Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Movilidad > Crónica del Pleno extraordinario sobre movilidad del 27 de junio: la (...)

Plenos municipales

Crónica del Pleno extraordinario sobre movilidad del 27 de junio: la Federación lleva al Pleno sus propuestas en materia de movilidad

Intervino Antonio Presa, vicepresidente y coordinador de la Comisión de trabajo de urbanismo, vivienda y movilidad de la Federación

Viernes 27 de junio de 2014 · 347 lecturas · rss article rubrique


JPEG - 64.3 KB
El alcalde Javier León y el concejal Manuel Sánchez. Fotografía: Último Cero.

INTERVENCIÓN EN EL PLENO MUNICIPAL EXTRAORDINARIO
DE 27 DE JUNIO DE 2014

Punto único. Debate sobre la elaboración de un Plan de Movilidad.

Buenos días.

De nuevo esta Federación Vecinal acude a esta tribuna y lo hace porque quiere ser oída. Quiere que se la escuche en este Pleno Municipal. Porque quiere decir públicamente a quienes gestionan la municipalidad en materia de movilidad que su modo de proceder no conlleva rigor alguno, ni en sus principios ni en sus fines. Se dejan llevar por la senda del pasotismo inerte. Y como muestra de ello solo manifestar que en breves horas, en esta misma mañana, se reunirá la Comisión de Movilidad. Órgano consultivo que se convoca dos veces al año, digamos por imperativo legal, donde los consejeros no tienen la posibilidad de exponer, debatir y acordar nada, habida cuenta del paupérrimo orden del día para el que se nos cita: Aprobación del acta; información de lo hecho y ruegos y preguntas. Qué derroche de imaginación; qué esfuerzo; ni en preescolar se da tal simpleza. Pero cómo vamos los consejeros a aconsejar en un foro donde el orden del día no lo permite. Y a eso lo llaman dar participación. Sobran comentarios.

Pero a pesar de tanta traba, nosotros, los que dinamizamos esta Federación Vecinal, en aras de conseguir que Valladolid sea una ciudad amable y grata para ser transitada y disfrutada, continuaremos analizando, sugiriendo y exigiendo medidas razonadas que lo hagan posible.

Y lo que sí que sabemos es que en Valladolid hay demasiadas barreras arquitectónicas que entorpecen e imposibilitan el libre tránsito peatonal. Valgan como ejemplo estas instantáneas. Monstruos, parásitos afincados en la singular Acera de Recoletos, que la estrangulan y obligan a los peatones a caminar en fila de a uno, a modo de sendero. Terrazas que crecen como setas y campan a sus anchas. Bolos y bolardos en las aceras con capacidad de lesionar genitales. Es difícil encontrar rebajes de bordillos en los pasos cebrados sin su correspondiente charco.

Y no por ello decimos que Valladolid sea un lugar inhóspito, pero sí que es sumamente mejorable con muy bajo coste, y no será porque no les lluevan propuestas de actuación.

No achaquemos a la crisis la falta de luces. Todos juntos, podemos hacerlo pero vosotros solos, habéis demostrado que no sabéis o que pasáis olímpicamente del tema. Dicho de otro modo, que poco os mueve la movilidad.

Qué obsoletos quedan los datos del PIMUVA; cuánto proyecto agónico. Cuánta declaración de buenas intenciones abortada; cuántos titulares "pa naaa".

Si hablamos de AUVASA, está claro que necesita con urgencia un profundo estudio de sus líneas (carriles preferentes, recorridos y frecuencias) que dé servicio a los nuevos barrios sin más parches y con una velocidad comercial que haga apetecible su uso.

Hoy ya no puede esperar más un plan de movilidad entre la capital y su alfoz. Tanta intentona fallida despide un hedor preocupante. Cuánto interés de por medio oscurantista.

Hay que apostar y favorecer sobremanera la movilidad peatonal. Son muchos los obstáculos a eliminar. Los tiempos de los pasos semafóricos siguen primando al tráfico rodado y en contra de las personas mayores, niños y aquellos que tienen una movilidad reducida. Hay que pacificar el tráfico implantando la "velocidad 30" en la almendra de la ciudad y en barrios densificados. La política de seguir haciendo aparcamientos rotatorios en el centro no invita precisamente a dejar el coche en casa y hacer uso de otros modos de transporte más saludable y menos contaminantes.

Sobran bolardos, postes de señales, terrazas furtivas, charcos, etc. y falta mantenimiento.

La primera vez os salió mal porque se implantó mal. La segunda ha salido bien porque habéis empezado a creer en ello. Hablo del Vallabici. Una ciudad sin relieves acusados estimula su uso. Por ello es obligada la mejora de los carriles-bici existentes. Las lagunas en algunos tramos en la Avda. Salamanca lo ratifican y, a la vez, procede planificar y ejecutar una red de carriles interconectados. Así se fomentará su uso.

