Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Asuntos sociales > El ‘negocio’ de la Ayuda a Domicilio “machaca” a usuarios y trabajadores en (...)

Recortes en los servicios sociales municipales

El ‘negocio’ de la Ayuda a Domicilio “machaca” a usuarios y trabajadores en Valladolid

El PSOE denuncia anomalías en el servicio e insiste en rescatar urgentemente la gestión en manos de la UTE Clece-Seralia que, como recuerda IU, tuvo la peor puntuación hace dos años

Lunes 29 de diciembre de 2014 · 552 lecturas · rss article rubrique



COMUNICADO DEL GRRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA

26 de diciembre de 2014

IU deplora que el Servicio de Ayuda a Domicilio quede estancado en los próximos dos años, consolidando los recortes y las malas condiciones laborales

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, tras estudiar el expediente de contratación del Servicio de Ayuda a Domicilio, que se ha resuelto hoy, viernes 26 de diciembre de 2014, al adjudicar la Junta de Gobierno a la UTE Clece-Seralia, con un gasto previsto de 9.700.000 euros en dos años (condicionando la política de la próxima corporación), deplora que se siga llevando a cabo en unas condiciones que consolidan los recortes realizados en los últimos años y las malas condiciones laborales en que se desarrolla.

El expediente muestra algunas cuestiones significativas. Por ejemplo, que solo se hayan presentado tres ofertas, a pesar de que otras seis empresas se interesaron y finalmente desistieron. O también que la consideración de “desproporcionadas” de las mejoras ofrecidas por uno de los licitadores supusieran nada menos que 23 puntos (de un total de 82 con que se puntuó la oferta mejora valorada), cuando además tales mejores suponen solo el 0,8% del presupuesto. En cualquier caso llama la atención la continuidad de la empresa que se hizo con el servicio hace dos años, teniendo entonces la peor puntuación en cuanto a calidad técnica.

De esta forma el Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Valladolid sigue en manos de la macroempresa Clece (asociada en UTE con Seralia), que lleva el mismo servicio en otros 14 ayuntamientos y 5 diputaciones provinciales, sin haberse planteado aquí ninguna fórmula de contratación a empresas menores, con mayor vinculación a la ciudad o con un mayor compromiso social. De hecho en IU se tiene conocimiento de las pésimas condiciones laborales en que se desarrolla el servicio (y que el Ayuntamiento conoce).

También hay que recordar que Clece (la empresa adjudicataria) gestiona en Valladolid, además de la ayuda a domicilio, la teleasistencia, los centros de mayores y el centro integrado. Es decir: se ha dejado la atención de los mayores en unas manos que no dan buen servicio, que no generan confianza y que precarizan el empleo de los trabajadores. En IU nos preguntamos qué sentido tiene la redacción de unas cláusulas sociales si seguimos realizando contratos con empresas que parecen muy poco preocupadas por esas cuestiones. El Ayuntamiento se desentiende de la atención a los mayores y se limita a hacer todos los contratos con una empresa especializada en construcción. Y lo hace en un momento en que los mayores ven recortadas las pensiones y las prestaciones de la Ley de Dependencia.

Así se remata un último mandato que hace historia en los recortes a las personas mayores. Nunca se había realizado una suma de decisiones tan negativas.

COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

26 de diciembre de 2014

El contrato de ayuda a domicilio machaca dos años más a trabajadores y usuarios de Valladolid

El PSOE insiste en la necesidad de rescatar urgentemente la gestión de los servicios sociales del negocio privado que antepone beneficios a calidad de la prestación

La aprobación de la Ley de Dependencia supuso un incremento importante en el número de horas y de usuarios del servicio de ayuda a domicilio, obligando al incremento de plantillas y de las jornadas de trabajo de los que ya existían.

Sin embargo, los gobiernos del Partido Popular han venido desmantelando el sistema, de forma coordinada, desde el Estado, la Comunidad Autónoma y los ayuntamientos bajo su mando, a base de órdenes y decretos que han reducido hasta la asfixia plantillas y horas de prestación, creando servicios con listas de espera, en los que los usuarios cada vez pagan más y reciben menos y de menor calidad.

Como ya denunció el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Valladolid el pasado mes de octubre, cuando la Junta de Gobierno municipal aprobó un montante de 4,8 millones para la prestación del servicio, -tan sólo 150.000 euros por encima de la ya recortada cantidad de 2013 y muy lejos de los 5,6 millones por los que se firmó en origen el contrato con CLECE-, esta decisión aboca a usuarios y trabajadores a una situación preocupante que, sin una apuesta firme por invertir en lo importante, sólo puede ir a peor.

Coincidiendo con la adjudicación, de nuevo a la UTE CLECE-SERALIA de este servicio en Valladolid para los próximos dos años, con una oferta económica a la baja sobre un precio por hora de 14,42 euros que la UTE adjudicataria ha reducido a 14,23, desde el PSOE se clama por revisar los criterios de gasto y rescatar urgentemente la gestión de los servicios sociales de las manos del negocio privado, que obviamente, antepone beneficios a calidad de la prestación.

En opinión de los socialistas, es obvio que si el Ayuntamiento restringe el dinero que gasta en este servicio y además se lo entrega a una empresa que, con toda lógica, no lo gestionará altruistamente, puesto que para ella es un negocio, tanto las condiciones de trabajo como la atención que reciben los usuarios empeoran año a año.

CONCEPTO 2010 2014 Variación%
TOTAL TRABAJADORES/AS 360 259 -28,06%
JORNADA COMPLETA 63 29 -53,97%
+ DE MEDIA JORNADA 256 210 -17,97%

Mientras el servicio cae, crecen las quejas de los trabajadores, que realizan jornadas laborales incompatibles con la conciliación de la vida familiar, desde las 7 de la mañana hasta las 22, ininterrumpidamente, los siete días de la semana, puesto que no se computa como tiempo trabajado el destinado a los desplazamientos, con cuyo coste, además, corre el propio trabajador.

Entre otras irregularidades que denuncian se cuentan los cambios de personal entre uno y otro servicio para cuadrar los horarios para los que están contratados. Así, por ejemplo, cuando las personas contratadas para limpieza no cubren las horas que les corresponden, se las destina al programa de canguros para el que no tienen cualificación y en el que, además, no hay complementos salariales por nocturnidad ni fines de semana.

Para evitar sustituciones o nuevas contrataciones, cuando se requiere más personal se completa la plantilla con efectivos en prácticas que salen de los cursos que imparte el propio Ayuntamiento y si surge cualquier problema a partir de las siete de la tarde, el usuario no tiene con quién ponerse en contacto, puesto que auxiliares y usuarios no están autorizados a contactar directamente entre sí.

Las auxiliares del SAD tampoco están autorizadas a ponerse en contacto con las trabajadoras sociales del CEAS para informar sobre la situación del usuario, y sólo hay una coordinadora por cada 200, de forma que incidencias e información se pierden o dilatan en el tiempo, en caso de que lleguen a su destino.

En definitiva, concluye el PSOE, la congelación de un presupuesto ya previamente menguado y la contratación de este importante servicio con empresas que buscan su margen de beneficio afecta a la gestión, al estado de ánimo y condiciones de trabajo, a la calidad del catering, a las horas de atención a los usuarios y, en definitiva, a unos servicios sociales “más que tocados”.