Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > La Plataforma Solidaria con Palestina critica el acuerdo agrícola firmado (...)

Comunicado de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid

La Plataforma Solidaria con Palestina critica el acuerdo agrícola firmado por Silvia Clemente con Israel

Ven motivos ocultos en la firma del convenio con la organización que ha forzado la patente en España de las mandarinas Orri

Domingo 16 de noviembre de 2014 · 72 lecturas · rss article rubrique



COMUNICADO DE LA PLATAFORMA SOLIDARIA CON PALESTINA DE VALLADOLID

13 de noviembre de 2014

La Plataforma Solidaria con Palestina no comprende los motivos para que Castilla y León firme un acuerdo agrícola y ganadero con Israel

Además, incumple la campaña de Boicot, Sanciones y Desinversiones que busca el respeto a los Derechos Humanos palestinos

La Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid quiere denunciar la firma de un convenio entre la Consejera de Agricultura y Gabadería de Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, y la Agricultural Research Organization Volcani Center de Israel. Se trata de un convenio que incumple totalmente la política de Boicot, Sanciones y Desinversiones que llevamos a cabo numerosas organizaciones sociales de nuestro país y de muchos otros países para obligar al Estado israelí a respetar los derechos humanos en Palestina. Además no comprendemos en qué puede beneficiar semejante acuerdo a Castilla y León.

Según las informaciones de prensa aparecidas, el convenio tiene como objetivo llegar a más ayudas europeas en materia de agricultura y ganadería al sumar el impulso de dos países diferentes. Para la Plataforma Solidaria con Palestina este argumento no puede ser más peregrino ya que, si se trata de optar con seguridad a las ayudas europeas por la asociación de dos o más países, existen en Europa otros 26 Estados con los que presentar proyectos comunes y con procesos agrícolas y ganaderos mucho más parecidos que los que practicamos en Castilla y León. Aunque se quiera destacar que Israel es considerado un Estado Asociado para la solicitud de ayudas, algo que también rechazamos desde la Plataforma, lo cierto es que cualquiera de los otros Estados europeos incluidos en la Unión Europea tiene un mejor estatus como acompañante en los posibles proyectos a desarrollar. Por tanto consideramos completamente falaz este argumento.

El otro motivo que se argumenta para la firma del convenio es la investigación que lleva a cabo la Agricultural Research Organization Volcani Center de Israel en innovación y desarrollo en el sector agrícola y ganadero. Queremos señalar que se trata de la organización que ha forzado la patente en España de las mandarinas Orri, una variedad tardía que está implantada en los campos de cítricos españoles y, por los que el Estado de Israel, pretende cobrar un royalty con graves perjuicios para los agricultores levantinos. Si la colaboración que Castilla y León pretende con el Estado de Israel es la modificación genética con fines económicos de las semillas o de las razas ganaderas o de cualquier otra forma de vida, como se podría desprender de la información aparecida en prensa cuando dice “van a colaborar en una mejor utilización de la genética”, nuestro rechazo es doble por cuanto estamos completamente en contra de las patentes sobre la vida en la tierra que perjudican directamente a las personas.
Además consideramos una burla la comparación de la agricultura de Castilla y León con la que se practica en Israel y nos parece especialmente llamativo que Castilla y León colabore en estudios de “cultivos sin suelo agrícola y su adaptación a una limitada disponibilidad de agua” como publican los medios de comunicación. Este modelo agrícola, que sí es necesario en Israel por sus limitaciones de suelo agrícola, a pesar del continuo robo de tierras agrícolas a Palestina, y por sus deficiencias de agua, no tiene nada que ver con lo que ocurre en Castilla y León con grandes extensiones de cultivos y buenos recursos hídricos, si se quiere promover verdaderamente el regadío.

Por este motivo sospechamos que el Acuerdo suscrito por la Consejera Silvia Clemente tiene otros motivos ocultos a la opinión pública. A la Plataforma Solidaria con Palestina le gustaría que estos motivos pudieran ser conocidos por la población castellano-leonesa para saber en qué tipo de negociaciones anda nuestro Gobierno Regional.

La Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid es miembro de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid