Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Participación ciudadana > Valladolid: Escudo de todos.

Intervención en el pleno

Valladolid: Escudo de todos.

Miércoles 4 de octubre de 2017 · 119 lecturas · rss article rubrique


INTERVENCIÓN EN EL PLENO MUNICIPAL (4 - octubre - 2017)

Punto 4.3 del Orden del Día:
b) Moción conjunta de los grupos municipales Valladolid Toma la Palabra y Sí Se Puede Valladolid para la recuperación del escudo histórico en la representación de la ciudad de Valladolid.

Buenos días, señoras concejalas, concejales y alcalde

Aun perteneciendo a la Plataforma de retirada de símbolos y nombres franquistas que intervendrá a continuación, la federación vecinal de Valladolid que represento, ha creído oportuno hacerlo además de manera individual para incidir en lo siguiente:

Desde los tiempos más remotos, los símbolos siempre fueron un apéndice de los pueblos. Las comunidades y las estirpes los crearon como señas de identidad, gozando de gran relevancia y, a su tenor y bajo su cobijo se enarbolaban, bien en celebraciones, bien cuando tocaba defender territorios, costumbres, etc.
La simbología abrigaba la idiosincrasia, personalidad y cultura… de sus representados. Y para su perpetuidad ésta se gravaba con cincel en piedra o se bordaba en tapices cuando no en banderas, pendones o estandartes.

Si bien es cierto que en los tiempos que corren quizás esos símbolos que tanto orgullecieron a los pueblos, ahora no gozan del mismo entusiasmo, no es menos cierto que la historia los evidencia y ahí están, presentes, como muestra de grandes legados.

Sirva el texto precedente como preámbulo para contextualizar sobre el escudo que desde sus inicios, antes como Villa y luego como Ciudad, viene enarbolando Valladolid.

Sus formas heráldicas tienen un origen incierto, es cierto, pero lo cierto es que desde que se tiene noticia, los elementos base que lo configuran son cinco girones (llamas sobre fondo rojo), una corona real abierta de origen medieval y un añadido posterior de bordura de gules con los ocho castillos de oro.

Y así era y así fue durante cinco siglos hasta que por obra y gracia de una desgracia por todos conocida, se le crucificó con una cruz puntada de plata y sable y orlado de laurel. Vaya cruz que nos cayó. Y no hablamos físicamente de la cruz, hablamos del decreto que la otorgó, quien la otorgó y porqué se otorgó.

Siendo así y no teniendo que ser, al socaire de la ley de la Memoria Histórica de 2007, esta Federación Vecinal entiende que es el momento de corregir tal desatino al igual que lo hizo en 1981 el Gobierno Foral de Navarra con su laureada, también concedida con los mismos argumentos por el dictador, así como recientemente y con valentía lo ha hecho nuestra Diputación. Por ello proponemos al Pleno lo siguiente:
Retirar del escudo y de la bandera de la Ciudad el añadido impuesto por la autoridad franquista, otorgado por decreto el 17 de julio de 1939, cuyo texto dice: "como recuerdo a las gestas heroicas de Valladolid en el Movimiento Nacional y homenaje a quién desplegó decisiva aportación a él en los primeros momentos de la guerra de liberación de España".

El objetivo pretendido no es otro que liberar al escudo de tan pesada y bélica carga y darle un aire nuevo que a todos los representados en él nos satisfaga y es por ello por lo que sugerimos lo siguiente:
Si en 1939 se hizo un concurso con premio de 250 pesetas para el ganador que mejor diseñara un escudo con la laureada (según manifiesta Enrique Berzal el 24 agosto 2017, en el Norte de Castilla), ahora, esta Federación Vecinal propone que, por el mismo procedimiento, se convoque otro concurso para que, respetando la anterior simbología, devuelva al escudo su primitiva configuración, sin perjuicio de que pueda añadirse un envolvente entorchado que le proporcione empaque como el que figura en el escudo de la que fuera Casa de Socorro en Valladolid.

Si no se viera necesario hacer reclamo de concurso y por simplificar, bien pudiéramos asumir uno de los que en piedra no han sucumbido en el trascurrir del tiempo.