Incluso con diseño por las aceras. No es cierto que la última sentencia lo impida. Es más seguro circular por algunos tramos de acera (Lucense hasta el Centro Cívico, por ejemplo) que usando la calzada. En ese espacio hay sitio para todos, ciclistas y peatones. Todo se resuelve con educación ciudadana y voluntad política.

Si el soterramiento se oscurece y eterniza, ¿por qué no pensar ya en permeabilizar los barrios separados por la vía férrea? Sólo con tres escaleras mecánicas, una a la altura de San Isidro, otra en San Luis y una tercera sobre el túnel de Delicias, harían las delicias de miles de ciudadanos y pondrían en ridículo el ínfimo uso de la instalada en la Estación del Norte. Por el contrario no es de recibo que se planifiquen otras como la que se pretende para Villa de Prado - Contiendas. Pronosticamos que tendrá el mismo uso que el afamado puente de Rondilla.

Para cuándo Sr. Alcalde vamos a concluir la revisión del PGOU. Aquí no vamos de oca en oca; aquí vamos de criterios en criterios, hasta llegar al hastío.

En cuanto a la privatización de la gestión de los parking en los hospitales, sólo decir que los ciudadanos nos sentimos estafados y robados. Estando construidos en terreno público, cedido a la Junta para crear servicios sanitarios, ¿Cómo se justifica que nos cobren de modo abusivo por utilizarlos cuando se va por motivos de salud?

Tampoco es fácil entender que un gobierno municipal que tiene poder de gestión por un periodo de cuatro años, pacte unilateralmente convenios por diez, como es el caso del reciente establecido con la empresa que gestiona la ORA?

Sr. Alcalde, la Semana Europea de la Movilidad es algo más serio que colocar unas pancartas, abaratar el transporte en bus y poco más. Esa semana tiene que tener una programación densa que cale en los conductores para que se haga un uso racional del vehículo para lograr una ciudad habitable, menos contaminada y menos ruidosa.

Las pinceladas dadas son una muestra fiel del sentir de esta Federación Vecinal en temas de la movilidad, fruto del trabajo realizado en la Comisión de Urbanismo, Vivienda y Movilidad, ente donde participan miembros de todas las asociaciones federadas.

Nuestra posición ya está dada; ahora la solución solo depende de vuestra voluntad política.

Posdata:

Valladolid y sus ciudadanos se merecen algo más que palabras y humo. En vosotros está.

Gracias y buen debate.


No habrá nuevo Plan de Movilidad en Valladolid y se seguirá trabajando sobre el actual

El concejal Manuel Sánchez reconoce que "hay mucha labor por delante" ante las exigencias del PSOE e IU respecto a bicicletas y transporte público, aunque tilda de "irreales" algunas propuestas

No habrá nuevo Plan de Movilidad en Valladolid, pero se modificará el existente (PIMUVA) poco a poco para irse adaptando a la realidad actual. Ese es el mensaje que puede extraerse del pleno extraordinario del Ayuntamiento celebrado este viernes ante las exigencias del PSOE para mejorar el transporte público y la circulación en bicicleta por la ciudad, entre otras tantas propuestas.

Y es que la elaboración de un nuevo Plan, como expuso el concejal de Movilidad Manuel Sánchez, "supondría demasiado tiempo y trabajo" para el Consistorio. "Esto no es algo que se pueda hacer en seis meses", comenzó exponiendo. "Hay que hacer encuestas para conocer las necesidades y preferencias de la ciudadanía, algo que no se puede realizar de un día para otro".

En todo caso, no escurrió Sánchez la realidad y asumió que el actual Plan necesita una revisión y seguir dando pasos poco a poco. Y es que el PIMUVA se aprobó en 2004 y fue pionero en España, por lo que, en boca de Sánchez, "tuvo algunos errores". "Aceptamos ciertas críticas, está claro que hay que seguir trabajándolo y adaptándolo a la realidad actual, pero también es cierto que se ha avanzado".

Cedía así parcialmente el Partido Popular a las exigencias del PSOE, que se presentó en el pleno con un proyecto de nuevo Plan de Movilidad con la intención de que al menos se tuvieran en cuenta algunas propuestas, tales como la ampliación del carril bici 15 kilómetros o la mejora del transporte público, donde juega un gran papel Auvasa, "todas ellas a bajo coste".

Pero he ahí el quid de la cuestión, contra el que se reveló el concejal de Movilidad, que tildó algunas de las ideas de los socialistas de "irreales". Si bien mostró interés en la revisión del carril, fue inflexible con medidas tales como el autobús gratuito para menores de catorce años. "Con la realidad de dificultad económica que vive hoy día Auvasa, semejantes proposiciones son complicadas de realizar. Es fácil decirlo, pero difícil hacerlo".

