Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > Valladolid es la segunda provincia de España en la que más crecieron las (...)

Desahucios

Valladolid es la segunda provincia de España en la que más crecieron las ejecuciones hipotecarias

IU considera urgente reconducir la política de vivienda en Valladolid cuando en 2013 se vuelve a batir el récord de ejecuciones hipotecarias

Sábado 12 de abril de 2014 · 92 lecturas · rss article rubrique


Valladolid es la segunda provincia en la que más crecieron las ejecuciones hipotecarias. Sólo el año pasado se ejecutaron 672 desahucios, una media de casi dos diarios} (Último Cero, 12-04-2014)

JPEG - 107.8 KB
Miembros de Stop Desahucios 15M Valladolid, paralizando un desahucio. Foto: Sergio de la Torre. Último Cero.

COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

11 de abri lde 2014

IU considera urgente reconducir la política de vivienda en Valladolid cuando en 2013 se vuelve a batir el récord de ejecuciones hipotecarias

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha enviado una pregunta al alcalde sobre los resultados del informe titulado “Datos sobre el efecto de la crisis en los órganos judiciales - Datos desde 2007 hasta cuarto trimestre de 2013”, publicado en la web del Consejo General del Poder Judicial (www.poderjudicial.es), que son extremadamente malos para Valladolid. Concretamente IU quiere saber si, a la vista de tales estadísticas, el alcalde entiende que se está siguiendo una política correcta en materia de vivienda, y especialmente en el caso de las previsiones frente a los desahucios. Aunque los datos se ofrecen a nivel provincial y no se desagregan al local, es más que difícil que la ciudad, con una participación elevadísima en el porcentaje de población de la provincia (el 60%) y en el del número de viviendas, pudiera salvarse de la debacle general.

Pues en efecto, Valladolid es la segunda provincia de España donde más crecieron las ejecuciones hipotecarias. El año pasado lo hicieron un 25% para llegar a 824, récord histórico en la provincia (en 2007 las ejecuciones eran la cuarta parte de las de hoy). En el citado informe se da cuenta también del número de desahucios, indicando que el pasado año 2013 se llevaron a cabo en Valladolid 672, lo que ofrece una media de casi dos diarios que llegaron a hacerse efectivos.

IU ha presentado en el Ayuntamiento diversas iniciativas en materia de vivienda, y concretamente sobre posibles actuaciones municipales para contribuir a hacer frente al incremento en el número de desahucios que desde 2007 ha aumentado un 400%. IU llevó al Pleno del 14 de enero último una propuesta de revisión del Plan Municipal de Suelo y Vivienda 2012-2015, para establecer en él un nuevo eje estratégico, al que se debería dar prioridad, centrado en el problema de la infravivienda y los desahucios. Fue rechazada por el PP, pero entendemos que los datos del informe CGPJ, que ponen de manifiesto el fracaso de sus propuestas en esta materia, tan escasas como complacientes con los intereses de la banca opuestos a los de las familias, deberían llevar a la reconsideración de aquella negativa.


Valladolid registra el segundo mayor aumento de ejecuciones hipotecarias y bate en 2013 su récord histórico

El incremento del año pasado se situó en el 25 por ciento para llegar a 824

Cuando cada vez más expertos coinciden en que se están sentando las bases del inicio de la recuperación económica, los datos de 2013 todavía reflejan la crudeza de los últimos años. Y los juzgados son un buen termómetro para testar lo mal que lo están pasando muchas familias. Según el informe de los Datos sobre el efecto de la crisis en los órganos judiciales, publicado recientemente por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Valladolid es la segunda provincia de España donde más crecieron las ejecuciones hipotecarias. El año pasado lo hicieron un 25 por ciento para llegar a 824, récord histórico en la provincia. Para hacerse una idea de lo que representa esta cifra basta con señalar que antes de que la crisis empezara a golpear con fuerza, en 2007, las ejecuciones hipotecarias se reducían a 216 en Valladolid, poco más de una cuarta parte de las actuales.

