Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Participación ciudadana > Participación Ciudadana: Objetivos

La Federación Informa

Participación Ciudadana: Objetivos

Miércoles 9 de diciembre de 2015 · 369 lecturas · rss article rubrique


PACTO POR LA PARTICIPACIÓN DE LA CIUDADANÍA EN EL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE VALLADOLID

Primero

El Pacto tiene una vigencia de cuatro años a contar desde la toma de posesión del Ayuntamiento saliente de las elecciones municipales de mayo de 2015 hasta la finalización de su mandato en 2019.

Segundo

Es principio esencial el acercamiento de los programas y gestión del equipo de gobierno municipal a la ciudadanía, promocionando el debate y la elaboración de propuestas que de éstos emanen.

A tal fin se adoptarán las siguientes medidas:

1. Los documentos de los expedientes en exposición pública de interés general se publicarán completos en la página web del Ayuntamiento para facilitar a todas las personas interesadas, su estudio sin sujeción a los horarios de consulta en las dependencias municipales. En el supuesto de que en algún caso no fuera posible, se remitirá una copia del expediente a la Federación de Asociaciones Vecinales que la tendrá a disposición de los vecinos y vecinas, en general, y de las Asociaciones en sus horarios de apertura.

2. Los reglamentos, planes generales y sectoriales, creación de órganos de participación y, en general, cualquier regulación municipal de interés general
para los vecinos,
previo a su aprobación por el órgano municipal correspondiente, deberá ser remitido a la Federación de Asociaciones Vecinales efecto de realizar, en su caso, las aportaciones pertinentes que mejoren su contenido.

3. En la resolución de los expedientes sometidos a información pública o en los que hayan participado vecinos y vecinas o entidades en su elaboración con alguna aportación, se hará constar los motivos por los que se admiten o no las aportaciones, dándose traslado de inmediato de los mismos de a los vecinos o entidades personadas.

4. Con periodicidad semestral o menor, si el asunto o asuntos a debatir son de urgente tratamiento, el Alcalde y/o la concejalía de participación ciudadana convocará una reunión con la Federación Vecinal con la pretensión de servir de cauce de contacto permanente en ambos sentidos de la marcha de las cosas públicas de la ciudad.

5. Se implantarán los consejos municipales y de barrio o distrito, dotándoles de capacidad de proponer iniciativas y contenidos, con reuniones periódicas conforme a su regulación específica, con envío previo de documentación, cauce de aportaciones o de mera recepción de actuaciones realizadas.

6. Promoción de la participación real de los vecinos y vecinas, tendiendo a que las reuniones de las comisiones o con administraciones se produzcan fuera del horario laboral habitual de aquéllos.

7. Utilización de nuevas tecnologías para acercar los acuerdos y actos de los órganos de gobierno a la ciudadanía.

8. Recuperación de los horarios de tardes para la celebración de las sesiones plenarias, al objeto de facilitar la presencia de organizaciones y vecinos/as interesados en su seguimiento.

9. Actualizar el Reglamento de Participación Ciudadana (del 2 de junio de 1989) en los aspectos referidos a derechos y deberes (art. 117 y ss.), al derecho de petición (art.128 y ss.), a la consulta popular (art.136 y ss.), a la audiencia pública (art.140 y ss.), al de participación ciudadana en los órganos de gobierno (art.150 y ss.), a los consejos consultivos de barrio o distrito (art.155 y ss) y a participación ciudadana en los locales, medios de comunicación y subvenciones municipales (art. 160 y ss.)

Tercero

Debe eliminarse de la práctica municipal el
desprecio verbal de actuaciones legítimas realizadas por entidades ciudadanas o por administraciones municipales. Hacer aportaciones, interponer un recurso, etc., son derechos básicos derivados del estado de Derecho. Y ejercitar el poder otorgado por la ciudadanía, derecho básico de los gobernantes.

A tal fin:

1. Se eliminarán las declaraciones o manifestaciones de desprecio a actuaciones de entidades sociales y expresiones malsonantes. Del mismo modo, las tomas de postura de la Federación evitarán calificaciones despreciativas. Ello no significa que no se aporten los planteamientos propios o que no se haga ver los errores de la posición contraria.

2. Ante la posibilidad de que se pueda producir una confrontación judicial, tanto la Federación como la Administración municipal desarrollarán las acciones necesarias para acercar posturas que eviten litigios y articularán medios de mediación, conciliación o arbitraje a estos efectos.

3. La racionalidad debe impregnar las actuaciones ante los tribunales, de tal forma de que por ambas partes no se mantendrán posiciones irracionales o recursos que no tengan viabilidad de prosperar.

Cuarto

Debe reconocerse a la Federación de Asociaciones Vecinales el trabajo que diariamente realiza para la mejora de la ciudad y en pro de la legalidad de las actuaciones municipales; su esfuerzo para intentar ser referente de participación ciudadana en los asuntos municipales mediante sus intervenciones activas en los distintos foros municipales de participación (Consejo Social de la Ciudad, Plenos y Comisiones del Ayuntamiento, consejos municipales sectoriales y exposiciones públicas de asuntos de interés general).

