Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > Arrancan las obras de urbanización del área soterrada en el Pinar de (...)

Soterramiento del ferrocarril

Arrancan las obras de urbanización del área soterrada en el Pinar de Antequera para crear un gran parque

Las máquinas comienzan a levantar las calles paralelas al corredor ferroviario con medio año de retraso · Tienen un coste de 1,7 millones · La Sociedad del TAVespera inaugurarlo este verano

Miércoles 22 de enero de 2014 · 122 lecturas · rss article rubrique


Las máquinas ya trabajan en la urbanización de la zona soterrada del Pinar de Antequera. Las obras de este espacio ocupado hasta hace dos años por las vías del ferrocarril son una realidad desde esta semana. Se trata de una actuación contratada por la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que, aunque está programada desde hace más de dos años, lo cierto es que salió a concurso público hace un año y se adjudicó el pasado mes de abril. Tras un retraso por cuestiones administrativas y burocráticas que se han prolongado desde el pasado verano, las obras de conexión del barrio mediante la creación de un gran parque de 4,5 hectáreas son una realidad gracias a una inversión de 1,7 millones de euros (30% menos de lo previsto) y un plazo de ejecución de seis meses. Sin duda, ésta será una de las obras civiles más importantes que estarán en marcha en la capital vallisoletana durante los próximos meses tanto en lo que respecta a la superficie como por la inversión.

Por lo pronto, los operarios de la empresa Dragados han vallado durante estos dos días todo el perímetro afectado por las obras y también han procedido al acopio del material en la zona. Ya, desde ayer, trabajan las máquinas en las demoliciones de distintos elementos de la superficie que son necesarias para allanar el terreno y proceder a meter las redes subterráneas. Las primeras tareas en este sentido corresponden con la eliminación del aglomerado asfáltico existente en la calle Pinos, entre Carmen y Pajarita, para continuar en los próximos días con la retirada del pavimento de todos los viales municipales paralelos al corredor ferroviario y que, con esta intervención, quedarán integrados en el nuevo espacio.

Posteriormente, se procederá a meter las infraestructuras subterráneas, labor que consistirá en abrir zanjas a diferentes niveles para incluir las canalizaciones del saneamiento del agua (ésta va al nivel más inferior de todas), electricidad, alumbrado público, gas o telecomunicaciones. La siguiente fase de las obras, por último, será la pavimentación y el ajardinamiento de las 4,5 hectáreas que discurren entre el término municipal con Laguna de Duero (zona donde desembocan los túneles del tren) y el antiguo paso a nivel de la carretera Arca Real.

Tres zonas

Las obras afectan a tres áreas perfectamente diferenciadas: la superficie ocupada antiguamente por la vía del tren, las calles que bordeaban este corredor ferroviario (de unos cuatro metros de ancho) y la actual zona verde. Exactamente, la intervención urbanística destacará por un largo corredor verde lineal, intercalando un espacio singular emplazado en el mismo punto que la antigua estación de trenes del Pinar de Antequera, en el epicentro de la urbanización, donde se quiere levantar un monumento, una escultura o un hito conmemorativo para recordar esa dependencia ferroviaria que fue derrumbada como consecuencia del soterramiento. En la parte más próxima a las lindes con Laguna se construirán pistas deportivas y contarán también con espacios de juego (fútbol y baloncesto) y en el área contiguo a Arca Real se creará un completo parque infantil de columpios y pistas de juegos autóctonos, además de aparatos de gimnasia para mayores.

En cuanto a la solución de movilidad viaria, el proyecto tratará de dar continuidad al carril de circulación rodada por la izquierda del nuevo parque e incluso serán conectadas las cuatro calles actualmente sin salida y que morían con el vallado del corredor ferroviario, aunque se advierte que serán calles de las denominadas como de coexistencia. También se diseñarán dos cruces transversales sobre el espacio a la altura de los transformadores existentes de electricidad y otro hacia Laguna.


Fuente: Texto, Fotografía: J. Tajes, El Día de Valladolid, 22-01-2014.