Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > Crónica del pleno de julio de 2013

Plenos municipales

Crónica del pleno de julio de 2013

Javier León no quiere hablar de becas en el pleno

Domingo 30 de junio de 2013 · 5 lecturas · rss article rubrique


Javier León no quiere hablar de becas en el pleno

Al contrario de lo que su partido ha hecho en la Junta y en la Diputación, ha vetado la discusión de una moción socialista para que se garantice su cobro “al margen del presupuesto”

Fuente: Texto, Último Cero, 30-06-2013.


El Ayuntamiento ingresará tres millones por el cambio de uso del colegio de las Jesuitinas a hotel

Parados en Movimiento arremete contra el PP por «incumplir» sus compromisos

Recalificar el antiguo colegio de las Hijas de Jesús, en la calle López Gómez, para uso hotelero, de comercio y oficinas conllevará unos ingresos de casi tres millones de euros para las arcas municipales, un pellizco importante que el equipo de gobierno pretende cobrar en dinero, según adelantó el alcalde, Francisco Javier León de la Riva. El pleno del Ayuntamiento de Valladolid dio luz verde ayer, con los votos a favor del PP, la abstención del PSOE y el rechazo de Izquierda Unida, al cambio de uso de este complejo educativo, situado en centro de la capital.

Los dos partidos de la oposición expusieron sus pegas a esta operación. El portavoz del PSOE, Javier Izquierdo, abogó porque las plusvalías se materializasen en una nueva dotación para la zona centro en ese mismo espacio –un centro de mayores o una escuela infantil– y que el aparcamiento previsto en la zona quede vinculado en exclusiva al hotel para evitar las tentaciones de que se convierta en un nuevo estacionamiento de rotación. Izquierdo abogó, además, porque el actual patio del colegio se convierta en una plaza de uso público. Desde Izquierda, Manuel Saravia reprochó, por su parte, esta nueva modificación del PGOU en un momento en el que Plan General se está revisando en su integridad e instó a incluirla en el proceso de redacción del nuevo documento.

La concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, acotó que varias de las peticiones se tendrán en cuenta en el momento de firmar el convenio, una rúbrica que la Junta impide antes de aprobar la modificación del cambio de uso, según recalcó la responsable del área. Fue el primer edil el que aclaraba, tras la sesión, la intención de cobrar las plusvalías en dinero y analizar más tarde a que se destina lo recaudado. León de la Riva sí garantizó que el subterráneo para coches será para dar servicio al establecimiento de alojamiento, mientras que las plazas sobrantes podrían alquilarse o venderse a residentes. Asimismo, abundó la intención de crear una plaza en ese entorno abierta a los ciudadanos.

«Es usted un charlatán»

El cambio de uso de las Jesuitinas fue uno de los dos asuntos urbanísticos que se trataron en la sesión. El otro, el actual proceso de revisión del PGOU, fue el que llevó el tono más bronco al salón de plenos. La moción partía de Izquierda Unida y en ella se reclamaba una debate más amplio sobre el modelo de cuidad ante la «escasa participación que se ha fomentado desde el PP». Vidal aprovechó su turno de respuesta para volver a abroncar a Saravia y recriminarle el envío de cartas a las entidades y personas que presentaron sugerencias al avance del PGOU ofreciéndose a aportarles las respuestas oficiales a sus alegaciones. Vidal le acusó de ser responsable de una «grave vulneración» del reglamento al facilitar datos de un expediente que «no es público». «Le pedimos que nos deje trabajar, usted no nos va a marcar la agenda y en democracia cada uno no hace lo que le da la gana», le espetó al portavoz de IU. Fue en ese punto cuando la concejala tachó al arquitecto de «charlatán» y tiró de archivo para recordarle que en la revisión de 1993 fue contratado «a dedo». Vidal puso en cuestión el trabajo de Saravia en aquella época. «Llegaron a editar mil ejemplares del documento para engordar el currículo de los redactores, el plan estuvo menos de un mes en exposición pública y aún estamos pagando las indemnizaciones de Cabildo Sur, que vienen de entonces», le reprochó.

Saravia se mostró sorprendido de los datos aportados por Vidal y le recriminó que haya destinado un técnico de la concejalía a bucear en un expediente de hace veinte años. El portavoz de IU recalcó que no se arrepiente de haber enviado a las cartas a los alegantes –«muchos nos lo han agradecido»– y volvió a acusar al equipo de gobierno de redactar el nuevo documento urbanístico de acuerdo con el «lobby» de los grandes constructores con el objetivo de mantener vivas las grandes bolsas de suelo residencial en la periferia (áreas homogéneas). Las afirmaciones de Vidal escocieron a IU hasta el punto de que por la tarde enviaba a los medios una nota en la que criticaba la «maniobra de distracción». «No es de recibo comparar la dirección política de un plan de urbanismo (la de Cristina Vidal, hoy) con el trabajo de los técnicos. Si entiende que quien realmente dirigen los procesos son los técnicos mejor sería que asistiesen al pleno los señores De las Rivas o Pimenta (codirectores del plan actual) en lugar de la concejala», recalcaba el aludido, quien aseguró que en 1993 el proceso de avance y votación del PGOU se culminó en cuatro meses y 22 días, mientras que con el actual han pasado ocho meses desde la publicación del primer documento.

El socialista Javier Izquierdo echó un capote a Saravia y aseguró que el PP practica el «oscurantismo» en este proceso de revisión del PGOU, que lleva a cabo para «tapar el sonrojo de la manipulación», ahora en los tribunales, y para «salvar los intereses especulativos de unos pocos».

Fuente: Texto, El Norte de Castilla, 01-07-2013.


COMUNICADOS DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA:

COMUNICADOS DEL GRUPO MUNICIPAL DE IU: