Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Educación > El Ayuntamiento recortará un 18% la inversión en Educación de Adultos

Recortes en educación de adultos / Fuente: Último Cero

El Ayuntamiento recortará un 18% la inversión en Educación de Adultos

El Ayuntamiento recortará un 18% la inversión en Educación de Adultos

Viernes 1ro de agosto de 2014 · 248 lecturas · rss article rubrique


Así lo ve Sansón:

JPEG - 67.8 KB
Viñeta: Rafael Vega, Sansón. El Norte de Castilla, 03-08-2014.


COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA

13 de agosto de 2014

IU propone blindar el programa municipal de Educación de Personas Adultas para garantizar el aprendizaje a lo largo de la vida.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha presentado esta mañana en rueda de prensa una propuesta para blindar el programa de Educación para Personas Adultas que viene desempeñando el Ayuntamiento de Valladolid durante 24 años.

Durante los últimos meses, se ha generado una enorme incertidumbre en las más de 2.000 personas usuarias del programa, motivada, en primer lugar, por el incomprensible retraso del Ayuntamiento a la hora de proponer el pliego de contratación para el desarrollo del programa del próximo curso. Ante este retraso, el Grupo Municipal de Izquierda Unida realizó una pregunta en el Pleno del pasado 2 de julio con la que se pretendía que el Equipo de Gobierno clarificara su compromiso con el futuro de un programa. Lejos de asegurar ese compromiso, la concejala Rosa Hernández, sembró aún más dudas sobre el futuro papel del Ayuntamiento la promoción y sostenimiento del citado programa.

El segundo e importante motivo de preocupación ha surgido al comprobar que el pliego de contratación, publicado en el BOP el día 9 de agosto, recoge un recorte presupuestario de casi el 18% (374.954 € en el curso 2013/2014 y 310.000 en el curso 2014-2015). Es un dato que llama poderosamente la atención, cuando el Ayuntamiento acaba de aprobar, en la sesión plenaria correspondiente al mes de junio, la realización de un buen número de obras ornamentales por valor de 900.000 euros que simplemente tienen una función decorativa y que a juicio de IU son innecesarias. Esta circunstancia viene a sumarse a todos los recortes que en materia de Acción Social ha realizado el equipo de gobierno del Partido Popular en los últimos años (reducido en más de 3,5 millones de euros en los dos últimos ejercicios). De hecho, el propio programa de Educación de Personas adultas contó en el curso 2011-2012 con un presupuesto de 419.374 € (más de 100.000 € que en la actualidad).

Cabe señalar como hecho relevante que las prescripciones técnicas que el Ayuntamiento marca en el pliego de contratación, eliminan la formación para las pruebas de acceso a grado superior y a la Universidad, así como los cursos de inglés o de cocina. En opinión de Izquierda Unida, el de Educación de Personas Adultas ha de ser un programa básico dentro de los objetivos sociales del Ayuntamiento de Valladolid. Tal y como apunta la UNESCO en el “Informe mundial sobre aprendizaje y educación de personas adultas: ” La Educación de personas adultas tiene un papel esencial en el desarrollo de la sociedad y en la promoción de un enfoque integral del aprendizaje a lo largo de toda la vida. El aprendizaje empodera a los adultos al darles los conocimientos y las competencias para mejorar sus vidas. Pero también beneficia a sus familias, comunidades y sociedades. La educación de adultos desempeña un papel importante en la lucha contra la pobreza o la mejora de la salud y la nutrición, entre otros ámbitos”.

Por ello, parece más que evidente que un buen Programa de Educación de Personas Adultas en Valladolid supone un beneficio para más de 2.000 personas cada año, pero también para el conjunto de la ciudad. La Educación de Personas Adultas comprende un conjunto de procesos de aprendizaje gracias al cual las personas, sus capacidades, enriquecen sus conocimientos y mejoran sus competencias técnicas o profesionales o las reorientan a fin de atender sus propias necesidades y las de la sociedad. Tiene como objetivo la atención integral a los ciclos de formación profesional, a la educación general básica y también la promoción de la vida sociocultural.

Izquierda Unida valora que cualquier tipo de programa educativo ha de contar con la estabilidad suficiente para generar seguridad en el alumnado y en los y las profesionales que acometan los proyectos. Estas personas, especialmente las personas usuarias de este programa necesitan tener la certeza de que los retos que emprenden no se van a poner en cuestión año tras año, por encontrarse a merced del debate sobre las competencias de las administraciones, de la voluntad de responsable político de turno o de una coyuntura económica determinada. El derecho a la educación, también en las personas adultas, es una de esas líneas rojas que ninguna administración pública debe traspasar.