A tal fin:

1. Se retomará el contenido económico del convenio suscrito con el Ayuntamiento para poder otorgar una base económica estable que facilite la labor de la Federación.

Quinto

Debe desarrollarse la idea de gobernar por consenso, acercando posturas entre el gobierno, la oposición y los movimientos ciudadanos.

Sexto

Independientemente de que el partido que suscribe se sitúe en el gobierno o en la oposición del Ayuntamiento, se compromete a hacer un seguimiento con una periodicidad anual del presente pacto, tanto en sus cuestiones genéricas como en sus peticiones concretas. Se elaborará un comunicado anual conjunto de las conclusiones de este seguimiento, que se dirigirá a valorar las actuaciones que el partido firmante ha realizado en su posición de gobierno u oposición para la puesta en marcha y desarrollo de los objetivos y acciones del presente pacto.

H) PARTICIPACIÓN.

Si bien es cierto que la participación constituye un derecho básico de la ciudadanía y un valor clave de la democracia, ésta ha venido desarrollándose en nuestro país solo en su vertiente representativa, delegando en otros lo que debe ser un ejercicio personal de los ciudadanos. Hoy más que nunca exigimos el derecho de todos a participar en política. La participación ha de estar ampliamente regulada en todos y cada uno de los ámbitos de actividad social y política. Participar es, además de un derecho, una obligación para todas las personas, por lo que no cabe imponer limitaciones a la democracia participativa.
Participar no significa depositar un voto cada cuatro años, sino poder formar parte de un engranaje que practique con soltura una evaluación continua de las actuaciones realizadas en la mejora de la ciudad, que muestre su opinión razonada y el grado de satisfacción ante las medidas adoptadas, que a veces se acuerdan con una mayoría plenaria pero con un total desacuerdo de la ciudadanía.

Evidentemente que entendemos que la participación es un tema muy complejo y que la sociedad en general padece una crisis de participación que afecta también a las asociaciones en las que se auto organiza, por lo que, al margen de las actuaciones que han de promoverse para afrontar esta crisis, en la corporación municipal debe de existir un firme compromiso para propiciar la participación, al mismo tiempo que ha de dotar de recursos necesarios a las asociaciones para que éstas puedan cumplir sus funciones reivindicativas y de colaboración sin depender de la simpatía o no del gobernante de turno.

84. Dotar de centros cívicos a los barrios de la ciudad donde no existan, mejorando la infraestructura general de los ya existentes.

85. Apoyar y promover la informatización de las asociaciones.

86. Instaurar la figura del mediador de barrio, ya aprobada por el Ayuntamiento, con funciones de intervención en temas menores (disciplina urbanística, destrozos en el mobiliario urbano) y consulta de los vecinos.

87. Incorporar en la página web del Ayuntamiento las actividades de las asociaciones vecinales.

88. Consensuar un plan municipal de formación integral de los dirigentes y personal de las asociaciones.

89. Financiar a las asociaciones mediante la fórmula de convenios plurianuales.

90. Elaborar el programa de fiestas con participación asociativa y con programación de actividades de calidad en todas las zonas de la ciudad.

91. Promover la incorporación de jóvenes e inmigrantes al tejido asociativo..

92. Impulsar el Consejo Social de la Ciudad con la dotación de medios adecuados para el desarrollo de sus tareas y la eliminación de cualquier cargo político en su composición.

93. Promover la presencia de la Federación Vecinal en los consejos de administración y de dirección de las empresas y fundaciones municipales
(cementerios, mercados, vivienda, autobuses, limpieza...). con carácter decisorio

94. Prever la consulta previa a las asociaciones vecinales del ámbito que corresponda en las actuaciones municipales en los barrios.

95. Fomentar y apoyar la creación de redes entre las organizaciones sociales y ciudadanas de la ciudad.

96. Elaboración de planes estratégicos de la ciudad e implantar el Presupuesto Participativo con todas las entidades ciudadanas.

97. Fomentar la participación de las entidades sociales en la gestión y planificación de equipamientos, infraestructuras y servicios de carácter público.

98. Acordar un gran pacto entre todos los grupos municipales para facilitar la participación ciudadana, a fin de que ésta sea un proceso de aprendizaje conjunto y responsabilidad compartida de todos los miembros de la corporación.

99. Elaborar un Plan Municipal de Participación donde se recojan las estrategias para fomentar la participación y al modo en cuanto al cómo, quién y cuándo participa, con la implicación de todos los sectores ciudadanos en su diseño, desarrollo y evaluación de resultados.

100. Supresión del cobro a entidades sociales por actividades sin ánimo de lucro en los espacios públicos. Supresión de la ordenanza de prevención de conductas antisociales de los artículos limitativos de derechos de las entidades sociales.