Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Medio ambiente > Uno de cada diez vallisoletanos está expuesto a niveles de ruido muy (...)

Mapa de ruido de Valladolid

Uno de cada diez vallisoletanos está expuesto a niveles de ruido muy elevados durante la noche

Los datos del mapa sonoro reflejan que el ruido afecta a 36.900 vallisoletanos, un 16,3% menos que en 2008, mientras que por el día la cifra baja hasta los 17.200, un 20,7% menos

Lunes 5 de mayo de 2014 · 118 lecturas · rss article rubrique


Valladolid es hoy una capital menos ruidosa que ha seis años. Así la ratifica la actualización del mapa estratégico del ruido elaborado por el Ayuntamiento de Valladolid. Según estos nuevos datos, uno de cada diez vallisoletanos está afectado actualmente por niveles sonoros superiores a los deseables. Este porcentaje es sensiblemente superior a la media nacional donde un 20% de la población está sometida a un nivel de ruido que puede afectar seriamente su salud según los expertos.

Así, 36.900 vecinos de la capital soportan esos porcentajes alejados de los que se fijan para una buena calidad acústica, es decir sufren ruidos superiores a los 55 decibelios durante la noche. Aunque esta cifra se ha rebajado en un 16,33% respecto al año 2008 cuando se elaboró el primer mapa de sonido de Valladolid. En aquel momento 44.100 vecinos estaban expuestos a estos niveles considerados nocivos, derivados del tráfico rodado y de las industrias asentadas en Valladolid.

Esta cifra varia cuando las mediciones se realizan en horario diurno, donde el límite se fija en los 65 decibelios. En esta franja horaria son 17.200 vallisoletanos los afectados frente a los 21.700 contabilizados en 2008.

Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ruido ambiental tiene efectos adversos sobre la salud de las personas. Muchos ciudadanos presentan deficiencias en la audición, trastornos del sueño y la conducta, merma en el rendimiento y disfunciones fisiológicas o de salud por los altos niveles sonoros en su entorno. Desde hace años, España está considerado como el país más ruidoso de la Unión Europea, y el segundo después de Japón a nivel mundial, tal y como refleja el ranking mundial de ciudades ruidosas elaborado por la OMS.

El nuevo mapa del ruido atribuye la rebaja en el ruido ambiente en la capital a las medidas puestas en marcha en el plan de acción contra el ruido. La mayoría están enfocadas a reducir el impacto sonoro del tráfico rodado, por ejemplo con pavimentos fonoabsorbentes o potenciación del transporte público, pero también se ha vigilado especialmente las actividades industriales y de hostelería.

La Ronda Interior Sur y el Paseo de Zorrilla, las más ruidosas

La mayoría de los vallisoletanos expuestos a niveles de ruido elevados viven cerca de las grandes arterias de comunicación. Así, según el nuevo mapa estratégico del ruido, el 94,8% de la población vive en zonas residenciales con niveles inferiores a los valores límites.

El estudio también determina que las calles que soportan los niveles más ruidos es en la capital durante el día son las grandes vías. Así, encabeza el listado la Ronda Interior Sur; el paseo de Zorrilla, desde el Camino de la Esperanza hasta la plaza de Zorrilla; el paseo de Arco de Ladrillo, desde la calle García Morato hasta la calle Arca Real y desde el paseo de Juan Carlos I hasta la intersección con la avenida de Zamora, y la avenida de Salamanca, desde la avenida de Medina del Campo hasta la confluencia con la Ronda Norte.

En la lista también aparece la calle Doctor Villacián, el puente de la División Azul, la calle García Morato, Puente Colgante, San Ildefonso, el paseo Isabel la Católica, el puente Isabel la Católica, el puente Francisco G. Regueral, la avenida de Santander, la calles Oro, Topacio, Aluminio y Pirita, la calles Rondilla de Santa Teresa y Nicolás Salmerón.

Un plan de actuación para una ciudad "silenciosa"

  • Medidas para rebajar la emisión de ruido del tráfico rodado. El plan contemplaba varias medidas para potenciar el transporte público frente al privado, como carriles exclusivos para el bus. También se apuesta por la extensión del carril-bici, por el sistema automático de préstamo de bicis y la peatonalización de vías urbanas para reducir el impacto del tráfico rodado.
  • Medidas para rebajar las emisiones de ruido de actividades industriales y urbanas. En ese sentido, se realizan intervenciones preventivas sobre cualquier industria actividad urbana nueva. Además, se ha promovido un estudio para la implantación de zonas de tráfico calmado dentro de la malla urbana y se han implantado pantallas acústicas en el puente de Santa Teresa y en la calle Jiménez Alfaro, Por otro lado, se ha implantado la certificación acústica en edificios de nueva construcción y se analiza el grado de afección acústica en las edificaciones residenciales, además de en vehículos.

Fuente: Texto: M.R.I, Fotografía, El Día de Valladolid, 02-04-2014.