Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Medio ambiente > La práctica totalidad de la población de Castilla y León respira aire (...)

Comunicado de Ecologistas en Acción + Reseña de Último Cero

La práctica totalidad de la población de Castilla y León respira aire contaminado

La Junta de Castilla y León no ha elaborado los preceptivos planes de mejora de la calidad del aire para reducir los elevados niveles de ozono registrados en los últimos años

Jueves 9 de octubre de 2014 · 91 lecturas · rss article rubrique


JPEG - 107.6 KB
Estación de control de la contaminación en Valladolid. Foto: últimoCero.

COMUNICADO DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE CASTILLA Y LEÓN

8 de octubre de 2014

La práctica totalidad de la población de Castilla y León respira aire contaminado

La Junta de Castilla y León no ha elaborado los preceptivos planes de mejora de la calidad del aire para reducir los elevados niveles de ozono registrados en los últimos años

El Informe anual de Calidad del Aire en España de Ecologistas en Acción que se ha presentado hoy concluye que la práctica totalidad de la población de Castilla y León estuvo expuesta durante 2013 a unos niveles de contaminación que superan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El tráfico en las ciudades y las grandes centrales térmicas de León y Palencia son las principales causas de la contaminación. Sin embargo, la Junta de Castilla y León continúa sin afrontar un problema que afecta a la salud de la ciudadanía.

El informe de Ecologistas en Acción recopila los datos de 58 estaciones de control de la contaminación pertenecientes a las redes de la Junta de Castilla y León, del Ayuntamiento de Valladolid, de EMEP y de distintas instalaciones industriales, y toma como referencia los valores máximos de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo a esos niveles recomendados, el aire contaminado afectó en 2013 a la práctica totalidad de la población de Castilla y León, por concentraciones excesivas de partículas (los 112.000 habitantes del Bierzo), de dióxido de azufre (los 689.000 habitantes de las aglomeraciones de León y Valladolid y de las Montañas del Noroeste de Castilla y León) y, sobre todo, de ozono troposférico (2.350.000 habitantes, toda la Comunidad salvo la aglomeración de León).

Si se toman los valores límite establecidos por la Unión Europea, la población que respira aire contaminado por encima de los objetivos legales es de 290.000 personas, un 12% del total, todas afectadas por ozono. Es decir, casi uno de cada ocho castellanos y leoneses respira aire que infringe los límites que marca la ley para este contaminante. Se trata de la población de la Montaña del Sur de Castilla y León (incluidas las ciudades de Ávila y Segovia) y de los valles del Tiétar y Alberche.

Las estaciones de control de la contaminación que peores registros de ozono presentaron durante 2013, con más de 75 días de mala calidad del aire fueron las de Ávila, La Robla, León, Compuerto, Palencia, Venta de Baños, Villamuriel de Cerrato, Salamanca, Segovia y la ubicada en Muriel de la Fuente, en el centro de Soria. Esta última estación registró 127 superaciones, es decir que un tercio de los días del año -o más de la mitad de los días de los meses estivales (primavera y verano) que es cuando se forma este contaminante-, sobrepasó el valor recomendado por la OMS.

La formación de ozono troposférico en la Montaña Sur de Castilla y León y en el Valle del Tiétar y Alberche (Ávila) aparece vinculada a las emisiones por el tráfico de contaminantes desplazados desde la aglomeración de Madrid. En verano, los vientos procedentes del Sur transportan la nube de contaminación de Madrid, aumentando los niveles de ozono a medida que se asciende por la Cordillera Central. Tras atravesar la Sierra de Guadarrama, la masa de aire contaminado por ozono mantiene niveles elevados en las provincias de Ávila y Segovia.

Ante esta situación, Ecologistas en Acción exige a la Junta de Castilla y León que redacte sin más dilación los Planes de Mejora de la Calidad del Aire para reducir la contaminación por ozono en las zonas afectadas. Estos planes son obligatorios según la legislación vigente, y deben contener el análisis de la situación y las medidas necesarias para revertirla lo antes posible.