Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Asuntos sociales > En 2013 se prestaron 66.000 horas menos de ayuda a domicilio que el año (...)

Recortes en los servicios sociales municipales

En 2013 se prestaron 66.000 horas menos de ayuda a domicilio que el año anterior en Valladolid, un 21% menos en 3 años

El presupuesto para 2014 se mantiene congelado, un millón menos que en 2012

Lunes 14 de abril de 2014 · 155 lecturas · rss article rubrique


COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

14 de abril de 2014

En 2013 se prestaron 66.000 horas menos de ayuda a domicilio que el año anterior en Valladolid, un 21% menos en 3 años

El presupuesto para 2014 se mantiene congelado, un millón menos que en 2012

El Grupo Municipal Socialista augura un desmantelamiento progresivo del servicio municipal y su entrega a manos privadas

El número de horas de ayuda a domicilio que se prestaron en la ciudad en 2013 descendió en casi 66.000 con respecto al año anterior, lo que supone un 15% de reducción sobre los datos de 2012, año en el que el presupuesto era un millón de euros mayor, y un 21% menos en los últimos tres ejercicios.

Destaca de forma especial en los datos facilitados por el Ayuntamiento, en los que caen todos los servicios, el descenso del número de horas de canguros, que bajan de las 3.643 en 2010 a las 950 del año pasado, lo que significa un 73% menos en tres años.

Los datos que manejan los sindicatos van incluso más allá, señalando que entre los años 2011 y 2012 se prestaron 23.298,5 horas menos (en 2012 respecto a 2011), un 6,10% de rebaja. La comparativa entre 2012 y 2013 es de 66.225,76 horas menos, lo que representa una reducción porcentual del 18,46%, y la de los años 2011 a 2013 arroja un total de 89.524,26 horas menos, es decir una reducción del 23,43% en tres años.

Teniendo en cuenta estas cifras, la nueva normativa y el espectacular recorte de presupuesto que se mantiene para este año, el Grupo Municipal Socialista augura un progresivo desmantelamiento del servicio.

En opinión del PSOE, es obvia la situación de crisis en el Servicio de Atención Domiciliaria del Ayuntamiento de Valladolid, una importante pérdida de calidad del servicio para el usuario a causa de las últimas regulaciones y la disminución del presupuesto, con reducción de intensidad, reducción del contenido del servicio y listas de espera, y además, una degradación de las condiciones laborales de los trabajadores, que en el año 2013 vieron reducidos el número de horas de trabajo y, correlativamente su salario un 3,5%, y en 2014 se enfrentan a un expediente de modificación sustancial colectiva de las condiciones de trabajo.

El origen y la normativa

A esta situación, en opinión de la concejala socialista responsable de asuntos de Bienestar Social, Rafaela Romero, se llega a consecuencia de las políticas estatales que abogan por “la destrucción gradual del Estado de Bienestar y de los servicios sociales”, que se concreta, en el caso de la Atención Domiciliaria, en sucesivos Decretos y Órdenes como el Real Decreto Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria, que introduce el copago para personas dependientes con rentas superiores al IPREM, pudiendo llegar al 90% del precio de la prestación, la toma en consideración no solo de las rentas sino también el patrimonio de la persona usuaria, modifica las prestaciones máximas de atención mensual a los usuarios y deja fuera de la seguridad social a los cuidadores no profesionales, en su mayoría mujeres.

A raíz de este Decreto, la Junta de Castilla y León adaptó la normativa autonómica y aprobó una Orden de la Consejería de Familia que endurece las condiciones de la prestación y baja su intensidad entre el 20 y el 40%.

Por último, los Presupuestos Generales del Estado para 2014 modificaron nuevamente el Sistema de Dependencia suspendiendo la aplicación durante 2014 de una serie de preceptos reguladores del nivel de protección convenido entre la Administración General de Estado y las Comunidades Autónomas, dejando sin vigor convenios de colaboración que incrementaban las partidas presupuestarias destinadas al Sistema de Dependencia.

En opinión de Romero, el objetivo de todas estas medidas es la implantación de un nuevo modelo de atención que deja de estar en manos de los municipios y pasa a manos privadas a través de la “ayuda vinculada a la prestación de servicios profesionales”, que deriva a los usuarios al servicio a empresas de ayuda a domicilio autorizadas por la Gerencia que el usuario paga previamente y reclama luego presentando su factura ante la Gerencia.

¿Qué supone esta situación para los usuarios de Valladolid?

Tras la entrada en vigor de la Orden de la Consejería de Familia, el Ayuntamiento de Valladolid redujo, casi de manera inmediata, la intensidad de las prestaciones, recomendando a los profesionales que ajustaran las valoraciones a las intensidades más bajas del rango contemplado, es decir, que se prestaran el menor número de horas posible.

Este ajuste, además de suponer una disminución importante del número de horas de prestación mensual, también conlleva que no se cursan nuevas altas.

La reducción de la intensidad implica que los servicios que se prestan al usuario se centran básicamente en la atención personal: levantar de la cama, aseo personal o vestir y se suprimen las de atención domestica: limpiar, planchar, acompañamientos.

La reducción del presupuesto municipal en el Servicio de Ayuda Domicilio en el año 2013, de 1.063.000 euros, un -18,44% con respecto a 2012, se mantiene idéntico para 2014, es decir, que continúa el recorte y continúa el ajuste de horas prestadas, manteniendo el presupuesto en 4,7 millones de euros.

La apuesta por la ayuda vinculada ha supuesto, en el Ayuntamiento de Valladolid, una disminución del 80% de las altas respecto a los meses anteriores a la entrada en vigor de la Orden (septiembre de 2012), reducción del número de horas y reducción de la calidad del servicio.

Para los nuevos usuarios, el recorte presupuestario implica una lista de espera para el acceso al SAD. El acceso se vincula a la disponibilidad presupuestaria y a la reposición de bajas, entrando al sistema los de más puntuación, es decir los más asistidos.

¿Qué supone para los trabajadores?

La aprobación de la Ley de Dependencia supuso un incremento importante en el número de horas y de usuarios, con todo tipo de tareas, y paralelamente se incrementó la plantilla de trabajadores y la jornada de los ya existentes.

El Gobierno del Partido Popular, en las tres Administraciones, y sus Órdenes y Decretos ya mencionados reducen de manera importante tanto la plantilla como las horas de trabajo en el SAD de Valladolid.

Estos cambios suponen para la plantilla pérdida de puestos de trabajo, precariedad laboral traducida en descuelgues salariales y modificación de condiciones y más presión, al concentrarse todas las horas en horario de mañana.

CONCEPTO 2010 2014 Variación %
TOTAL TRABAJADORES/AS 360 259 -28,06%
JORNADA COMPLETA 63 29 -53,97%
+ DE MEDIA JORNADA 256 210 -17,97%