Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Cultura, ocio y deporte > IU propone rehabilitar el Cine Castilla ubicado en el Barrio Girón basando (...)

Girón

IU propone rehabilitar el Cine Castilla ubicado en el Barrio Girón basando la intervención en la participación ciudadana

El proceso puede ser muy sencillo: no se trata de consultar a la ciudadanía a posteriori, se trata de asentar en primer lugar un amplio proceso educativo-participativo elaborando un diagnóstico inicial sobre el cine Castilla y el barrio Girón y sus problemas

Sábado 17 de agosto de 2013 · 77 lecturas · rss article rubrique


COMUNICADO DEL GRUO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA

17 de agosto de 2013

En Valladolid hay numerosos inmuebles deteriorados y en desuso que podrían estar destinados a la intervención social cubriendo así diferentes necesidades de la población vallisoletana. Por ello, el Grupo Municipal de Izquierda Unida propone rehabilitar el cine Castilla ubicado en el Barrio Girón a través de un proceso participativo que dé como fruto la creación de un centro de creación cultural donde artistas locales podrían llevar a cabo su actividad además de combinarlo con otros usos para personas jóvenes. IU llevará esta propuesta a la próxima Comisión de Bienestar Social, Cultura y Participación, que se celebrará en la última semana del presente mes de agosto.

El inmueble, que durante los años 70 y principios de los 80 fue un importante espacio cultural de arte y ensayo, permanece cerrado desde entonces y en proceso de deterioro. La titularidad de las instalaciones es de la Junta de Castilla y León que podría ceder el uso al Ayuntamiento de Valladolid para desarrollar el proyecto. Fue un símbolo de actividad cultural y lo es ahora de dejadez e inoperancia de la administración.

Desde IU se considera que el eje fundamental de la reconversión del inmueble debe estar basado en la implicación de ciudadanas y ciudadanos, es decir, que las personas y colectivos que utilizarían el espacio son precisamente los que diseñarían y pensarían la estructura del centro, además de participar de la gestión y programación del mismo. Se trata, precisamente, de que con pocos medios se pueda conseguir una herramienta que sea pensada por los destinatarios, dejando de lado un modelo en el cual se proyectan espacios sin tener en cuenta la opinión de las personas que van a utilizarlo. La propuesta pretende poner en marcha un proceso de participación en profundidad de todos los sectores juveniles y artísticos vallisoletanos en colaboración con las instituciones responsables, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid, para definir la actuación.

Hay que recordar que actualmente en la ciudad existen pocos espacios en los que creadores y gente joven puedan desarrollar actividades culturales de manera autónoma. De hecho el Espacio Joven, desde su creación, no ha buscado implicar a los jóvenes en el diseño de la programación y se ofrece como un centro donde asistir a actividades pero con poca intencionalidad participativa, resultando en la mayoría de los casos un mero contenedor cultural.

En los últimos tiempos se han ido sucediendo proyectos sociales en Valladolid que buscaban el beneplácito municipal para poder autogestionar espacios abandonados y de titularidad de la administración para dar uso y salida a necesidades sociales existentes. La combinación no puede ser más sencilla: necesidades de espacio para intervenir socialmente y espacios abandonados en desuso. Sin embargo el equipo de gobierno municipal ha dado la espalda a estas iniciativas, el caso más reciente y sonado ha sido el del colegio San Juan de la Cruz en la Rondilla.

Ante esta situación el Grupo Municipal de Izquierda Unida insiste en la necesidad de que el Ayuntamiento se ponga en marcha y fomente la rehabilitación a través de procesos participativos. Una práctica ya antigua, con múltiples ejemplos desde los años 70 a la actualidad, con trabajos de referencia (explicados por Kroll, Erskine, Sanoff, di Carlo, etc.), y obras recientes en ciudades como Barcelona (Can Batlló), Rivas-Vaciamadrid (La Casa Grande).

El proceso puede ser muy sencillo. No se trata de consultar a la ciudadanía a posteriori, se trata de asentar en primer lugar un amplio proceso educativo-participativo elaborando un diagnóstico inicial sobre el cine Castilla y el barrio Girón y sus problemas. En segundo lugar los colectivos y personas implicadas definirían el centro que quieren conseguir para el futuro. Y en tercer lugar se trabajaría en que la coordinación entre las Administraciones implicadas y los agentes sociales fuera constante, fluida y fructífera para ir rehabilitando el inmueble.

Referencias en la prensa: