el alcalde de Valladolid, el Concejal de Desarrollo Sostenible y responsables de la UTE presentaban en la Plaza de Poniente la nueva maquinaria que se iba a utilizar en el mantenimiento de los jardines de esta zona: tres vehículos eléctricos, una sopladora, dos tijeras, dos motosierras y dos cortasetos eléctricos, herramientas que fueron presentadas como una mejora para el servicio y que, sin embargo, no se están utilizando, puesto que no tienen la fuerza necesaria para realizar los trabajos, obligando a los operarios a usar la maquinaria antigua.

Lo relatado pone de manifiesto que no hay un seguimiento del cumplimiento de este y otro tipo de contratos municipales, de forma que ofertas a la baja que pueden incurrir en temeridad, como es el caso, no se supervisan. Esto repercute en la calidad del servicio que llevan a cabo estas contratas y en definitiva en la gestión municipal, de la que presume, sin motivos, este equipo de gobierno. Repercute además en las condiciones de trabajo del personal contratado en este tipo de concesiones. Y supone en definitiva una alteración evidente de los procesos de contratación, que quedan adulterados con la presentación de ofertas que luego no se cumplen en sus términos por ser incompatibles con la rentabilidad buscada por la empresa adjudicataria.

Por último, según la información que maneja el Grupo Socialista, el Ayuntamiento ha abierto varios expedientes a esta contrata en las últimas semanas, expedientes que el PSOE demanda conocer, así como sus motivos.

El Grupo Socialista reclamará explicaciones en torno a estas irregularidades, si el Ayuntamiento las conoce, de qué manera ha vigilado el cumplimiento del contrato, y las medidas que ha tomado para corregir las deficiencias observadas que han motivado esos expedientes.