Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > El 37% de las familias del 29 de Octubre optan por el dinero y dejarán la (...)

Barriada 29 de Octubre de Pajarillos

El 37% de las familias del 29 de Octubre optan por el dinero y dejarán la barriada

El derribo y la construcción de las primeras 174 viviendas del ARU 29 de octubre costará 20 millones

Miércoles 12 de noviembre de 2014 · 275 lecturas · rss article rubrique


El 37% de las familias del 29 de Octubre optan por el dinero y dejarán la barriada

Urbanismo consigna 1,5 millones para pagar las expropiaciones previas a la rehabilitación

Primera consignación presupuestaria de importancia para la renovación de la barriada del 29 de octubre, en Pajarillos. El Ayuntamiento de Valladolid, a través de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda (VIVA) y de la Gerencia de Urbanismo, reservará una partida de 1.572.000 euros para abonar las expropiaciones de los vecinos de esta área degradada de la ciudad que no quieran seguir viviendo en la zona. Según las primeras estimaciones, de los 174 hogares afectados en la primera fase de este proyecto de demolición de los actuales bloques y posterior construcción de otros nuevos, 64 propietarios, cinco de ellos de dueños de locales comerciales, optarán por coger dinero de la indemnización –entre 22.000 y 23.000 euros por piso– para buscarse un hogar en otro lugar.

En el proyecto de actuación, aprobado de manera inicial, el Ayuntamiento da tres opciones a los residentes. A los que se quieran quedar, se les cambiará su actual vivienda por otra de nueva construcción con dos acotaciones: los metros a mayores que tenga su nueva casa se pagarán a precio de VPO y estarán obligados, además, a adquirir trastero y una plaza de garaje. En segundo lugar, los vecinos que deseen salir del barrio tienen la opción de la indemnización. Por último, se habilitará un bloque de apartamentos protegidos para aquellas personas que queriendo permanecer en Pajarillos no puedan afrontar el desembolso económico para adquirir una vivienda nueva. A estas se les pagaría el valor de su actual hogar y con ese dinero podrían afrontar los gastos de alquiler en ese inmueble de carácter comunitario.

La Sociedad Municipal del Suelo y Vivienda ya ha iniciado los contactos con los residentes para conocer sus intenciones tras haberles notificado de manera personal a través de una carta los detalles del proceso. A ello se sumará un plan, en coordinación con los servicios sociales del barrio, para acometer esta operación, que obligará a realojar a 111 familias durante los tres años que duren las obras, lo que supondrá otra partida de 1,9 millones de euros. En principio, la intención del Consistorio sería encontrarles casa en el mismo barrio, ya que la mayoría dependen de los colegios y servicios de la zona. El Ayuntamiento sufragaría tanto los alquileres de sus pisos provisionales como los gastos de la mudanza, según la información que se le ha transmitido a la Asociación de Vecinos La Unión.

El aspecto clave de esta operación de renovación urbana es la financiación. Según explican en VIVA, con la aprobación inicial del proyecto de actuación se cumplen todos y cada uno de los requisitos que exige el Plan Estatal de Vivienda para optar a la financiación establecida en el Real Decreto 233/2013. El pasado mes de agosto se firmó el convenio entre el Ministerio de Fomento y la Junta de Castilla y León en la que se recoge expresamente financiación para este tipo de actuaciones. «No hay actuación en todo el territorio de Castilla y León que cumpla con todos las condiciones exigidas por la citada norma, salvo este proyecto del Ayuntamiento de Valladolid», recalcan en la empresa municipal. El siguiente paso que dará VIVA es presentar formalmente la solicitud de financiación al Ejecutivo autonómico para que, cuanto antes, se pueda firmar el acuerdo bilateral que reconozca las aportaciones de las tres Administraciones públicas: Estado, comunidad autónoma y Ayuntamiento.

Cartas con cita

«Las cartas están escritas con un lenguaje muy legalista y no las entienden; la gente está muy nerviosa y vienen a preguntarnos a nosotros». La presidenta de la Asociación de Vecinos La Unión, Charo Gutiérrez, solicitó ayer a VIVA que las misivas que está mandando a los vecinos del 29 de Octubre vayan acompañadas de una cita en persona, que permita a los residentes aclararse con el proceso de renovación del barrio. A su juicio, se ha generado una «incertidumbre» que es necesario despejar. Gutiérrez confía en que esté proyecto salga adelante, aunque matiza que muchos vecinos no podrán hacer frente al pago del garaje y trastero para mantener la residencia.

Polémica por las cuentas

La consignación de 1,5 millones conocida ayer, durante la celebración de un consejo de administración de VIVA, estuvo acompañada por la polémica. Tanto Izquierda Unida como el PSOE criticaron el «desorden» en las cuentas de la empresa municipal. Hasta el punto de que el portavoz de los socialistas en Consistorio, Javier Izquierdo, advirtió de que las pérdidas que se registrarán en el presente ejercicio –1,1 millones– suponen una amenaza para la pervivencia de la sociedad, ya que en el caso de que en el próximo ejercicio el balance fuera negativo la ley Montoro obligaría a disolverla. Desde la gerencia de VIVA matizaron que la empresa no registrará pérdidas en 2015, ya que se prevé un resultado positivo de más de 80.000 euros por lo que no desaparecerá. Recuerda en una nota aclaratoria, además, que la sociedad ha registrado este año un incremento de dos millones en su patrimonio y «analizando las cuentas de pérdidas y ganancias de la sociedad se observa también un incremento patrimonial superior a los ocho millones entre los años 2008 y 2014».

