Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > La Federación > Actividades > Entrevista a María José Larena en el Diario de Valladolid

La Federación Informa

Entrevista a María José Larena en el Diario de Valladolid

Jueves 16 de febrero de 2017 · 308 lecturas · rss article rubrique


LA ESPUELA. MARÍA JOSÉ LARENA, PRESIDENTA DE LA FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES VECINALES DE VALLADOLID

«Como vecino ni Rajoy ni Iglesias, prefiero a María Teresa Fernández de la Vega»

Solo una aragonesa (Zaragoza, 1961) puede ser la encargada de estar al frente de una Federación que engloba a 22 asociaciones muy dispares. «Lo de tozudos es una marca que va con nosotros», asegura. Lleva más de 30 años en Valladolid y cuatro como presidenta de una ciudad a la que quiera «doblemente»y donde ejerce como profesora de educación para adultos, donde «nadie aprende de nadie, todos aprendemos de todos».

J.I. FERNÁNDEZ
13/02/2017

Pregunta.- ¿Son ustedes los vecinos que hacen más ruido en esta ciudad?

Respuesta.- Siempre nos han dicho que somos una federación batalladora en las calles. No nos importa. Ese es nuestro papel, hacer ruido, pero también nueces.

P.- ¿En esta federación todos viven en el bloque de la izquierda?

R.- El Movimiento vecinal es muy plural y transversal. Aquí son admitidas todas las personas, sean del color político que sean, siempre que se quiera trabajar por mejorar la ciudad.

P.- Su frase favorita es que le gusta Valladolid por todo lo que no es y puede llegar a ser. ¿Qué no es? Y ¿qué puede llegar a ser?

R.- No es una ciudad como se ha dicho de fachas. Es una ciudad abierta, con buena acogida, joven y libre. Y puede llegar a ser una ciudad más equilibrada con respecto a la repartición de presupuesto y esperemos que socialmente.

P.- La Federación lleva el nombre de Antonio Machado. El escrito decía «Aprende a dudar y acabarás dudando de tu propia duda». ¿De qué duda usted?

R.- La duda es un elemento que hace que las personas estemos vivas. Cambiaría la frase y sería «Dudo, luego existo». No tener certezas nos hace ser más abiertos. Pero ahora mismo dudo de que esta sociedad nos permita participar. De que la ciudadanía tome las riendas de la ciudad. Pero que dude no quiere decir que no lo vaya a intentar.

P.- ¿Qué quita el sueño a los vallisoletanos?

R.- A algunos el soterramiento, pero a la mayoría el desempleo.

P.- ¿Por qué se la quiere tan poco a Valladolid?

R.- Durante muchos años ha sido una ciudad denostada. Se decía que era fea, gris y de tendencia rancia. Para nada, es una ciudad magnifica, con una gran oferta cultural y un buen convivir entre vecinos.

P.- ¿En Valladolid hay vecinos de Primera y de segunda?

R.- Claramente y los vecinos de Pilarica son de Tercera. Llevan encerrados desde hace 500 días y se les dice que no será posible el soterramiento. En esta ciudad no llegan las inversiones y la oferta cultural de la misma manera.

P.- ¿La cultura es del centro de la ciudad o la suerte va por barrios?

R.- El tema cultural siempre lo hemos defendido. Queremos que la cultura se extienda. Ahora se están dando pasos como Seminci, Carnaval o el Teatro de Calle, pero son migajas todavía. Otros barrios están haciendo su oferta cultural. Por ejemplo En Junio, la Esgueva que tiene mucha implicación.

P.- Se firmó un convenio por valor de 10.000 euros nada más que entró el nuevo Ayuntamiento. ¿De bien nacidos es ser agradecidos?

R.- Durante mucho tiempo vivimos épocas muy duras. Con enfrentamientos porque se pensaban que éramos oposición. Sufrimos una asfixia económica, la subvención no llegaba a los 2.000 euros y eso para hacer un trabajo de 22 asociaciones, y poder reivindicar cosas era muy difícil. Con este nuevo equipo de Gobierno hubo un salto pero tampoco es desmesurado. En esta vida hay que ser agradecidos pero tampoco consideramos que sea un dinero que nos compre. Nos lo merecemos. No tenemos que agradecer nada.

P.- Usted seguro que lo sabe, ¿quién gobierna Puente o Saravia?

R.- (Risas). Soy de creer que existen los trabajos en equipos. Aquí en la Federación hay un trabajo de ejecutiva, todos somos necesarios. Por eso creo que gobiernan los dos.

P.- ¿Qué o quién en este Ayuntamiento no va a Alta Velocidad?

R.- Muchas de las cuestiones que se prometieron hace ya casi dos años están siendo mucho más lentas de lo que pensábamos. Ha cambiado el talante y las formas pero algunas cosas no. Por poner un ejemplo, los presupuestos participativos que nos afectan de lleno, todavía no se han puesto en marcha. Esto va como el tren burra.

P.- ¿Se acuerda cuando gritaban ¡qué carajo la vía por debajo!?

R.- Y lo seguimos diciendo pero tenemos la sensación de que nos estamos quedando solos en este movimiento. Y la verdad es que era un sueño de todos. El Ayuntamiento y el resto de organizaciones tienen que buscar soluciones.

P.- ¿Veremos antes el soterramiento en Valladolid o una alcaldesa?

R.- Antes el soterramiento, pero me encantaría una alcaldesa. Las mujeres tenemos mucho que decir. Por ejemplo, la concejala María Sánchez sería una alcaldesa perfecta.

P.- ¿Cuántas veces ha escuchado eso de «es que no hacéis nada»?

R.- Muchas. Es un trabajo voluntario y la gente desconoce lo que hacemos. Creo que la gente va a defender algo concreto en su calle o comunidad, pero una asociación tiene que trabajar algo más que los temas individuales. Si nos dice eso de «no hacéis nada» siempre decimos «únete a nosotros».

P.- ¿La sentencia de la tasa de basuras fue como ganar la Liga de Campeones?

R.- Fue una batalla muy dura, donde invertimos esfuerzo y tiempo. Era una tasa doble que pagábamos dos veces. Hicimos una campaña fuerte con pocos medios, y el entonces equipos de Gobierno desplegó toda su artillería. Pero fue un buen motivo para llegar a los vecinos y todo un logro. Demostramos que no solo sabíamos quejarnos, sino que actuábamos.

P.- Ustedes cortaron la melena al ‘León’.

R.- La verdad es que tuvimos una relación difícil. Pero siempre digo que León de la Riva es pasado y hay que mirar al futuro.

P.- A quién le gustaría tener por vecino. ¿A Rajoy o a Iglesias?

R.- (Risas). A ninguno. Me gustaría más tener por vecina a María Teresa Fernández de la Vega, que es una mujer socialista e inteligente.

P.- ¿Qué es lo que más le molesta de su vecino? ¿El taladro o las migas por la ventana?

R.- El taladro. Me gusta mucho respetar el espacio. El silencio es importante, pero creo que siempre abogo por hablar. Y hacerlo con humor, reírte de lo que te está molestando. En el movimiento vecinal hay que recuperar la alegría, pero protestar con una sonrisa.

P.- ¿Qué tal se lleva con sus vecinos?

R.- Muy bien. Ahora vivo en La Victoria y estoy encantada. Participo en lo que puedo. Tengo la suerte o desgracia de ser la presidenta de mi comunidad.

P.- ¿A qué asociación nunca pertenecería?

R.- A una que no buscara el bien común. Y tampoco a una de extrema derecha.

P.- ¿El buen vecino es el que deja el Wifi abierto?

P.- No, habría mucho que hablar de eso. Hay que respetar ese bien y luego hay que ver que en ocasiones es muy perjudicial.

P.- Dos rincones de la ciudad.

R.- En la Esgueva, el barrio donde viví muchos años, y que fue mi cuna vecinal, el Parque Patricia, que además fue una reivindicación. Y en el barrio de La Victoria, ‘la Huerta sin puerta’, un rincón mágico que animo a conocer a todo el mundo y a participar.

P.- Dígame algo bueno que hiciera León de la Riva por la ciudad.

R.- (Risas). Ehhh…me cuesta. Seguro que hubo cosas, pero ahora no soy capaz de recordar.

«Alucina vecina con el PP». La presidenta reconoce que ‘alucina vecina’ con la actitud del Partido Popular con el tema del soterramiento. «No ha hecho nada por avanzar en muchos años y ahora se ha convertido en el defensor máximo, hasta el punto de exhibir carteles en los plenos».

Entrevista publicada en el Diario de Valladolid el 13 de febrero de 2017