Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Consumidor@s y usuari@s > Un injustificable retraso de presupuestos municipales y las cuentas (...)

Comunicado de la Asociación de Vecinos “La Calle” de Laguna de Duero

Un injustificable retraso de presupuestos municipales y las cuentas inacesibles para el vecino

Viernes 17 de abril de 2015 · 249 lecturas · rss article rubrique


Un injustificable retraso de presupuestos municipales y las cuentas inacesibles para el vecino

Comunicado 17 de abril de 2015

La Asociación Vecinal “La Calle”, denuncia el injustificado retraso de presupuestos cuando está estamos a mitad del cuarto mes del año. En 2014 los presupuestos se aprobaron en marzo y en abril se conocía públicamente la liquidación de 2013. A pesar de que en el Pleno Ordinario todos los grupos aprobaron una moción de adhesión a la Red de entidades Locales por la Transparencia y la Participación,
brilla por su ausencia tal transparencia. En este sentido es llamativo que aprobada la liquidación de presupuesto 2014 en el último Pleno, no esté en exposición pública para que los vecinos podamos conocerlo.

Desde la Asociación Vecinal nos preguntamos ¿no son razones políticas e intereses partidistas lo que están realmente detrás del retraso del presupuesto?. Si se conoce la liquidación del presupuesto de 2014 desde febrero ¿no se está tratando de eludir una obligación de gestión básica? ¿ Se nos está ocultando el efecto de la deuda, la futura tasa depuración y el impacto de la liquidación de Prado Boyal que supone añadir 1,8 millones de Euros a dicha deuda?.

Desde la Asociación de Vecinos vemos fuertes contradicciones entre el discurso oficial y la realidad de las cuentas anteriores, a falta de conocer públicamente como fue el 2014. Se nos dice que han logrado 400.000 € de superávit, pero larealidad nos dice que de 2011 a 2013 son 10 millones de € de superávit ¿ dónde han ido a parar sino es depositarlo en el agujero de una deuda aún vigente?. Se nos dice que se nos va a devolver el esfuerzo de impuesto a base de retasas e impuestos pero la realidad
de las cuentas nos habla de un brutal recorte en las inversiones reales pasando de 3 millones de Euros en 2011 a 195.000 Euros en 2013. Se nos asegura que se han congelado tasas e impuestos pero las cuentas reales lo desmienten. La presión fiscal por habitante ha crecido de manera ininterrumpida año a año. Si en el 2010 era de 329,53€, en 2013 había subido casi 100 € más alcanzando los 428 €, con un fuerte repunte en 2012 que alcanzó 447 €(efecto del impacto de la Retasa de basuras y de la tasa de agua). Estas cifras se disparan si en vez de tener en cuenta la presión
por habitante hablamos de presión fiscal por unidad familiar. Nos aseguran que hay un “remanente” que ha pasado de negativo a superávit. Una cosa es el “remanente” que cuyo propio nombre indicasegún el diccionario, no puede ser negativo y otro las deudas que se han intentado tapar a base de desinvertir y subir tasas e impuestos. Deudas que siguen vigentes y que poco tienen que ver con tal “remanente líquido negativo”. En los años anteriores además de ese remanente la deuda era de 6,7
millones € en 2011, 5 millones € en 2012 y 3,7 millones € en 2013.

Se nos asegura que se ha dado un vuelco a la situación desde el discurso oficial, pero la esperanza se esfuma vista la demografía (perdemos población), las posibilidades laborales y el movimiento económico de un municipio que no ha sabido salir del modelo de ciudad dormitorio anclado en la construcción como base económica de desarrollo. La reducción de gastos y la estabilidad de Tesorería han consistido en una caída en barrena de la inversión real y aumentar exponencialmente
la presión fiscal, mientras las transferencias corrientes bajan, salvo en el año electoral. Se nos insiste en que el gasto social ha aumentado. El propio presupuesto 2014 lo dejaba claro: el gasto social se mantiene similar sino se cuenta el gasto de personal, mientras la demanda de ayuda ha crecido y ni siquiera se han practicado bonificaciones ni exenciones a quien más lo necesita,

únicamente destinadas a familias numerosas sea cual sea su renta. Se nos habla de que las arcas públicas con “eficiencia y eficacia”, más bien recortes, absorben el impacto del IPC. Pero, si el coste de la vida o IPC ha ido bajando con la crisis, a razón de 2 puntos desde 2012 hasta ser un IPC negativo hoy.
¿Cómo es posible que asumamos tal “responsabilidad de gestión” basada únicamente en el recorte deservicios e inversiones?