Por todo ello, Izquierda Unida considera que es imprescindible un acuerdo político en el Ayuntamiento de Valladolid que permita blindar el Programa de Educación de Personas Adultas, protegiéndolo de las incertidumbres antes señaladas y dándole el valor social y educativo que merece. Todo ello viene reforzado en nuestra ciudad por el hecho de que, a pesar de lo sucesivos recortes presupuestarios, los resultados del programa vienen siendo muy positivos, en buena medida, tal y como la propia concejala ha manifestado en diferentes ocasiones, gracias al compromiso y la opción de los y las profesionales que han sido responsables del mismo.

El blindaje que IU propondrá al resto de Grupos Municipales en la próxima Comisión, pasa, como mínimo, por diferentes acuerdos que afectan a:

  • El compromiso de seguir poniendo en marcha, promocionando y financiando el Programa, por parte del Ayuntamiento.
  • La contratación de la prestación de los servicios por periodos de al menos dos años, prorrogables a otros dos.
  • El incremento de la financiación de cada periodo anual para llegar en 2015, al menos, al nivel que se alcanzó en el año 2011 (419.374 €).
  • Asegurar las condiciones laborales dignas de los y las profesionales que acometan el programa.
  • Implicar a otras administraciones públicas en la financiación del programa y en generar sinergias que favorezcan la mejora de los programas y la promoción personal y social.


COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

1 de agosto de 2014

El PP recorta un 18% el presupuesto para Educación de Adultos y suprime la formación para el acceso a la Universidad

El Grupo Municipal Socialista denuncia el progresivo abandono de estos programas en los que han participado miles de usuarios desde hace 24 años

El equipo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid recortará casi un 18% su inversión en los programas de Educación de Adultos para el próximo curso y suprimirá la formación para las pruebas de acceso a grados y a la Universidad, a tenor de los datos de la licitación, pendiente de publicar aún en el Boletín Oficial de la Provincia, pero que ya puede consultarse en la web del Ayuntamiento.

Así, según esta información, la Secretaría Ejecutiva de Bienestar Social y Familia ha decidido un presupuesto base de licitación de este contrato de 310.000 euros más IVA, frente a los 375.000 más IVA de los dos últimos cursos, 2012-2013 y 2013-2014, lo que supone un 18% menos.

Los destinatarios de estos programas son personas mayores de 18 años sin titulación básica que quieran mejorar su formación para evitar riesgo de exclusión social o completar y ampliar sus conocimientos y aptitudes para el desarrollo personal. Así, estos programas tratan de mejorar las competencias lingüísticas, matemáticas, tecnológicas, o en otras materias, de estas personas y formarlas, incluso, para la preparación de las pruebas de acceso a estudios superiores.

Pero además, la Educación de Adultos incluye formación para el desarrollo personal y social dirigida a “fomentar la participación de las personas adultas en la vida social, cultural, política, económica, la integración de personas inmigrantes, el fomento de la salud y el conocimiento del patrimonio cultural y natural de la comunidad”.

Sin embargo, en la convocatoria para el próximo curso, el pliego de prescripciones técnicas recoge sólo formación para la preparación a las pruebas de acceso a la Enseñanza Secundaria Obligatoria, tanto para el primer como para el segundo ciclo, y olvida la formación para las pruebas de acceso a grados y a la Universidad, así como los cursos de inglés.

Así, además de la preparación para el graduado en ESO, incluye únicamente cursos de alfabetización, cultura básica y español para extranjeros, neolectores, nuevas tecnologías y talleres de carácter socio-educativo.

El Grupo Municipal Socialista lamenta que, a la vista de los esenciales y loables objetivos de estos programas, de los que participan actualmente 2.000 alumnos, y que sabiamente ha gestionado la Federación de Colectivos de Personas Adultas, FeCEAV durante 24 años, el Partido Popular decida limitar y coartar las posibilidades de desarrollo formativo de estas personas con inquietudes e iniciativa, a las que la formación ayuda a mejorar sus vidas y convertir en ciudadanos más activos y capacitados.

El concejal socialista Luis Vélez se muestra indignado, aunque no extrañado, puesto que “el equipo de León de la Riva”, afirma irónicamente, “ya dio muestras de su apuesta por la educación al suprimir la Concejalía en esta materia, una materia que ha maltratado activamente durante este mandato, mediante recortes y reajustes, de lo cual es principal exponente lo sucedido con la Escuela de Música”.

Hace tan sólo unos días, el Grupo Municipal Socialista había mostrado su preocupación por el retraso en la licitación, al tiempo que pedía el mantenimiento del esfuerzo presupuestario del Ayuntamiento que permitiera perpetuar una oferta digna, estable y consolidada en lo que hasta ahora era un proyecto pedagógico integral.

Sin embargo, señala Vélez, los hechos demuestran que la estrategia del Partido Popular es licitar a la baja para que los gestores de los servicios educativos que se vienen prestando lo consideren inviable, renuncien a continuar, y pueda adjudicarse a terceros, -en ocasiones terceros de mucha confianza del partido- renunciando, obviamente, a la calidad, para restringir, finalmente, las posibilidades de los vecinos de Valladolid de crecer como ciudadanos críticos y participativos.