Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Asuntos sociales > Barrio España asume en solitario el proyecto social Entrevecinos tras la (...)

Proyecto Entrevecinos

Barrio España asume en solitario el proyecto social Entrevecinos tras la retirada de la Federación

La iniciativa solidaria, que presta servicio a desempleados y familias sin recursos, ha perdido sus vías de financiación pública

Jueves 12 de junio de 2014 · 126 lecturas · rss article rubrique


AVISO IMPORTANTE

La Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, por acuerdo de su Junta Directiva celebrada el 8 de mayo de 2014, termina su gestión del Proyecto Entrevecinos.

El Proyecto Entrevecinos es ahora gestionado por la Asociación Vecinal Unión Esgueva de Barrio España.

Nuevo teléfono de contacto: 983 26 84 33.


El proyecto Entrevecinos, que facilita alimentos y asesoramiento para buscar empleo a parados, ha reorganizado sus funciones para asegurar su continuidad sin depender de ayudas económicas externas y solo con el apoyo de su voluntariado.

Así lo acordaron el pasado lunes una quincena de voluntario, quienes se comprometieron a mantener viva la iniciativa ciudadana y ajustar su alcance en función de lo que sea posible en cada momento.

La reunión se celebró en la sede de la asociación Unión Esgueva del Barrio España, que acoge desde el principio este proyecto y que, a partir de ahora, será la única responsable del servicio, tras retirarse de escena la Federación de Asociaciones Vecinales Antonio Machado [por acuerdo de su Junta Directiva del pasado 8 de mayo de 2014].

“Lo importante es que el proyecto se mantiene. Y ahora lo que intentamos es hacerlo sostenible”, explica Javier Alcántara, de la asociación vecinal, “aunque mientras contemos con un grupo de voluntario tan motivado como el que tenemos ahora creo que no tendremos ningún problema”.

De momento, y durante el próximo verano, el servicio se prestará en los locales de la asociación Unión Esgueva, como hasta ahora, los lunes y miércoles de 10:00 a 13:00 horas, y los martes de 17:00 a 19:30 horas. El teléfono de contacto, que ha cambiado, será en delante el 983 26 84 33.

El tipo de prestaciones que se ofrezcan no se va a modificar. Por un lado, ayuda para buscar empleo en Internet, preparar entrevistas de trabajo o elaborar currículos. Por otro, los beneficiarios reciben, en función de sus ingresos y del número de miembros de la unidad familiar, una cantidad de “vecinos”, una moneda creada por el proyecto y que puede luego canjearse por productos básicos de alimentación y de limpieza personal en la tienda Entrevecinos.

La iniciativa, que partió de de la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales-CEAV, y que en 2011 arrancó en Valladolid de la mano de la Federación de Asociaciones Vecinales, contó, al principio, con una subvención [a nivel estatal a cargo del IRPF,] que permitió contratar a una persona a media jornada. A mediados del año pasado, sin embargo, la ayuda acabó y no se pudo sustituir por otra. Con todo, Entrevecinos siguió funcionando gracias al voluntariado, aunque con la esperanza de encontrar otra institución que aportara los fondos necesarios. A finales de 2013, ADE le otorgó otra ayuda similar que permitió trabajar a pleno rendimiento durante medio año. Pero este contrato acaba de agotarse y no hay ninguna perspectiva de nuevas ayudas, públicas o privadas, así que Entrevecinos[, tras el acuerdo de la Junta Directiva de la Federación vecinal de terminar su gestión,] ha optado por reinventarse para ajustar su funcionamiento a un escenario realista de escasos recursos públicos.

Con todo, la principal novedad tendrá que ver con la filosofía de funcionamiento. Hasta ahora, las ayudas de alimentos se vinculaban al compromiso de los beneficiarios con la formación y la búsqueda activa de empleo, que era la pata más esencial del proyecto, pero que en estos momentos tiene poca concreción práctica por falta de ofertas de trabajo. En su lugar, o además de eso, Entrevecinos sugerirá a sus beneficiarios que se corresponsabilicen con el proyecto echando una mano en su funcionamiento.

Los responsables de Entrevecinos creen que esta implicación será bien acogida. “Las expectativas del pasado nos hacen pensar que así será”, explica Irene Cordovilla, quien recuerda cómo hace un año los usuarios y a colaboraron con una caseta en las fiestas de La Victoria para recaudar fondos. “En estos momentos este tipo de proyectos sociales tienen que ir hacia el autoabastecimiento”, explica José Andrés Herranz, presidente de la asociación vecinal, quien considera un avance implicar a los usuarios en su viabilidad.


Fuente: Texto: Vidal Arranz, Fotografía: Gabriel Villamil, El Norte de Castilla, 12-06-2014.