Pensamiento que mantuvo para otras tantas propuestas del partido del puño y la rosa, entre las que estaba también la reducción del tiempo de espera de los autobuses a diez minutos como máximo. "Con semejante idea, habría que ampliar la flota de buses hasta los 190. ¿De dónde sale el dinero para esto? Es implanteable", incidió Sánchez.

"AUTOCOMPLACENCIA" DEL GOBIERNO

Fue entonces el turno de PSOE, quien acusó al Gobierno de "autocomplaciente". "Se reconoce que hay necesidad de mejorar el Plan de Movilidad existente, pero no se actúa para remediarlo, apenas se toman medidas", acusó el presidente socialista de Valladolid, Óscar Puente.

Manuel Saravia, de Izquierda Unida, también quiso dejar presente que "en cuanto a Movilidad, el Ayuntamiento solo ha cumplido un 30% del programa en tres años de mandato municipal". "Hay mimbres para un buen Plan, pero hay que moverse y agilizar algunas ideas", de manera que se mostró de acuerdo con varias del PSOE.

Fue el momento en el que Puente incidió en su propuesta de mejora del carril bici "a bajo coste", que en muchos casos supondría la creación de este por medio de una pintura en la acera. Y es que el Plan que propone el PSOE es de "convivencia entre ciclistas, peatones y vehículos" en la ciudad en muchas ocasiones.

Siguió el socialista recordando que la flota de autobuses es "de las más antiguas de España", con 11,2 años de media por vehículo, además de criticar las línea actuales, "apenas actualizadas desde 1992", algo que negó Manuel Sánchez.

Finalmente, y tras algunos dimes y diretes con la posibilidad de implantar los pagos en paradas en vez de en los propios autobuses y algun rifirrafe con la caída de los usuarios de Auvasa, se votó la moción para la creación del nuevo Plan, que resultó rechazada ante la mayoría del PP. Pero si hay que atenerse a las palabras del concejal de Movilidad, queda mucho camino por delante y muchas ideas a desarrollar desde el Ayuntamiento de Valladolid.

Fuente: Texto, Tribuna de Valladolid, 27-06-2014.


Nota de prensa, 24-06-20014

La Federación intervendrá en el Pleno extraordinario sobre movilidad del viernes 27 de junio de 2014.

Intervendrá Antonio Presa, vicepresidente y coordinador de la Comisión de trabajo de urbanismo, vivienda y movilidad de la Federación.

Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid



COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

25 de junio de 2014

El Plan de Movilidad del PSOE dibuja un carril bici de 15 kilómetros y propone el pago del billete de autobús en las paradas

Puente reitera su propuesta de una corona de aparcamientos disuasorios en torno al casco histórico que lo convierta en un área de movilidad sostenible

“Hay que cambiar el orden de prioridades y poner por delante el transporte público y la movilidad sostenible”, bajo estas premisas ha puesto sobre la mesa Oscar Puente una propuesta de Plan de Movilidad para Valladolid, elaborado en colaboración con los colectivos sociales de la ciudad y que llevará para su debate al Pleno extraordinario sobre esta materia, promovido por el propio Grupo Socialista para el próximo viernes.

En la propuesta se recogen ideas como corregir la desconexión de los tramos de carril bici y su carácter periférico, interconectándolos mediante una mínima inversión, -básicamente pintándolos en el pavimento y sin apenas obra pública-, para cerrar un nuevo trazado de 15 kilómetros que permita el acceso al casco histórico desde prácticamente todos los puntos y basado en la coexistencia con el peatón.

El PSOE destaca de forma especial el “desaguisado” del diseño del Paseo Zorrilla por el que el Ayuntamiento desembolsó hace varios años más de dos millones de euros y que los ciclistas definen como “una gymkana”, con carriles bici que suben y bajan de la acera, salen al centro de la vía de tráfico, pasan a la vía de servicio, se interrumpen con vallas de protección, desaparecen en algunos tramos o se ven invadidos por los autobuses en otros.

La idea es apostar por un centro de la ciudad en el que la prioridad con respecto a la movilidad sean los peatones, bicis, motos, transporte público, aparcamiento residencial y carga y descarga, básicamente.

Pero para conseguirlo, es necesario poner a disposición de los ciudadanos lugares donde dejar, sin un excesivo coste, sus vehículos, en un entorno cercano al casco histórico, especialmente teniendo en cuenta que el grueso del transporte privado llega al centro desde los barrios más alejados y también del alfoz.

Así, el presidente del Grupo Socialista reitera su propuesta de construir una “corona de aparcamientos disuasorios”, de bajo coste, en los alrededores del casco histórico –fuera de él, pero lo suficientemente próximos como para seducir voluntades- para los que ya apunta un par de emplazamientos: el entorno de Chancillería, que permitiera caminar hacia la zona de Santa Cruz, la Antigua, San Pablo o Calderón, y la ampliación del parking de Isabel la Católica hacia el subsuelo del instituto Nuñez de Arce, que daría servicio a Plaza Mayor, Santiago o Mercado del Val, entre otros.

