Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Participación ciudadana > Por la regeneración democrática de nuestro Ayuntamiento

Asamblea Anual/mociones aprobadas

Por la regeneración democrática de nuestro Ayuntamiento

Lunes 23 de marzo de 2015 · 127 lecturas · rss article rubrique


MOCIONES

"POR LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA DE NUESTRO AYUNTAMIENTO"
Presentada por la Comisión Ejecutiva de la Federación de Asociaciones Vecinales

Antonio Presa defiende, en nombre de la ejecutiva, la moción "Por la regenaración democrática de nuestro Ayuntamiento"

Nos ha costado mucho conquistar y construir la democracia.
Por eso no vamos a dejar que nadie nos arrebate ese derecho.
Y estamos asistiendo a un ataque a la democracia por parte de quienes poco o nada hicieron para recuperarla y sin embargo pronto se montaron sobre ella, no para servirla sino para servirse de ella.

Y esos son los que mayoritariamente la han mancillado hasta el extremo. Se han servido de ella para enriquecerse con artilugios y mecanismos difusos, cuando no ilegales.

Y muestra de ello es que Valladolid nos la han vendido, sin enterarnos, y lo han hecho a su modo "a la chita callando". Amparándose en la ley AZNAR que preconizaba: "construir allá donde se pueda y se venda", el equipo de gobierno y los promotores, se lanzaron al acecho. El primero modificando el Plan General para crear Áreas Homogéneas, esto es, grandes espacios donde poder enclavar urbanizaciones innecesarias desproporcionadas e inconexas para con el resto de la ciudad. Los otros, los grandes promotores, comprando y acaparando estos espacios para construir sin medida y sin sentido de ciudad: solo con el objetivo de amasar fortuna.
También se modificó el PGOU para autorizar aparcamientos rotatorios en el casco de la ciudad.

Y quienes regentan el ayuntamiento, como mirando para otro lado y vendiendo humo con publicidades engañosas. Nos decían que ese era el progreso y la ciudad del futuro .Doblar el número de viviendas en una ciudad que viene perdiendo población año tras año.

Cuando los que manejan la sartén por el mango propiciaron la llamada "crisis mundial" con el único objetivo de cortar y controlar el desarrollo de los pueblos y los derechos conquistados por los ciudadanos, es cuando se dieron cuenta que esta "crisis" también afectaba a Valladolid y, con prontitud, Ayuntamiento y promotoras recularon en sus intenciones de construir una ciudad tan idílica como fantasma y así es como la supuesta demanda de 200.000 viviendas se desmoronó. Pero Valladolid ya nos la había vendido.

Y ahora, cuando todo lo tienen perdido, se decantan con la boca pequeña por "hacer una ciudad concéntrica y rehabilitar el Valladolid antiguo", donde prestar servicios (limpieza, policía,…) no sea tan gravoso para las arcas municipales.
Si tanto desmán ha sido posible es, precisamente, por lo poco que ha avanzado la democracia en materia de transparencia.

Pero gracias a nuestra lucha, la lucha de los colectivos sociales, estamos ahora empezando a cosechar frutos pues, la Justicia, con sus sentencias, se está encargando de corregir tanto descalabro y ofuscación, incluso sentando en el banquillo a técnicos y políticos relevantes de nuestro ayuntamiento.
Con esta moción lo que se exige a la municipalidad es un pacto entre todos los grupos políticos que alcancen a tener escaños en el ayuntamiento un "Código ético" donde exista un compromiso personal y de grupo que haga prevalecer la transparencia democrática.

Para ello exigimos:

1. Que se proporcione a la ciudadanía una mayor información, clara y veraz.

2. Que se desarrollarse la idea de gobernar por consenso, acercando posturas entre el gobierno, la oposición y los movimientos ciudadanos.

3. Que se elabore un Plan Municipal de Participación donde se recojan las estrategias para fomentarlo, así como al modo en cuanto al cómo, quién y cuándo participa, con la implicación de todos los sectores ciudadanos en su diseño, desarrollo y evaluación de resultados.

4. Que se actualizar el Reglamento de Participación Ciudadana (del 2 de junio de 1989) en materia de derechos y deberes (art. 117 y ss.), al derecho de petición (art.128 y ss.), a la consulta popular (art.136 y ss.), a la audiencia pública (art.140 y ss.), al de participación ciudadana en los órganos de gobierno (art.150 y ss.), a los consejos consultivos de barrio o distrito (art.155 y ss) y a participación ciudadana en los locales, medios de comunicación y subvenciones municipales (art. 160 y ss.)

5. Que se utilicen las nuevas tecnologías para acercar los acuerdos y actos de los órganos de gobierno a los ciudadanos.

6. Que se implanten los consejos municipales y de barrio o distrito, dotándoles de capacidad de proponer iniciativas y contenidos, con reuniones periódicas conforme a su regulación específica, con envío previo de documentación, cauce de aportaciones o de mera recepción de actuaciones realizadas.

7. Que en la resolución de los expedientes sometidos a información pública o en los que hayan participado vecinos o entidades en su elaboración con alguna aportación, se hará constar los motivos por los que se admiten o no las aportaciones, dándose traslado de inmediato de los mismos de a los vecinos o entidades personadas.

8. Que los documentos de los expedientes en exposición pública de interés general se publiquen completos en la página web del Ayuntamiento para facilitar a todos los vecinos su estudio.

9. Que los reglamentos, planes generales y sectoriales, creación de órganos de participación y, en general, cualquier regulación municipal de interés general para los vecinos, previo a su aprobación por el órgano municipal correspondiente, deberá ser remitido a la Federación de Asociaciones Vecinales, a efecto de realizar, en su caso, las aportaciones pertinentes que mejoren su contenido.

10. Que desde la convicción de que una de las mayores garantías para el desarrollo democrático es la participación política, económica, cultural y social de la ciudadanía, se pueda optar a la toma de decisiones y participar en el día a día del gobierno de la ciudad. Las personas tienen derecho a participar para procurar su bienestar y el bien común, fin último de la acción política.

11. Que la colaboración ciudadana sea efectiva y no solo virtual o sobre papel, y que, a través de la participación real y activa, se nos permita proponer iniciativas, peticiones y quejas.

12. Y a la prensa que toda la información sea ecuánime y contrastada en aras de la verdad y deje de ser un producto al servicio de intereses interesados.