Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Medio ambiente > Dos meses respirando más ozono del recomendado por la OMS en (...)

Contaminación atmosférica

Dos meses respirando más ozono del recomendado por la OMS en Valladolid

Ecologistas en Acción vuelve a demandar a las autoridades locales y autonómicas la puesta en marcha de planes de reducción de la contaminación

Viernes 19 de septiembre de 2014 · 112 lecturas · rss article rubrique


JPEG - 113.8 KB
Estación de control de la contaminación instalada en Valladolid. Foto: Carlos Arranz, Último Cero.

COMUNICADO DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE VALLADOLID

19 de septiembre de 2014

Valladolid supera durante 60 días los niveles de ozono en el aire recomendados por la OMS

Ecologistas en Acción presenta esta tarde en la Biblioteca Pública de Valladolid un estudio sobre la contaminación y el impacto ambiental de los distintos medios de transporte en España

A punto de finalizar el verano y en vísperas del Día Europeo sin Coches que se celebrará el próximo lunes, el intenso tráfico rodado urbano e interurbano de la ciudad y su entorno y algunas instalaciones industriales como Michelín y Renault han provocado que los niveles de contaminación atmosférica por ozono se hayan mantenido elevados entre marzo y septiembre. Y ello a pesar de las moderadas temperaturas que ha registrado Valladolid a lo largo de este verano, especialmente durante el mes de agosto.

Con los datos proporcionados por el Ayuntamiento de Valladolid y la Junta de Castilla y León, Ecologistas en Acción ha podido confirmar que, entre el 1 de marzo y el 18 de septiembre, la estación de control de la contaminación de Valladolid Sur (en la urbanización Santa Ana) ha rebasado en 60 días el nivel máximo de ozono recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), establecido en 100 microgramos por metro cúbico (ug/m3) como máximo promedio de 8 horas a lo largo de cada día.

Por su lado, la estación de Puente Regueral (Huerta del Rey) ha registrado durante la primavera y el verano 46 días de mala calidad del aire por ozono, y la de Paseo del Cauce (entre Rondilla y Barrio España) 41 días. Tan sólo las estaciones de Vega Sicilia (Paseo de Zorrilla) y Fuente Berrocal se han mantenido por debajo de los 40 días de mala calidad del aire, en niveles de contaminación muy inferiores a los de los últimos años. El medidor de ozono del Cementerio del Carmen fue retirado a finales del año 2010.

JPEG - 80.9 KB

Por todo ello, Ecologistas en Acción vuelve a demandar a las autoridades locales y autonómicas la puesta en marcha de planes de reducción de la contaminación por ozono, con la finalidad de evitar que esta lamentable situación se repita en años próximos, planes que deben pasar por la reducción del intenso tráfico urbano e interurbano que soporta Valladolid y su entorno, manteniendo un modelo de ciudad compacta y promoviendo el uso de medios de transporte limpios como el autobús, la bicicleta o la marcha a pie.

Para profundizar en los impactos ambientales producidos por el tráfico, dentro de la Semana Europea de la Movilidad que se celebra en estos días, esta tarde a las 19 horas en la Biblioteca Pública de Valladolid Ecologistas en Acción presentará el informe “Las cuentas ecológicas del transporte” en España, con la participación de la experta en movilidad y profesora de la Universidad Complutense de Madrid Pilar Vega, que analizará los distintos medios de transporte en función de variables monetarias, ambientales y sociales.

El ozono troposférico, también conocido como ozono de baja cota, es un contaminante secundario producido por la reacción entre el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y algunas industrias y la luz solar. Por inhalación, provoca un incremento de los riesgos de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares. La OMS estima en 2.000 los fallecimientos prematuros anuales en España producidos como consecuencia de la exposición a niveles de ozono como los registrados este verano. El ozono, además de para las personas, es también tóxico para la vegetación, dañando los bosques y reduciendo la productividad de los cultivos.


Ver en línea : Ecologistas en Acción de Valladolid