Los datos

  • 23.000 euros es la cantidad media que recibirán los vecinos que dejen sus viviendas.
  • 64 propietarios de los 174 afectados por la primera fase de la rehabilitación.
JPEG - 54.5 KB
Barriada del 29 de Octubre, en Pajarillos. fotografía: Ramón Gómez, El Norte de Castilla.

Fuente: Texto, Fotografía: Ramón Gómez, El Norte de Castilla, 11-11-2014.


El derribo y la construcción de las primeras 174 viviendas del ARU 29 de octubre costará 20 millones

La rehabilitación del polígono de viviendas se ha divido en tres fases · Según un informe municipal 77 familias cambiarán su casa vieja por una nueva y 57 optarán por la expropiación

El polígono de viviendas del 29 de Octubre, en el barrio de Pajarillos, será derribado íntegramente. El proyecto de regeneración urbana elaborado por el Ayuntamiento de Valladolid ha dividido estos trabajos en tres fases. La primera ya cuenta con su plan de actuación que afecta a 174 viviendas y que necesitará de una inversión cercana a los 20 millones de euros. El plazo de ejecución se ha fijado en tres años.

Este plan de actuación busca construir «cuanto antes» las primeras viviendas de sustitución para las familias que cambiarán metros cuadrados de la antigua por metros cuadrados de las de nueva construcción, con la única condición de adquirir una plaza de garaje y un trastero, a precio de vivienda protegida. Aunque no todos los vecinos optarán por esta permuta, según las informaciones del Ayuntamiento, de las 117 que se quedarán en el barrio, sólo 77 parecen dispuestas a aceptar este cambio, mientras que 40 optarán por la opción de un apartamento protegido en alquiler, que se construirá en la misma zona con esta operación urbanística. El proyecto también fija que el realojo temporal de estas 117 familias que se quedarán en el barrio de Pajarillos costará 1,9 millones de euros, mientras que el precio de construcción de sus correspondientes viviendas será de 10,1 millones de euros.

En la memoria económica también se estima el coste del pago del justiprecio a las 57 familias que abandonarán sus casas y dejarán el barrio, que se fija en una media de 24.467 euros, por lo que la partida de expropiaciones será de 1,3 millones. El coste medio de la indemnización de los locales que hay en el polígono residencial será de 32.280 euros.

Esta primera fase de actuación está ubicada entre la calle Cigüela (en la parte más cercana al centro cívico integrado de la zona este) y la calle Villabáñez, que según la memoria del proyecto se dinamizará con la nueva ordenación que se dé a los locales comerciales existentes, «que tendrán un diseño más racional, lo que facilitará la entrada de otros negocios en la zona como los que existen en otras partes del barrio», según aparece literalmente en el documento.

Los primeros trabajos de demolición afectarán a las viviendas ubicadas entre los números 28 y 45 de la calle Cigüeña y entre el 14 y el 22 de la calle Villabáñez, además de derribar cuatro bloques en la calle Faisán. En la calle Gaviota se demolerán dos bloques, ocho en la calle Águila y dos más en la calle Cuclillo. Además, desaparecerán los viales de las calles Canario y Águila, aunque se mantienen y se amplían los de las calle Cigüeña y Villabáñez.

La declaración de Área de Renovación Urbana busca resolver los problemas de los vecinos que residen en el polígono residencial de los años 60. «Las viviendas dolecen de gravísimos problemas de habitabilidad, salubridad y accesibilidad, así como resolver los problemas de marginalidad que azotan a toda la zona», confirma la memoria municipal.

Esta plan de actuación, que ya ha sido aprobado inicialmente por el Ayuntamiento, no fija todavía la aportación del Gobierno central y regional a través del Plan de Vivienda. «La financiación prevista en el conveni del ARU por parte de Junta y Gobierno difícilmente cubrirá el tercio de los gastos previstos como se prevía inicialmente», advierte Javier Izquierdo, portavoz del Grupo Municipal Socialista. «Hay serias dudas del compromiso de financiación y el equipo de Gobioerno no las quiere aclarar», advierte.

Unas dudas que niega la concejal de Urbanismo, Cristina Vidal, que asegura que se están cumpliendo con los plazos y requisitos fijados para obtener esa financiación. «Con la aprobación inicial del proyecto de actuación se cumplen todos los requisitos que exige el Plan Estatal de Vivienda para optar a la financiación», asegura.

JPEG - 244 KB
La primera fase del ARU 29 de octubre contempla la demolición de varios bloques en la calle Villabáñez. Fotografíaa: J. Tajes, El Día de Valladolid.

Fuente: Texto: M. Rodríguez, Fotografía: Jonathan Tajes, El Día de Valladolid, 11-11-2014.

¿Quieres ponerte en contacto con la asociación vecinal de la zona?

Asociación Vecinal "La Unión" de Pajarillos