Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > Valladolid pierde casi 4.000 extranjeros en un año y vuelve a niveles de (...)

Personas inmigrantes

Valladolid pierde casi 4.000 extranjeros en un año y vuelve a niveles de 2007

La provincia cuenta con 27.809 inmigrantes, por los 31.789 de 2013, mientras que en la capital se registra un ritmo descendente similar

Miércoles 8 de octubre de 2014 · 48 lecturas · rss article rubrique


El movimiento de población extranjera en Valladolid ha estado ligado en los últimos años a la situación económica del país. Entre los años 2004 y 2008, cuando España vivía una efímera época de bonanza sustentada en la burbuja inmobiliaria, la población inmigrante de Valladolid llegó a duplicarse al pasar de 14.139 a 29.674 ciudadanos.

Durante el desarrollo de la crisis este colectivo se estabilizó en la provincia, pero solo hasta la llegada del año 2011. El fin de las ayudas y la imposibilidad de encontrar trabajo obligó a mucha gente a tomar el camino de vuelta o a probar suerte en otros países. Este ‘éxodo’ se traduce en las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), que refleja que la provincia ha perdido en apenas dos años 5.138 inmigrantes, al pasar de 32.947 en 2012 a 27.809, un nivel de población extranjera desconocido desde el año 2007.

Un fenómeno que se repite si se analizan los datos exclusivamente de la capital. Según el propio Ayuntamiento, en el año 2011 había 20.834 inmigrantes que en julio de este año ya se habían reducido hasta los 16.051, también el mismo nivel que había hace siete años.

Y aunque en líneas generales se han reducido los residentes de casi todas las nacionalidades, hay un fenómeno que destaca por encima del resto: el descenso de población latinoamericana. Es la consecuencia de políticas como la que inició Ecuador y otros países, con su Plan de Retorno Voluntario, ante la disponibilidad de los puestos de trabajo que escaseaban en España y Europa.

En este sentido, las cifras también son muy claras. En los dos últimos años la reducción de extranjeros europeos en la capital se ha limitado al 6,1 por ciento, la de africanos al 13,8 por ciento y la de asiáticos al 5,2 por ciento. En contraste, actualmente hay un 45,8 por ciento de americanos menos que en 2012. Los más numerosos siguen siendo los ciudadanos búlgaros, 3.729 en la capital, seguidos de los rumanos, con 2.569 y los marroquíes, con 2.266.

La estadística del propio Ayuntamiento de Valladolid también indica que la zona de la capital donde hay más población extranjera es Vadillos, con un 9,59 por ciento del total, seguido de la calle Caamaño y Las Viudas, con un porcentaje muy similar: 9,12 por ciento. Las dos siguientes son Pajarillos bajos (8,81 por ciento) y Circular (8,09 por ciento). En el otro extremo si sitúan Girón, con apenas un 1,40 por ciento, y Puente Duero, con un 1,76 por ciento.

EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN EXTRANJERA

Varias razones para explicar el fenómeno migratorio

  • A otras zonas de España. La presidenta de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes ‘Mundo Solidario’, Tania Georgieva, reconoce que cada vez más inmigrantes se van de Valladolid, pero no siempre al extranjero. «Unos se van al sur, otros al norte, y muchos a Cataluña, que es la zona donde hay más trabajo», señala. Para ella, el estallido de la burbuja inmobiliaria hizo mucho daño a este colectivo. «En el sector de la construcción trabajaban muchos hombres y ahora hay matrimonios sostenidos económicamente por las mujeres», explica.
  • «La situación es terrible». Por otro lado, la colaboradora de la asociación de ayuda al inmigrante (Asain) Trinidad Varela dice que la situación de este colectivo es «terrible», por el «fin de las ayudas y porque tiene un índice de paro altísimo». Varela no cree que se hayan ido tantos extranjeros. «La cifra baja porque hay parados de larga duración que se van a otras comunidades y otros que consiguen la nacionalidad española», dice. Además, apunta a que muchos de los que se han acogido al Plan de Retorno Voluntario «ahora quieren volver».
  • Ayudas municipales. El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, incidió a finales de septiembre en que esta pérdida de población extranjera no ha provocado que este colectivo deje de recibir ayudas. Incluso sostenía que el hecho de tener que repartirlas entre menos gente podría hacer que cada beneficiario recibiera más. De la Riva también señaló que el Ayuntamiento hace una análisis exhaustivo de cada solicitud de ayuda para comprobar la situación económica de cada extranjero que la pide.

Fuente: Texto: Óscar Fraile, El Día de Valladolid, 08-10-2014.