Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > El urbanismo que reivindicamos para Valladolid

Asamblea Anual 2005 de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid

El urbanismo que reivindicamos para Valladolid

La Federación propone medidas para corregir la tendencia actual que nos lleva hacia un crecimiento desordenado, desmesurado para la evolución esperada de la población, consumidor elevado de todo tipo de recursos y poco cuidadoso con los espacios naturales a los que somete a presiones importantes que van a producir su degradación inevitable

Lunes 14 de febrero de 2005 · 686 lecturas · rss article rubrique


La reciente aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid supone la opción por una ciudad dispersa donde serán los promotores los que decidan la forma que tomará su crecimiento. Esta nueva propuesta se añade a la que ya habían puesto en marcha la mayor parte de los municipios del entorno de Valladolid y el resultado final va a ser un crecimiento desordenado, desmesurado para la evolución esperada de la población, consumidor elevado de todo tipo de recursos y poco cuidadoso con los espacios naturales a los que somete a presiones importantes que van a producir su degradación inevitable.

Corresponde a esta Federación realizar una crítica fundada a esa opción y plantear cuantas alternativas permitan paliar los problemas que se derivan, tanto del Plan General de Valladolid como de las tendencias expansivas que se manifiestan en los municipios del alfoz.

En ese sentido queremos mantener e impulsar un debate sobre las infraestructuras que corresponden a esta realidad que es “Valladolid y su entorno”. El punto de partida debería ser el documento DOTVAENT (Directrices para la Ordenación Territorial de Valladolid y Entorno) ya aprobado por la Consejería de Fomento, pero que hay que revisar en función de las modificaciones que ya se han producido. Nuestra opción será la defensa de un modelo de movilidad que se apoye fundamentalmente en el transporte público, en la utilización y recuperación de todas las infraestructuras ferroviarias existentes y en la construcción de aparcamientos disuasorios en las diversas entradas a Valladolid combinados con líneas de transporte público en nuestra ciudad.

En la misma línea habrá que procurar el mantenimiento de todas las propuestas orientadas a poner en uso un buen cinturón de espacios naturales continuos y habrá que ordenar la construcción de centros comerciales y otras infraestructuras de impacto.

El desarrollo futuro de Valladolid, una vez que el Plan General deja urbanizar la práctica totalidad del término municipal, va a depender de las intenciones de los promotores. Esta situación acarreará costes importantes para la ciudad y para los vecinos, tanto de tipo ambiental como de tipo social. Parece interesante poner cuantas cautelas podamos para evitar, dentro de lo posible, ese tipo de problemas.

Consciente de ello, la Federación y las Asociaciones de Vecinos que la forman, reivindicamos:

1. Mantener nuestra apuesta tradicional por el cuidado y la máxima utilización de la ciudad existente. Hay que prestar atención a las zonas con viviendas en malas condiciones, principalmente de las zonas norte y este, con planes de rehabilitación para lugares específicos y el fomento de pequeñas actuaciones de recuperación de plazas, calles y actividad comercial en todos los barrios.

2. Rediseñar las infraestructuras para lograr una movilidad donde el transporte público y las formas alternativas encuentren su máxima expresión en detrimento del vehículo privado.

3. Repartir por todos los barrios las “infraestructuras de ciudad” (auditorios, edificios administrativos de las administraciones públicas, etc.) y las dotaciones sociales.

4. Exigir, con carácter previo, a los nuevos desarrollos urbanísticos el cumplimiento de una serie de condiciones:

a) Garantía de buenas conexiones, vía transporte público, con la ciudad existente y, sobre todo, con las dotaciones que vayan a utilizar y que se encuentren fuera de su ámbito territorial. AUVASA debe informar, en ese sentido, todas las solicitudes de desarrollo de suelos urbanizables que se planteen.

b) Los Servicios Provinciales de la Junta de Castilla y León y de los diversos Ministerios deberán informar, también con carácter previo, de sus compromisos de construcción y puesta en funcionamiento de nuevas dotaciones (centros de salud, colegios, etc.), al mismo tiempo que se levantan las edificaciones para garantizar calidad de vida en las zonas de expansión de la ciudad.

c) El Ayuntamiento deberá proceder de forma similar con compromisos para aquellas dotaciones (instalaciones deportivas, centros cívicos, etc.) que sean de su competencia.

5. Para lograr un uso correcto y racional de los recursos existentes, que el Ayuntamiento facilite el desarrollo de los suelos urbanizables que se encuentren más próximos a la ciudad y elabore un plan de utilización de todas las dotaciones que ya existen en los diversos barrios y que están perdiendo sus usos tradicionales.


Moción presentada por la Comisión Ejecutiva y aprobada en la XXV Asamblea General Ordinaria de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid