Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Sanidad > Sanidad cerrará este verano 135 camas del Clínico y el Río Hortega

Recortes en la sanidad pública

Sanidad cerrará este verano 135 camas del Clínico y el Río Hortega

Sacyl defiende que «se debe a un uso adecuado de los recursos» y UGT lo achaca al ahorro en personal

Lunes 30 de junio de 2014 · 39 lecturas · rss article rubrique


Los dos hospitales de la capital, no así el de Medina del Campo, cerrarán o dejarán fuera de la actividad entre 109 y 135 camas, según mes, durante los próximos tres de las 1.417 que suman el Río Hortega y el Clínico.

En concreto, esta supresión afecta a los servicios de Medicina Interna, Ginecología y Maxilofacial, ya lo ha hecho este culminado mes de junio, en el RíoHortega. El complejo asistencial del área Oeste de salud mantendrá cerradas 56 camas tanto en julio como en agosto y bajará a 37 en septiembre. Supone el 8,7% de sus 640 camas para ingreso, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad.

El Clínico cierra un mayor porcentaje, el 10% de sus 777 camas, y varía más el número según los meses. Así, tras haber anulado 74 este ya finalizado junio, sacará de uso 76 en julio, 79 en agosto y alguna menos, 72, en septiembre. A estos datos de la Junta, UGT añade otras cinco camas que no son de ingresos sino de la Rea quirúrgica. En este complejo asistencial serán los servicios de Traumatología y Cirugía Vascular los afectados. Y ello pese a que hay habitaciones triples ocupadas al completo.

Por su parte, el comarcal de Medina del Campo, y según los datos de Sacyl, mantendrá en servicio todas sus camas, las 119; aunque UGT indica que, en realidad, desde el día 14 de abril la planta de Cirugía permanece cerrada con la anulación de 26 camas.

En toda Castilla y León, y también en otras comunidades, hay supresión de camas. En julio suman 553 en los 14 complejos hospitalarios; 556, en agosto y 414, en septiembre. Los mayores porcentajes de supresión de recursos los registran Zamora y Ávila y el mayor número de cierres los registran los hospitales más grandes como el de Burgos, Salamanca o el Clínico de Valladolid; aunque no así el de León.

Ahorro para UGT

Para UGT, el cierre de camas hospitalarias supone «un recorte más que todos los años realiza la Consejería de esta comunidad. No está provocado por una menor demanda sino como ahorro en personal». Asegura este sindicato que «los propios hospitales provocan que no se ocupen las camas para después proceder a su cierre justificando una baja ocupación. De un día para otro dejan de ingresar en determinados servicios hasta que, por las altas que se van produciendo, quedan las unidades con baja ocupación», asegura.

Frente a ello, la Consejería de Sanidad se defiende bajo los argumentos de la racionalización de recursos y el ajuste a la demanda y el de que todas las comunidades lo hacen. Aseguran fuentes de la misma que «el debate sobre el denominado cierre debiera ser sustituido por otro, el de la la utilización adecuada de los recursos sanitarios para dar respuesta a las necesidades y demandas de los pacientes». Defiende asimismo que, actualmente, «la capacidad de respuesta y el funcionamiento de un hospital cada vez se evalúa más por sus resultados y menos por sus datos de estructura. Así, en las últimas décadas «indicadores como el número de camas instaladas y en funcionamiento pierden peso» porque la estancia media ha bajado, por la potenciación de los procesos ambulatorios y del Hospital de Día y por la puesta en marcha de las unidades de convalecencia en residencias de mayores.

Asimismo, insiste Sacyl en que las demandas y necesidades de hospitalización están condicionadas por factores estacionales. En Castilla y León, según los datos de la Junta, la ocupación media de las camas hospitalarias fue en 2013 del 75,34% y, en toda España, la media fue del 78,6%. En Valladolid, se movió entre el 70% de Medina, el 78% del Clínico y el 80% del Río Hortega. Esto supone que «no fueron necesarias», el 25,8% de las camas instaladas en la comunidad. «Estos datos de ocupación –insiste Sacyl– son aún menores en los meses de verano por dos razones básicas: una de carácter clínico como es la descompensación o agravamiento de diversas patologías en invierno y primavera, y otra vinculada a la menor actividad en esos meses. Baja en verano, aumentan en otoño y alcanza máximos en enero. «La finalidad de estas medidas de gestión es evidente: si no vamos a utilizar esas camas no precisamos tener activados todos los recursos, incluidos los contratos de sustitución», añade Sacyl.

En todos los servicios de salud, añade la Junta, «se adoptan medidas de este tipo. Oficialmente se ha comunicado el cierre de 468 camas en Aragón; de 1.095 en Galicia; de 276 en Asturias, o del 13,4% de todas en Andalucía.


Fuente: Texto, Fotografía: Miguel Ángel Santos, El Norte de Castilla, 29-06-2014.