La tercera pata en la que se apoya el Plan elaborado por los socialistas es la mejora del servicio de transporte público, su potenciación mediante una firme apuesta que huya de lo conocido. “La gestión de AUVASA por parte del equipo de Gobierno es un círculo vicioso que empieza en el descenso de viajeros, lo que supone nula inversión, puesto que se recauda menos, e incremento de precios de los billetes por ese motivo, y termina en más descenso de viajeros”, señaló Puente, “y hay que darle la vuelta como a un calcetín, apostando por convertir el transporte público en un medio competitivo y atractivo, generando el flujo de usuarios contrario al que se está produciendo en este momento”.

Reordenar los recorridos de las líneas –son los mismos desde 1992- y horarios, adaptándolos a las necesidades, (que el primer servicio salga a las 7 allí donde hay demanda), diseñar carriles bus eficientes, poner en marcha la prioridad semafórica (el semáforo prolonga el verde cuando se acerca el vehículo) e invertir en mejoras tecnológicas como la validación del billete antes de subir al autobús, no en todas, pero sí en algunas paradas, -las que registran mayor afluencia de viajeros-, lo que agilizaría enormemente el embarque, -más allá del escaso efecto que ha tenido en este asunto la puesta en marcha de la tarjeta sin contacto-, y mejoraría, por tanto las frecuencias y la puntualidad.

Esto obligaría, eso sí, a reforzar la inspección y el reglamento de sanciones para evitar casos de picaresca, pero nos acercaría al sistema europeo, puesto que en casi todos los países de nuestro entorno está implantado desde hace tiempo.

Puente propone, además, ampliar el horario del bus búho e integrar el transporte urbano de Valladolid en el Consorcio de Transporte Metropolitano, implantando un billete único en Valladolid y su área de influencia, con un transbordo gratuito en cada desplazamiento.

Otra medida a adoptar con respecto a AUVASA que propone el PSOE y ya apuntara en la pasada campaña electoral es la adquisición de un tercer tipo de vehículos, más pequeños que los estándar y los articulados, una especie de lanzaderas, más ágiles, que conectaran con el centro los puntos más alejados de la periferia, en los que no se necesitan coches con mucha capacidad.

El PSOE plantea, asimismo, otras muchas medidas para mejorar el tránsito por la ciudad, como pensar más en las personas con movilidad reducida, de forma que todas las obras que ejecute el Ayuntamiento vengan acompañadas de un informe sobre accesibilidad, y que se amplíe el número de plazas de este tipo en los aparcamientos públicos, entre otras.

De igual forma, se plantea la reordenación de la zona ORA, con distintas tarifas en función de la demanda y la proximidad al centro, así como extenderla a algunas zonas comerciales de barrios en los que lo reclaman los vecinos.


El Pleno extraordinario de Movilidad será el día 27 de junio

El PSOE pidió esta sesión, que será a las 8 de la mañana, para diseñar un Plan Municipal de Movilidad en colaboración con la CUVA

El Pleno extraordinario sobre Movilidad, que pidió el PSOE hace dos semanas, se celebrará el próximo día 27 de junio a las 8 de la mañana. El cambio de horario, ya que los plenos suelen celebrarse a las 9 de la mañana, se debe a que dos concejales, Jesús Julio Carnero y Juan Zancada, tienen otras sesión plenaria, esta vez en la Diputación, una hora después.

El Grupo Socialista solicitó esta sesión extraordinaria sobre movilidad hace dos semanas para debatir la elaboración de un Plan Municipal de Movilidad en colaboración con la ciudadanía y la Comunidad Urbana de Valladolid.

Los socialistas consideran que la movilidad es uno de los aspectos «más relevantes en la determinación de la calidad de vida en una ciudad» y uno de los que permiten «un papel más decisivo de la institución municipal».

El PSOE ha mantenido en los últimos meses numerosos encuentros con colectivos ciudadanos de los que ha ido recabando propuestas en la materia, tal y como hizo el pasado año de cara al pleno extraordinario sobre empleo que se celebró en noviembre.

Los socialistas entienden que durante muchos años el diseño y las relaciones del transporte en la ciudad de Valladolid se condicionaron al vehículo privado, que «colonizó y protagonizó» el uso de buena parte del espacio público, relegando a un segundo lugar a los peatones y dibujando una ciudad de estrechas aceras y ausencia de espacios donde el uso de otros medios como la bicicleta era prácticamente inviable, informa Europa Press.

Fuente: Texto, El Día de Valladolid, 20-06-2014.

JPEG - 27.7 KB
Pirámide de la movilidad urbana.