Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > El Ministerio pospone otro año el traslado de los primeros juzgados al nuevo (...)

Campus de la justicia

El Ministerio pospone otro año el traslado de los primeros juzgados al nuevo Campus de la Justicia

La obra empezará en el segundo semestre de 2015, para acabar la primera fase en 2018 y que se pueda trasladar ya toda la jurisdicción civil, cuyos alquileres cuestan 800.000 euros al año

Jueves 15 de mayo de 2014 · 113 lecturas · rss article rubrique


Las obras de construcción del Campus de la Justicia empezarán durante el segundo semestre del próximo año con el compromiso de que en 2018 comiencen ya los traslados a la calle Las Mieses de los primeros juzgados. Después de las dudas generadas a lo largo de los últimos años, al no incluir en los Presupuestos Generales del Estado partidas económicas de enjundia para la infraestructura, la judicatura local ya ha recibido el compromiso del Ministerio de empezar a dotar de dinero a este proyecto en las cuentas de 2015, que se conocerán en septiembre. El último plazo dado para iniciar los traslados era 2017.

Responsables del Ministerio de Justicia estuvieron el viernes en Valladolid para una reunión de la Comisión Asesora del Campus en el Palacio de Justicia. Acudieron el director general de Relaciones con la Administración de Justicia, en compañía del secretario general de Obras y del arquitecto jefe del Ministerio, el presidente del TSJ, el de la Audiencia Provincial, el juez de Instrucción 1 representando al decano, el secretario coordinador, un fiscal en nombre de la Fiscalía, el gerente territorial de Justicia, la directora del Instituto de Medicina Legal, los decanos de los colegios de Procuradores y Abogados, y el presidente de la Junta de Personal.

En esta reunión, tal y como pudo saber El Día de Valladolid en fuentes judiciales, se informó de que el Ministerio comenzará las obras en la parcela del barrio Girón en el segundo semestre de 2015, que estas tendrán un plazo de 34 meses -casi un año más de lo previsto inicialmente- y que el presupuesto para la primera fase será de 16,6 millones. Todo ello, a expensas de que el denominado Plan Especial de Equipamiento e Infraestructura, que actualmente está en exposición pública en el Ayuntamiento, consiga todos los vistos buenos urbanísticos para, entre otras cosas, autorizar que se construya un aparcamiento subterráneo bajo los edificios del Campus.

En cualquier caso, esa no será la primera obra que se ejecute en el futuro Campus judicial -hasta que se complete el traslado se va a autorizar el aparcamiento en el solar en el que se levantarán los demás edificios-, ya que, según se puso de manifiesto en la reunión, por ahora lo único que se quiere levantar es la mitad del edificio común -el principal- y una de las cinco alas que compondrán esta infraestructura. En total, unos 13.000 metros cuadrados.

Cuatro plantas

En el edificio principal, que en su día tendrá hasta cuatro plantas y que en esta primera fase solo se levantará la planta baja, estará el Registro Civil, el Decanato, el Servicio Común de Notificaciones y Embargos, y las salas de formación y multiusos.

En el ala correspondiente a la jurisdicción civil se instalarán los 16 juzgados de Primera Instancia que ahora están en el edificio de la calle Nicolás Salmerón, y por lo que paga un alquiler de cerca de un millón de euros al año.

Los responsables ministeriales explicaron a los miembros de la judicatura local que todos estos espacios van a ser modulables y flexibles, para poder adaptarse a futuros cambios en el modelo de Justicia, ya sea la denominada Oficina Judicial o los Tribunales de Instancia del anteproyecto de ley que maneja el departamento de Alberto Ruiz Gallardón.

La primera fase de las obras se completaría en 2018 y, a partir de ahí, se irían acometiendo el resto de construcciones, las otras cuatro alas -o púas del ‘peine’ que formará el Campus- que completarán la infraestructura. La segunda mitad del edificio principal, la que no se levantará en esta fase, será para el juzgado de guardia y en esta misma parte, en el sótano, irán los calabozos, con un acceso directo tanto a una de las salas de vistas como al juzgado de guardia.

Y los forenses

Por su parte, la segunda de las alas, la de mayor tamaño, será en exclusiva para la jurisdicción penal, donde estará, además de los juzgados de Penal, Instrucción, Menores, Vigilancia Penitenciaria y Violencia sobre la Mujer, el Instituto de Medicina Legal (IML) al completo, es decir, con todos los servicios forenses.

En la tercera ala del Campos ya irían los cuatro juzgados de lo Contencioso-Administrativo y los cuatro de lo Social, mientras que el cuarto sería para la Fiscalía y la Audiencia Provincial, que dejarían el Palacio de Justicia, el edificio histórico de la calle Angustias, en exclusiva para el TSJ. Por último, el quinto ala sería para todos los servicios básicos que también se instalarán en el Campus, tal como cafetería, guardería, comisaría, sucursal bancaria...

El proyecto definitivo sobre la base del ‘Siete mil pinos’ lo llevará a cabo la misma empresa que ya redactó el del Palacio de Justicia de Burgos, el estudio Milla, Mira y Navarro.

En la reunión de la Comisión Asesora también se explicó que habrá dos accesos al Campus, uno lateral para los funcionarios y el principal, para los ciudadanos. En las salas de vistas también habrá dos accesos, uno por detrás para los jueces y funcionarios, y otro por delante para el resto, con un espacio en cada sala de vistas para que permanezcan los testigos.


Fuente: Texto: A. G. Mozo, Fotografía, El Día de Valladolid, 15-05-2014.