Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Cultura, ocio y deporte > TAC, ¿Cultura para la gente guapa?¿Por qué no llegan actividades del TAC a los (...)

Cultura / Fuente: TAM TAM Press

TAC, ¿Cultura para la gente guapa?¿Por qué no llegan actividades del TAC a los barrios?

¿La cultura y, en este caso, el teatro son para todos? Los presidentes de las distintas asociaciones vecinales de Valladolid expresan su opinión…

Martes 27 de mayo de 2014 · 126 lecturas · rss article rubrique


TAC / ¿Cultura para la gente guapa?

De Tam-Tam Press / 24 de mayo de 2014 / SOCIEDAD, TEATRO

¿Por qué no llegan actividades del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid (TAC) a los barrios de la ciudad? ¿La cultura y, en este caso, el teatro son para todos? Los presidentes de las distintas asociaciones vecinales de Valladolid expresan su opinión…

Por MAGDALENA ALEJO e ISAAC MACHO

JPEG - 172.5 KB
Actuación de Ganso&Cía en el TAC, en el espectáculo “Walkman”. © Fotografía: Juan A. Berzal.

Hubo una vez una edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid que se inauguró con un espectáculo en las pistas del Seminario Mayor Diocesano de La Rondilla, en otra ocasión viajó hasta una vieja estación de tren e incluso tuvo alguno de sus escenarios en pleno campo, camino de Puenteduero, en el extrarradio de la ciudad. Y hasta Javier Martínez, director artístico del TAC, ha confesado alguna vez que su sueño sería hacer un festival a las afueras de la ciudad, en Pajarillos, por el Paseo del Cauce o el Pinar de Antequera…, escenarios provocadores para una cita que presume de imaginativa.

Pero lo cierto es que, en los últimos años, las representaciones se están repartiendo, acomodando, por espacios del centro de la capital del Pisuerga. Nada más hay que echar un vistazo a la guía oficial del TAC para darse cuenta del minucioso mapa de Valladolid donde vienen señalados los espacios públicos en los que tienen lugar las representaciones. Curiosamente, todas “las balizas” se encuentran en el entorno del casco histórico de la ciudad. Ante esta evidente marcha atrás del espíritu original de la muestra, salimos a los barrios —esta es una fiesta de y para la gente—, y preguntamos sobre la cuestión a las asociaciones de vecinos. ¿Están inventadas todas las calles?

Por unanimidad, los responsables vecinales aprecian y agradecen que la ciudad cuente con un festival que acerca la “vanguardia” de la cultura a sus ciudadanos. Para la presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales, María José Larena, son varios los aspectos positivos del certamen: el arraigo que tiene ya el festival en la ciudad, el seguimiento incondicional del público joven y los viajeros que acuden a Valladolid con este motivo.

Tras varios años de azote económico, los efectos negativos de la crisis han hecho descender la actividad cultural en los barrios, según Larena, y aunque considera que son las propias asociaciones vecinales las encargadas de realizar las programaciones, “las familias”, reconoce, “lo están pasando mal y viven esa realidad muy hacia dentro”. Ahora, dice, “los centros cívicos son los motores culturales en estos momentos”.

“Tenemos asumido que el TAC es en el centro”, argumenta resignada la presidenta de la Asociación Vecinal Los Comuneros, del barrio de la Victoria, Teresa Sánchez Ortiz. Ella reconoce que el tema nunca se ha puesto encima de la mesa por parte de la junta directiva, aunque opina, a título personal, que “cuanto más se descentralicen las actividades del festival más residentes de otras zonas de la ciudad podrían disfrutar” de esta oferta cultural. Sánchez Ortiz asegura que así como La Victoria no dispone de una sala adecuada para ofrecer conciertos o funciones teatrales de cierta envergadura, sí cuenta con la plaza de la Solidaridad como un espacio ideal para ofrecer espectáculos de calle.

JPEG - 70.4 KB
Imagen de la plaza de la Solidaridad, barrio de La Victoria. © Fotografía: Juan A. Berzal.

Para la presidenta de la Asociación de Vecinos de Covaresa, Yolanda Esperón, la zona sur de la capital dispone al menos de dos lugares con grandes posibilidades para presentar al público montajes de nivel profesional: la plaza Camilo José Cela y el paseo de Los Castaños, amén de las canchas de baloncesto. Esperón admite que si el festival acercase funciones artísticas a barrios como el suyo, sería una forma de sacar la gente a la calle. Aunque Covaresa puede considerarse, en cierto modo, un barrio residencial, la cercanía del Parque de Alameda sería una razón más para convocar a los vecinos a una cita con la oferta artística del festival.

