Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > Adhesión de la Federación de AV al sello "Espacio libre de Aperthaid Israelí" (...)

asamblea anual/resoluciones aprobadas

Adhesión de la Federación de AV al sello "Espacio libre de Aperthaid Israelí" (ELAI) institucional

Lunes 23 de marzo de 2015 · 1340 lecturas · rss article rubrique


RESOLUCIONES

"ADHESIÓN DE LA FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES VECINALES ANTONIO MACHADO AL SELLO "ESPACIO LIBRE DE APERTHAID ISRAELÍ" (ELAI) INSTITUCIONAL

Presentada por la Plataforma solidarida con Palestina Valladolid

Margarita García en representación de la Plataforma solidaridad con Palestina Valladolid defendiendo la resolución

La ocupación de Palestina por el Estado de Israel se inició oficialmente en 1948, y constituye, por lo tanto, una de las injusticias políticas más largas de la historia. En el centro del problema está el sionismo: el proyecto político de construcción de un estado exclusivo para personas judías en Palestina que, desde sus inicios, se desarrolla mediante la ocupación y colonización de territorios palestinos, la separación de los colonos judíos de la población palestina autóctona, la expulsión de esta población fuera de Palestina, o bien su subyugación y su eliminación física. El sionismo define a Israel como un estado que sirve a una parte de su ciudadanía (en contra de otra) y vincula de manera directa la construcción de Israel a la destrucción del pueblo palestino.

El último y sanguinario ataque lanzado por Israel contra la Franja de Gaza durante el verano de 2014, que ha causado la muerte de más de 2.190 personas, de las cuales 527 eran niños y niñas, destruyendo al tiempo miles de casas e infraestructuras civiles (incluyendo hospitales, escuelas y refugios de la ONU), es una demostración más que evidente de ese proyecto político. También lo es la ampliación y consolidación de la ocupación israelí en Cisjordania y Jerusalén Este, a través de las colonias, el muro y los controles militares.

Dentro de la campaña #YoNOComproApartheid, lanzada cuando se cumplían 10 años del Dictamen del Tribunal de La Haya contra el Muro construido ilegalmente por Israel en Palestina, la Red Española de Solidaridad con Palestina (RESCOP) presenta el sello Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI). Con este sello, que se enmarca en la campaña de solidaridad ciudadana global, no violenta y antirracista de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra el Apartheid israelí, se busca apoyar la creación de espacios comerciales, culturales, políticos, deportivos, académicos y sociales del Estado español que se niegan a colaborar con —o apoyar por pasiva— el sistema colonial y de apartheid israelí, e ir consolidando Espacios Libres de Apartheid Israelí en diferentes lugares del Estado español.

La campaña BDS nace en el año 2005 en el seno de la sociedad civil palestina, con la publicación de un manifiesto firmado por casi 200 organizaciones sociales, ONG, partidos y sindicatos, tomando como referente la campaña internacional de boicot contra el Apartheid sudafricano, que fue fundamental para acabar con ese régimen racista.

El movimiento BDS persigue:

1. El fin de la ocupación de Cisjordania, Jerusalén Este y Franja de Gaza, territorios ocupados ilegalmente por Israel en 1967.

2. El derecho al retorno de los 7,5 millones de refugiados y refugiadas palestinas que no pueden volver a Palestina.

3. El reconocimiento de la igualdad de la ciudadanía árabe-palestina dentro de Israel.
La sociedad civil internacional ha recogido el guante lanzado desde Palestina para extender esta campaña por todo el planeta, devolviéndonos a una solidaridad de tipo político, que busca ir al núcleo del problema y combatirlo. De esta manera, se trata de apoyar la lucha del pueblo palestino por sus derechos humanos, así como el derecho a la igualdad y a la autodeterminación, y exigir el respeto del derecho internacional por Israel.

La campaña BDS pide que los gobiernos e instituciones tomen sanciones contra Israel para poner fin a sus violaciones del derecho internacional. En Europa, miles de ciudadanos y ciudadanas han exigido que Europa suspenda el Acuerdo de Asociación UE-Israel. Varios parlamentos autonómicos del estado español han exigido que Israel respete los derechos del pueblo palestino, incluyendo el derecho al retorno. Decenas de ayuntamientos y diputaciones han condenado los ataques indiscriminados contra la población civil de Gaza y las políticas coloniales israelíes en Cisjordania y Jerusalén. Y una veintena de municipios ya se han adherido a la campaña de BDS contra el Apartheid israelí para presionar a Israel a respetar el derecho internacional.

La embajada de Israel y organismos como el Centro Sefarad-Israel tienen el cometido de establecer relaciones de todo tipo (comerciales, culturales e institucionales) entre nuestras comunidades, ciudades y pueblos y el estado israelí, manipulando en beneficio de Israel nuestra larga amistad con la comunidad judía. A golpe de subvenciones israelíes, la “Marca Israel” se exporta en festivales, centros culturales, salas de conciertos y museos, con el fin de normalizar la colaboración de nuestras instituciones con un estado que no respeta el derecho internacional.
Con el sello Espacio Libre de Apartheid Israelí, ayuntamientos, diputaciones, partidos políticos y otras instituciones públicas y privadas tienen la posibilidad de solidarizarse con el pueblo palestino de una forma que vaya más allá de la caridad y de los parches humanitarios.

Las instituciones que se declaran Espacio Libre de Apartheid Israelí deberán:

1. Adherirse formalmente a la campaña, informando a la RESCOP de sus datos para poder ser incluidas en el directorio de Espacios libres de Apartheid Israelí.

2. Abstenerse de colaborar con el estado israelí, sus instituciones públicas o sus representantes oficiales en España, en cualquier proyecto de desarrollo agrario, educativo, comercial, cultural o de seguridad.

3. Abstenerse de contratar servicios o comprar productos, incluso de seguridad, a empresas israelíes o empresas cómplices de violaciones del derecho internacional en Palestina (Elbit, G4S, HP, Caterpillar…).

4. Difundir la campaña entre la ciudadanía, usuarios/as, afiliados/as, empresas y productores/as, colocando de forma visible una pegatina identificativa del sello en su sede, web o boletín.

Una vez adheridos a la campaña, podrán utilizar el sello para demostrar su compromiso con el respeto de los derechos humanos, la igualdad entre los seres humanos y la autodeterminación de los pueblos.

Por la presente resolución, la Federación de Asociaciones Vecinales Antonio Machado se adhiere al sello Elai, comprometiéndose a respetar las obligaciones inherentes a dicha adhesión.