Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > IU propone en el Consejo de Mayores la revisión del espacio urbano para (...)

Urbanismo y personas mayores

IU propone en el Consejo de Mayores la revisión del espacio urbano para promover la creación de lugares de estancia cuidados y agradables en toda la ciudad

Lugares en un contexto amable, donde las demandas del entorno “no excedan las capacidades individuales de respuesta, especialmente en los aspectos de percepción sensorial, destrezas psicomotoras, memoria, aprendizaje y fuerza muscular”

Miércoles 18 de junio de 2014 · 66 lecturas · rss article rubrique


COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPA LDE IZQUIERDA UNIDA

17 de junio de 2014

IU propone en el Consejo de Mayores la revisión del espacio urbano para promover la creación de lugares de estancia cuidados y agradables en toda la ciudad

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha propuesto hoy, 17 de junio de 2014, que el Consejo Municipal de las Personas Mayores se dirija a la Concejalía de Urbanismo y le proponga la revisión del espacio urbano de la ciudad para analizar su adecuación a las personas mayores y promover la creación de lugares de estancia, cuidados, agradables y bien distribuidos, que favorezcan el descanso en compañía. Pues aunque ya existen numerosas zonas con esas características, en ningún caso se ha realizado un estudio para garantizar una buena y completa distribución de áreas de este tipo, fácilmente accesibles, en el espacio residencial.

Consciente IU de que la adecuación de la ciudad a la vida de los ancianos es, sin duda, uno de los principales problemas urbanísticos, entiende que no hay excusa para dejar de reclamar al diseño urbano lugares, rincones o plazoletas, en los que poder descansar y conversar. Y sin embargo, esta reclamación suele olvidarse. Según Mumford (en Perspectivas humanas) “ninguna etapa de la vida ha sido tan olvidada como la senectud por la civilización y los planificadores de ciudades”. Porque habitualmente “los que diseñan la ciudad son personas que no tienen la menor empatía con los viejos” (Roberto Donoso, en “Ancianos y ciudad”).

Se trataría de promover la creación de lugares cómodos donde poder sentarse a ver pasar la vida, repartidos por la ciudad. En las plazas y plazuelas, en los ensanchamientos de las calles, en los parques. En número suficiente, pero en agrupaciones pequeñas. Lugares desde donde se vea la actividad de la ciudad. Con horizonte (que abran a otros espacios mayores). Tranquilos; pues entre las cosas que más desean las personas mayores se encuentra sin duda “la tranquilidad, el poder caminar por las calles con parsimonia, ver gente, sentarse en un parque a leer o a pensar, conversar en un café, contemplar la vegetación, los árboles, el césped, los paisajes, en fin, cosas sencillas que cualquier autoridad edilicia podría conceder” (Donoso). Lugares cálidos, con detalles afectuosos. Que incorporen algunos valores del diseño urbano de cierta antigüedad, en los que se reconozcan, pues “el mundo de los viejos es, de forma más o menos intensa, el mundo de la memoria. La dimensión en que viven es el pasado” (N. Bobbio, De Senectute).

Lugares en un contexto amable, donde las demandas del entorno “no excedan las capacidades individuales de respuesta, especialmente en los aspectos de percepción sensorial, destrezas psicomotoras, memoria, aprendizaje y fuerza muscular” (M. Puyuelo y otros, Espacios abiertos urbanos y personas mayores). Que haya árboles, Pero también, y lo decimos de forma muy específica, que sean cálidos. Cordiales, sí; pero también físicamente cálidos. Protegidos del viento, entre colores cálidos, y en invierno bien soleados. Es decir: con bancos al sol.