Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > Manifesto de la Cumbre Social de Castilla y León con motivo de la Fiesta de (...)

Villalar 2013

Manifesto de la Cumbre Social de Castilla y León con motivo de la Fiesta de Villalarde 2013

Vivimos un momento de urgencia social en el que tenemos que unirnos, de manera solidaria, para recuperar nuestros derechos

Martes 23 de abril de 2013 · 53 lecturas · rss article rubrique


MANIFIESTO DE LA CUMBRE SOCIAL DE CASTILLA Y LEÓN “POR EL EMPLEO, POR LA DEFENSA DEL ESTADO DEL BIENESTAR, POR LOS DERECHOS SOCIALES Y POR LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA”

23 DE ABRIL, DÍA DE VILLALAR 2013

Nuestra tierra, Castilla y León, ha cumplido 30 años de existencia como Comunidad Autónoma. Y lo ha hecho inmersa en una situación de crisis económica, política y social, sin precedentes, en la que el desempleo continúa batiendo récords históricos, con más de 250.000 personas en situación de desempleo, de los cuales más de 114.000 carecen de prestación alguna y donde 90.000 familias tienen a todos sus miembros en paro.

Las últimas estadísticas señalan que el 21% de la población de Castilla y León, es decir 1 de cada 5 ciudadanos o ciudadanas de nuestra Comunidad, viven por debajo del umbral de la pobreza. Una situación de pobreza que no es solo cuestión de estadísticas, sino que convivimos a diario con ella, de la que forman parte arrojando de sus casas, a la calle, a personas que en muchos casos se ven abocados a la indigencia y a no poder contar con una vivienda digna.

En una Comunidad tan extensa como la nuestra, caracterizada por una baja densidad de población y por tener buena parte de la misma, que además es la de mayor edad, diseminada en multitud de núcleos de población extremadamente dispersos y alejados de las capitales, en los que la actividad productiva y los servicios son cada vez más escasos, la situación de vulnerabilidad se agrava, a la vez vemos que las leyes anunciadas, tanto en el Estado como en la Comunidad, van a conseguir la aniquilación de muchos de nuestros pueblos.

La mala situación económica a que hemos de hacer frente como país y como comunidad, se agrava por decisiones políticas que conllevan drásticos recortes sociales, económicos y laborales, están suponiendo unduro azote en el ya menguado estado del bienestar de nuestras zonas rurales, con continuas amenazas de reducciones, cuando no cierres, de servicios públicos, como ha sido el caso de los puntos de atención sanitaria continuada, o de ciclos educativos obligatorios.

Motivos que se nos antojan más que justificados para, aprovechando la cita del Día de la Comunidad de Castilla y León, en la festividad del 23 de abril, DÍA DE VILLALAR DE LOS COMUNEROS, las organizaciones queformamos parte de la CUMBRE SOCIAL DE CASTILLA Y LEÓN, unamos nuestras voces para recordar a toda la ciudadanía que la fecha de Villalar siempre ha sido un símbolo de las reivindicaciones ciudadanas, y de la lucha por la libertad y los derechos sociales en nuestra tierra.

Al igual que hiciéramos con motivo de la última Huelga General, y tal y como hemos venido haciendo mediante los numerosos actos reivindicativos que se han convocado en el último año, en la necesidad de mantener una ’Movilización Social’ sostenida en el tiempo frente a las políticas que nos empobrecen como país y como comunidad al tiempo que condenan a la ciudadanía a vivir situaciones de miseria, invitamos a todos los castellanos y castellanas y a todos los leoneses y leonesas, a acudir, el próximo martes 23 de abril, a la Campa de Villalar de los Comuneros, como espacio histórico y democrático de reivindicación; para, juntos, exigir a nuestros gobernantes que ningún ciudadano quede abandonado a su suerte en Castilla y León, ya que es obligación y responsabilidad de las Administraciones Públicas proteger a los miles de trabajadores y de ciudadanos que se encuentran en situación de extrema dificultad por la pérdida de ingresos y sin apenas coberturas sociales.

Porque, tras cinco años de crisis económica, lo único que crece en España, y en Europa, es la desigualdad, el desempleo, la miseria, la exclusión social y las dudas sobre unos dirigentes políticos cuya pertinaz insistenciaen políticas fracasadas resulta inaceptable.
Y es que, tras las últimas Reformas Laborales aprobadas en España, y muy especialmente tras la aprobada hace un año por el Partido Popular, a la vista de los incuestionables datos sobre destrucción de empleo, con decenas de miles de trabajadores castellanos y leoneses afectados por ERES colectivos, con un aumento de ERES del 82% tras la entrada en vigor de la última Reforma; o por los despidos individuales, y por el deterioro continuado de las condiciones laborales; afirmamos con rotundidad que no han conseguido el objetivo de crear empleo que sirvió para justificarlas y en cambio si han conseguido el objetivo oculto de precarizar el empleo dinamitando un marco de relaciones laborales que sin ser perfecto garantizaba derechos a los trabajadores.