Tan solo en Salamanca se registró el año pasado una subida mayor que la de Valladolid, con un 25,6 por ciento. Estos dos porcentajes demuestran las dificultades que siguen teniendo muchas familias para pagar las letras de su hipoteca, pero sorprenden porque siguen una tendencia contraria a la registrada en España. En el conjunto del país las ejecuciones hipotecarias bajaron un 9,8 por ciento y se quedaron en 82.680, por las 91.622 del año 2012. De hecho, los malos números de Salamanca y Valladolid hacen que Castilla yLeón sea la segunda comunidad del país con un mayor incremento de ejecuciones (un 5 por ciento), por detrás de Asturias (11 por ciento).

Otro de los dramas que se esconde detrás de las cifras es el de los desahucios. El informe del CGPJ dice que el año pasado se hicieron en Valladolid 672, a una media de casi dos diarios. Esos son los que llegaron a hacerse efectivos, ya que los juzgados dictaron 704 órdenes en este sentido, pero algunas no llegan a hacerse efectiva por un acuerdo de última hora entre las familias y las entidades financieras.

Las estadísticas también demuestran que el 28,8 por ciento de estos desahucios se producen como consecuencia de una ejecución hipotecaria y en siete de cada diez ocasiones se debe al impago de la cuota de la hipoteca. Hay 34 desahucios más que se deben a otras causas, como laudos arbitrales o procesos familiares. En toda España el número de personas que perdieron la casa el año pasado asciende a 67.189.

Por otro lado, los datos del CGPJ también indican que el año pasado en Valladolid también se batió el récord del número de despedidos que acaban en el juzgado por falta de acuerdo entre el trabajado y el empleador. Los 2.077 casos de 2013 confirman el espectacular aumento que ya se registró en 2012, con 2.034, frente a los poco más de mil de los dos años anteriores. Este significativo aumento se produjo después de que a mediados de 2012 entrara en vigor la polémica reforma laboral, tan criticada por las organizaciones empresariales.

Pero los malos datos no acaban ahí. También se iniciaron más concursos que nunca en el Juzgado de lo Mercantil. Concretamente, 104. Muchas empresas no pudieron soportar más la falta de consumo, el impago de los proveedores y otras tantas causas y se vieron obligadas a tomar esta determinación.
A nivel nacional también se iniciaron más concursos que nunca: 10.949.

«Valladolid es la única provincia sin sentencias contra las cláusulas suelo»

El Museo Patio Herreriano de Valladolid acogió el miércoles el tercer Foro Jurídico de la temporada 2014 en el que Ausbanc, en colaboración con el Instituto de Gestión Gordios, invitó a los ponentes, jueces y magistrados a exponer su visión sobre la defensa de los consumidores en el mundo judicial. El tema que centró gran parte de la jornada fue la nulidad de la cláusula suelo hasta su posible retroactividad aplicando el artículo 1.303 del Código Civil. En este sentido, el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, se refirió a los casos que se están llevando en el Juzgado de los Mercantil de la ciudad para decir que Valladolid es la única ciudad de España donde no se están obteniendo sentencias favorables a los clientes. «Respetamos la decisión de paralizar todas las demandas de cláusula suelo hasta que no se resuelva la colectiva presentada por Adicae en Madrid, pero no la compartimos. Valladolid es la única ciudad de España que en la que no existen sentencias contra la cláusula suelo, algo que entorpece enormemente la recuperación económica de decenas de miles de familias y de pymes vallisoletanas», sentenció. También se refirió a ello la abogada y delegada de Ausbanc en Valladolid, Arantxa Jaén. «En la ciudad solo existe un Juzgado de lo Mercantil y, de momento, ha decidido que el 98 por ciento de los procedimientos se archiven hasta que no termine otro iniciado hace ocho años en Madrid».

Fuente: Texto: Óscar Fraile, El Día de Valladolid, 11-04-2014.