Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > La falta de presupuesto condena al cierre al cuartel de Puente Colgante en (...)

Ribera de Curtidores

La falta de presupuesto condena al cierre al cuartel de Puente Colgante en Valladolid

Los agentes piden una «solución urgente» a la salida de las familias y recuerdan que el puesto da servicio a 30.000 vecinos

Sábado 15 de febrero de 2014 · 107 lecturas · rss article rubrique


El informe técnico que confirma la evidencia sobre el maltrecho estado del cuartel de la Guardia Civil de la calle Puente Colgante no solo provocará el desalojo de las 24 familias que residen en él y el traslado del puesto que da servicio al alfoz de la capital sino que supondrá su cierre definitivo y acelerará presumiblemente la clausura del no menos destartalado acuartelamiento de la plaza de Vadillos, que se mantiene abierto con un retén simbólico de agentes, según apuntaron ayer las distintas fuentes consultadas de Interior, de la propia Benemérita y de la Junta –la propietaria de sendos inmuebles–.

Pero ninguna de las administraciones implicadas (central y autonómica) se atreve a hablar por ahora de plazos para que tanto el desalojo como el cierre definitivo de los acuartelamiento se lleven a efecto. Lo que sí anticipan fuentes de la Consejería de Hacienda es que la Junta carece «de disponibilidad presupuestaria para realizar una rehabilitación de Puente Colgante», es decir, que el cuartel cerrará sus puertas en cuanto salga el último agente y pasará a ser propiedad de esta administración. Su futuro uso, al margen del derribo, es una incógnita.

La otra parte implicada, el Gobierno central, trabaja ya en buscar una salida a las familias y al puesto en sí, que cubre las necesidades de doce pueblos y 30.000 vecinos del alfoz. «Lo primero es buscar un alojamiento para las familias, y eso se hará a corto plazo; después se tomará una decisión sobre la ubicación provisional del puesto, y a largo plazo intentaremos agilizar la construcción de un nuevo cuartel en su demarcación –se barajan Arroyo o Zaratán–», según resumió ayer el subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo, quien matizó que «el informe técnico advierte sobre el mal estado del edificio, pero no supone su declaración de ruina, por lo que el desalojo se va a hacer por evidentes cuestiones de seguridad, aunque no existe un riesgo inminente para los guardias civiles que utilizan el acuartelamiento».

El subdelegado concretó que las familias –ahora viven allí 24, pero tienen derecho a casa 35 agentes– «serán alojadas cuanto antes en los pabellones que están vacíos en la Comandancia de San Isidro, que tendrían que ser rehabilitados, o en viviendas de la Junta, a la que hemos solicitado su colaboración». Fuentes de esta última administración confirmaron ayer el inicio de las conversaciones con Interior «para colaborar en la búsqueda de una solución».

Y entre unos y otros se encuentran los agentes afectados. Sus representantes, en este caso la Unión de Guardias Civiles (UGC), reclaman «una solución urgente para las familias y la búsqueda de una solución definitiva, que solo puede pasar por la construcción de un cuartel en Arroyo, para un puesto que presta servicio a 30.000 personas».

La asociación lamenta «la desidia de las dos administraciones para afrontar la rehabilitación del cuartel después de más de cinco años advirtiendo sobre su grave deterioro». En este sentido, la Junta recuerda que el coste de la reforma integral del inmueble (construido en 1949) «excedía el 50% de su valor», por lo que aclara que no tiene la obligación legal de afrontarla, como así será, al tratarse de un edificio arrendado (en este caso al Ministerio del Interior) desde que fue transferido a la administración autonómica en 1984.

La casa cuartel

  • Historia. El cuartel de Puente Colgante fue construido en 1949 y pasó ser propiedad de la Junta en 1984 con un contrato ya suscrito de alquiler para la Guardia Civil.
  • Función. El cuartel, en el que residen 24 familias, acoge el puesto de la demarcación de doce pueblos del alfoz (Arroyo, Zaratán o La Cistérniga) con 30.000 vecinos.

Fuente: Texto: J. Sanz, Fotografía: R. Gómez, El Norte de Castilla, 14-02-2013.