“La buena fama” que atesora el TAC, dice el presidente de la Asociación de Vecinos “Ciudad Parquesol”, Juan José Álvarez, sería una excelente piedra de toque para que muchos habitantes de la zona oeste pudieran asistir a representaciones en el marco del Festival de Teatro y Artes de Calle. “Me parece bien llevar los espectáculos del festival por las diferentes zonas de la ciudad”, señala. Advierte, además, que cuando se han celebrado actuaciones musicales en la plaza Mayor de Parquesol, coincidiendo con las fiestas de la ciudad, los usuarios han respondido masivamente por lo que piensa que de llevar alguna representación al barrio, la respuesta sería la misma.

El sentir de Manuel Prieto de la Torre, presidente de la Asociación Vecinal Rondilla lleva también la marca reivindicativa. “Todo va al centro de la ciudad”, lamenta. “No entendemos”, prosigue, “cómo los barrios no existen para este ayuntamiento”. Prieto piensa que avalan su reivindicación los 25.000 habitantes que viven en la Rondilla, una población interesada en las funciones del TAC. “A los vecinos les gustan los eventos culturales, de hecho”, señala, “suelen llenarse las programaciones que ofrecemos en el centro cívico Casa Blanca donde hay más de 30 asociaciones que utilizan este edificio para realizar actividades”. Y ofrece otro dato: cuando se programa teatro se ocupan todas las plazas del salón, “siempre se queda gente fuera”, remacha.

JPEG - 110.1 KB
Actuación de La Jungle en el TAC, con el espectáculo “De Mozart à Massive Attack”. © Fotografía: Juan A. Berzal.

Hasta ahora, los responsables de la Asociación Familiar Delicias no se han dirigido formalmente al ayuntamiento para pedir extensiones del Festival de Teatro de Calle al barrio. Sin embargo, la presidenta de esta asociación, Carmen Alonso, entiende que sería necesario “desdoblar” estas actividades a todos los distritos de Valladolid. “La cultura es para todos y el equipo de gobierno municipal debe atendernos por igual porque pagamos los mismos impuestos”, sostiene. Alonso comprende que los organizadores tiendan a programar las actividades del TAC en el corazón de la ciudad por ser más atractivo y porque la afluencia de público es mayor, pero, a renglón seguido, llama la atención de los responsables municipales para que sean coherentes con su función de servicio público.

Según la presidenta, el barrio de Delicias goza de espacios adecuados para las acciones que pudieran programarse en el terreno de las artes escénicas. El parque de la Paz, la emblemática plaza del Carmen y también las plazas Millán Santos así como la que lleva el nombre de la actriz Lola Herrera, entre otros, son escenarios públicos con capacidad y comodidad suficientes como para albergar espectáculos de calle en el marco del TAC.

María José Larena insiste en que barrios del este de la ciudad como Pajarillos, Belén o Delicias “son la cenicienta de la cultura en la ciudad”. Para esta responsable vecinal, existe una razón presupuestaria en el origen de esta discriminación, pero sobre todo, hay una falta de sensibilidad y una decisión política que lo explica. Y concluye que es inaplazable revisar la vida de los barrios. Al relacionar estos espacios con el festival, Larena recalca que dichos entornos son receptivos a la parrilla de acciones artísticas del TAC y asegura que esta oferta artística se llenaría de vecinos del barrio al tiempo que revitalizaría sus calles con gente de otros lugares.

JPEG - 74.1 KB
Imagen de la laza Alberto Fernández, barrio de La Rondilla. © Fotografía: Juan A. Berzal.

¿Por qué no llegan actividades del TAC a los barrios? La pregunta se la trasladamos al director artístico del festival, Javier Martínez, y su respuesta fue que “un festival es como construir un espectáculo, tiene sus reglas, sus normas, su dramaturgia y su propia energía”. Martínez apuntó también que “la propia energía de un festival hay que concretarla porque si no sería demasiado disperso, perdería la energía, el ritmo y la capacidad de atracción, perdería el encanto”. El director recurrió a su experiencia para indicar que “todos los festivales que conozco lo hacen en sitios concentrados; puede ser en un barrio, por qué no, pero tiene que estar localizado en un espacio”.


Ver en línea : TAM TAM Press


Fuente: Texto: Magdalena Alejo e Isaac Macho, Fotografía: Juan A. Berzal, TAM TAM Press, 24-05-2014.