Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Asuntos sociales > El Ayuntamiento analiza ordenanzas de otras ciudades para atajar la (...)

Prostitución en la calle

El Ayuntamiento analiza ordenanzas de otras ciudades para atajar la prostitución callejera

Valladolid cuenta con un foco muy localizado en la Carretera de Renedo en el que trabajan unas 30 mujeres

Miércoles 24 de abril de 2013 · 83 lecturas · rss article rubrique


¿Recriminar solo al que ejerce la prostitución o también al cliente? ¿Multa pura y dura u orientación hacia los servicios sociales? En eso están. Los tres grupos municipales en el Ayuntamiento de Valladolid han iniciado las reuniones para analizar los cambios a introducir en la ordenanza de protección de la convivencia, conocida popularmente como ’antivandalismo’ con el objetivo de intentar erradicar el ejercicio de la prostitución en la calle. El pasado 5 de abril concejales del equipo de gobierno, PSOE e IU abrieron una mesa de debate para estudiar un problema que en la ciudad se concentra, según las organizaciones sociales que trabajan con el colectivo, en un pequeño foco situado en la Carretera de Renedo, junto al barrio de Los Santos Pilarica. Una treintena de mujeres en rotación, la mayor parte de ellas de origen rumano y sin problemas de toxicomanías, que ofrecen sus servicios en la rotonda del campo de fútbol de El Tomillar, una actividad que provoca el rechazo de los vecinos de los barrios colindantes al llevarse a cabo en una zona con un importante tránsito de niños.

Fue en diciembre de 2012, durante el debate en pleno de una moción del PSOE sobre los problemas del plan parcial de Los Santos-Pilarica, cuando los populares anunciaron su intención de atajar esta práctica, que en la capital se encuentra muy localizada. A principios de mayo se convocará otro encuentro después de que las tres formaciones hayan analizado las diferentes ordenanzas municipales que en otras ciudades españolas se han ocupado de este espinoso asunto.

Entre los textos que manejan, se encuentra la ordenanza tipo de la Federación de Municipios y Provincias, que en sus artículos 62 a 64, recoge esta conducta como una infracción tanto para el que la ofrece como para el que la solicita, con sanciones que oscilan entre los 750 y los 3.000 euros. Antes de imponer la multa se prevé la advertencia de los agentes y solo si se persiste en la actitud llega la receta. Este modelo hace especial hincapié en la necesidad de orientar a las mujeres a los servicios sociales para su reinserción. También se está analizando la de Sevilla, donde únicamente se multa al demandante del servicio, o la de Barcelona, que prevé un mayor castigo económico para el cliente e incluye la posibilidad de que la prostituta no pague la multa si accede a un programa social.

Trabajos previos

El portavoz de PP, Jesús Enríquez, explica que su formación ya ha iniciado el diagnóstico con las entidades Aclad y Albor, dos organizaciones que conocen de cerca los problemas de estas mujeres a las que apoyan a diario. Enríquez matiza que este negocio alegal no adquiere en Valladolid la intensidad que alcanza en otras capitales y apuesta, además de por la prohibición, por el apoyo con información sobre los recursos públicos a los que se puede acceder para abandonar la prostitución, la protección de la salud y la lucha contra las mafias.

Asunción Barrios, concejala del PSOE, es la encargada de realizar el análisis en su formación y ya ha mantenido reuniones con las asociaciones de vecinos de Los Santos-Pilarica, Pilarica, Belén y Delicias para recabar su opinión, mientras analizan las normativas de otras ciudades. El mismo trabajo está realizando Izquierda Unida, aunque su edil María Sánchez aboga por no incluir este tema en la ordenanza antivandalismo. Así, reclama la necesidad de realizar un estudio previo de la situación, asesorado por las ONG que trabajan en este ámbito. Además, señala que «sería fundamental que los servicios sociales se acercaran a conocer de primera mano los problemas de estas mujeres al ser un colectivo relativamente pequeño y que está muy localizado».


Fuente: Texto, Fotografía: R. Otazo, El Norte de Castilla, 24-04-2013.