Una prueba de la destrucción del marco de relaciones laborales es que a fecha de hoy, 205.000 trabajadores de nuestra Comunidad no han renovado sus Convenios colectivos, y más de 20.000 aún carecen de Convenio colectivo de referencia. De esto no son culpables únicamente los políticos que votaron a favor de las Reformas, sino también los empresarios que las han exprimido en beneficio propio sin importarles las consecuencias para las personas, los trabajadores y trabajadoras, para la Comunidad e incluso para sus propias empresas. Y buena parte de esta culpa la tiene la patronal española y en particular la CECALE, que lejos de apostar por un modelo justo y moderno de relaciones laborales, se muestran incapaces de resolver sus enfrentamientos y problemas internos.
También desde aquí nos dirigimos a la Junta de Castilla y León y a los Ayuntamientos y Diputaciones de nuestra Comunidad que hoy todavía no han renovado sus convenios colectivos, porque las administraciones públicas tienen la obligación de ser ejemplo para el sector privado en lo que tiene que ver con las condiciones laborales de sus empleados y el cierre de estos convenios sin esperar al fatídico 8 de julio sería sin duda un espaldarazo para el cierre de la negociación colectiva en el resto de empresas.

La crisis está siendo aprovechada como excusa para golpear pertinazmente el ’Estado del Bienestar’ y pilaressociales básicos como son la sanidad, la educación, la dependencia y los servicios sociales, cuestionando su sostenibilidad con el propósito de ir desmantelando su carácter universal y gratuito, mientras no se mira que del lado de los ingresos estamos bastante lejos de la media de nuestros vecinos por culpa de una política fiscal errónea, especialmente en cuanto a la progresividad de los impuestos y a la persecución del fraude. Por todo ello las entidades de la Cumbre Social, rechazamos con firmeza, los recortes que se están produciendo en los Servicios Públicos.

Y, muy al contrario, demandamos el reforzamiento de nuestro modelo social, mediante el desarrollo de políticas que prioricen las necesidades de las personas sobre los intereses de los mercados y mediante políticas de impuestos que graven realmente a quienes más recursos tienen, especialmente a las grandes empresas y a quienes actualmente encuentran en otros países o en “productos financieros opacos” el acomodo para sus fortunas.

Por otra parte, denunciamos que las políticas económicas de ajuste y de control del déficit que se están promoviendo desde las Instituciones Europeas y desde los mercados financieros, están generando justo el efecto contrario, es decir más paro y más recesión económica. Es hora, tras varios años de crisis sin obtener resultado alguno que nos permita incorporarnos a la senda de la recuperación, de promover políticas de estimulo que permitan dinamizar la propia economía y generar empleo.

Y es hora también de reafirmar nuestro compromiso con la propia democracia y con la soberanía de losEstados frente a las exigencias de los mercados financieros que son capaces de someter a los países a presiones intolerables con el único objetivo de la rentabilidad aunque para ello se vaya en contra de los intereses de la inmensa mayoría de las personas, desmantelando derechos sociales y laborales, y empobreciendo aún más a la ciudadanía. La confianza debe volver a recaer en la ciudadanía y no, como hasta ahora, que sólo persigue el plácet de los mercados.

En base a ello, exigimos que se devuelva a la política su condición de herramienta al servicio de las personas, expulsando a los corruptos de la vida pública y acometiendo las reformas constitucionales que sean precisas, para mejorar la calidad democrática. En este sentido, lamentamos el resultado de la ILP sobre la Dación en Pago que, pese a estar respaldada por un millón y medio de firmas, ha sido ignorada por la mayoría parlamentaria del Partido Popular, al no dar respuesta al problema de los desahucios y porque, una vez más, se da la espalda a una iniciativa legislativa de la sociedad, como cauce de expresión democrática.

Las entidades miembro de la Cumbre Social de Castilla y León, defendemos que la sociedad civil debe perder el miedo a manifestar sus opiniones; no podemos acobardarnos ante los continuos recortes y ante el desmantelamiento
o debilitamiento de los servicios sociales, culturales y educativos. Ni ante las medidas coercitivas puestas en marcha por nuestros gobernantes para limitar el derecho ciudadano a participar en las decisiones políticas en una sociedad democrática, más allá del voto cada cuatro años.

Hay muchos motivos para seguir reclamando una salida justa de la crisis, pero hay dos razones que nos unen por encima de todo: que ni nos resignamos a aceptar callados más recortes sociales, laborales o económicos; ni estamos dispuestos a aceptar esa idea que se nos quiere inculcar de que nuestros hijos estén condenados a vivir peor que sus padres.

Y es que, no olvidemos que vivimos un momento de urgencia social en el que tenemos que unirnos, de manera solidaria, para recuperar nuestros derechos. Porque sólo desde la defensa del derecho al empleo y a la vivienda, y desde la defensa de unos sistemas educativo y sanitario públicos, podremos hacer frente a las medidas que desmantelan los derechos sociales alcanzados durante décadas de lucha, garantizando la igualdad de oportunidades, clave en una sociedad democrática. Sólo desde la respuesta social habrá futuro.

Por una oportunidad para los más de 250.000 desempleados de Castilla y León,

Por el empleo y la protección social,

Por la igualdad y la libertad,

Por la educación y por la sanidad públicas,

Por unos servicios públicos de calidad que garanticen la justicia social y la igualdad de oportunidades,

Por el futuro de esta tierra y de sus gentes...

¡El 23 de abril, nos veremos en Villalar!

CUMBRE SOCIAL DE CASTILLA Y LEÓN

La Confederación de Asociaciones Vecinales de Castilla y León - CAVECAL es miembro de la Cumbre Social de Castilla y León